Menú Cerrar

Las partes de un libro: te apuesto que no las conoces

partes de un libro

Las partes de un libro: tanto los amamos y tan poco los conocemos

No me queda duda de que si estás en este blog es porque eres un ávido lector, pero quizás si alguien te preguntara cuáles son las partes de un libro probablemente no sabrías qué responder.

Por lo menos, eso es lo que me pasaba a mí hasta hace no tanto y vaya que creo que los escritores deberíamos ser capaces de responder algo como esto sin mucho problema.

Si quieres conocer las distintas partes de un libro y sus características, ¡no pares de leer!

¿Qué es un libro?

Obviamente, no podemos hablar de las partes de un libro si no definimos el concepto primero.

Un libro es una obra compuesta por un conjunto de hojas de papel, pergamino o cualquier otro material que sirva para escribir, unidas por uno de sus costados y siguiendo un orden lógico que les permite componer un volumen.

A su vez, según la Unesco, los libros se caracterizan por tener al menos 49 páginas. De lo contrario, se les considera un folleto.

Los libros son unos de los tesoros más valiosos que tiene el ser humano, no solo por su poder para compartir historias, conocimiento y descubrimientos, sino también para preservarlos e inmortalizarlos.

A través de los siglos, su fabricación ha evolucionado y se ha optimizado hasta el punto que hoy ya tenemos lo que se conoce como “libros digitales” o “ebooks”, o los famosos “audiolibros”, dos conceptos que se deshacen de la definición física que te compartí antes.

Entonces, considerando los nuevos formatos de libros, podríamos decir que el libro en sí se refiere a una obra extensa que tiene como propósito compartir las ideas y/o conocimientos que tiene su autor.

¡Creo que es una definición mucho más holística hoy en día!

Partes de un libro

Ahora que has descubierto lo que es un libro (si, ya sé, tienes mucho que agradecerme), es hora de que hablemos de las partes que lo componen.

Aquí, obviamente, hablaré de los libros físicos y mencionaré tanto su composición externa como la interna. ¡Empecemos!

CUÁLES SON LAS PARTES DE UN LIBRO 🥇 - Como escribir un libro 🥇 Triunfa  con tu libro

Parte externa

La parte externa de los libros es aquella que vemos de buenas a primeras, la que se construye en la imprenta y nos ofrece el formato moderno que conocemos todos.

Aunque no todos los libros poseen cada una de las piezas que mencionaré a continuación, lo cierto es que la gran mayoría las poseen. ¡Conócelas!

Sobrecubierta o guardapolvo

La sobrecubierta o guardapolvo es un forro que cubre la portada y protege al libro. Por lo general, su diseño tiende a ir en consonancia con la portada, pero esto no es obligatorio, ya que ciertas sobrecubiertas se pueden utilizar para que el lector evite que los demás sepan qué libro está leyendo (probablemente muy útil para aquellos que leen Fifty Shades of Grey en público).

Dicho esto, no todos los libros tienen sobrecubierta y, por lo general, suele agregarse más como un esfuerzo de marketing que como una herramienta que favorece la experiencia del lector.

Solapa

La solapa es una prolongación de la sobrecubierta que va doblada hacia dentro del libro. Lo más común es que este espacio se utilice para compartir información sobre el autor o sobre la saga de la que forma parte el volumen.

Como tip, te puedo decir que la solapa también puede ser muy útil como separador de páginas.

Portada o cubierta

La portada es la cubierta del libro que presenta el título del volumen y le da al lector un primer vistazo del contenido que hallará.

Aunque se dice por ahí “no juzgues un libro por su portada”, lo cierto es que es muy importante que la cubierta del tomo sea lo más atractiva posible, de forma tal que invite a los lectores a comprar el libro y descubrir lo que tiene para ofrecer.

De la misma forma, se considera parte de la cubierta la parte trasera del libro que contiene, por lo general, una sinopsis del mismo.

Dicho de otra forma, la portada o cubierta, en realidad, está compuesta por dos tapas que cubren el contenido del libro y lo unifican.

Lomo

El lomo es la parte del libro que une las tapas que conforman la cubierta del libro.  En este lugar se suele agregar el título del libro y el nombre del autor, de forma tal que, al ser guardado en un librero, sea fácil reconocerlo.

Ceja

La ceja es la parte interior del lomo donde se adhieren las hojas que componen el volumen.

Esta parte hay que cuidarla muy bien porque, una vez que se empieza a romper, lo más probable es que el libro se desbarate al poco tiempo de uso.

Páginas de cortesía

Las guardas o páginas de cortesía son las dos primeras y las dos últimas páginas de la obra que suelen ir pegadas a las tapas que conforman la cubierta.

Estas hojas tienen un fin meramente decorativo y no tienen incidencia en el contenido del libro, por lo que se les considera una parte externa del mismo.

Contraportada

La contraportada se refiere a la página que se encuentra adyacente a la portada donde se incluye la información relacionada con la imprenta del volumen en sí (propiedad literaria, editor, fecha de la edición, etcétera).

Esta información es meramente técnica.

Parte interna

La parte interna de un libro se refiere a aquellos componentes que están directamente relacionados con el contenido del mismo, no con su fabricación.

¡Esto es lo que verdaderamente justifica (o no) tu compra!

Dedicatoria

La dedicatoria es un pequeño texto que se añade al inicio de una obra para que el autor tenga la oportunidad de dedicar su libro a alguien especial.

Es una práctica muy común en obras de todo tipo, desde novelas hasta ensayos científicos. Dicho esto, no todos los libros tienen dedicatoria ni necesitan tenerla.

Agradecimientos

Los agradecimientos, como su nombre lo sugiere, son la sección en la que el escritor aprovecha para dar gracias a las personas o instituciones que permitieron que su obra fuera publicada.

Al igual que la dedicatoria, los agradecimientos son completamente opcionales.

Índice

El índice es un resumen de la estructura del libro que le facilita al lector navegar el contenido, ya que muestra los capítulos que conforman la obra y el número de página en el cual puede encontrarlos.

Aunque es una herramienta particularmente útil para los lectores, su inclusión tampoco es obligatoria, especialmente en el caso de las novelas.

Además, el índice puede colocarse tanto al inicio como al final.

Prólogo o prefacio

El prólogo es un adelanto previo a la trama que ayuda a contextualizar al lector sobre lo que se desarrollará en el texto.

El prólogo siempre debe situarse al inicio del libro para que pueda cumplir su función con éxito.  

Capítulos

Los capítulos son las distintas divisiones del contenido que separan el desarrollo de la trama o los temas de los que habla la obra.

Los capítulos pueden venir enumerados, con nombre o con una combinación de los dos, pero su principal función es ofrecer una estructura lógica a la obra para que el lector no se pierda.

Bibliografía

La bibliografía es una lista de obras externas que fueron utilizadas por el autor para construir el libro.

Las bibliografías muy rara vez están presentes en novelas, ya que su función principal es ofrecer bases sólidas a los argumentos presentados por el autor, algo que es mucho más necesario en obras científicas o ensayos filosóficos.

Anexos o apéndices

Los anexos o apéndices contienen información complementaria que ayuda a entender cierta parte del contenido.

Algunas versiones de los libros de El Señor de los Anillos, contienen apéndices que explican los árboles genealógicos de ciertos personajes y detallan información contextual de la Tierra Media.

Colofón

El colofón es una anotación, generalmente ubicada al final del libro, donde se detallan los datos de impresión de la novela.

Epílogo

El epílogo es una recapitulación del contenido manejado. También suele usarse para cerrar ciertos elementos de la trama.

Glosario

El glosario es un anexo en el que se definen y explican ciertos términos utilizados a lo largo de la obra. Esto tiende a ser muy común en novelas que contienen algún idioma ficticio o utilizan palabras inventadas para darle realismo a la historia.

¡Y con eso acabamos! Como mencioné antes, no todos los libros deben tener estos componentes. Todo depende del propósito del texto y el gusto del autor.

Hablando de ese tema, es muy probable que también te sirva este artículo sobre los distintos tipos de textos que hay. ¡Échale un ojo!

Publicado en Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.