¿Cómo hacer una buena sinopsis?

Una de los retos más curiosos que tienen los escritores (novatos y expertos) es escribir las sinopsis de sus historias. Digo curioso porque lo lógico sería pensar que nadie sería mejor que ellos para resumir su obra en pocas palabras de una forma interesante, pero usualmente sucede todo lo contrario.

Esto se debe a que, precisamente porque conoces toda la complejidad de tu historia, resulta muy complicado escribir algo concreto sin sentir que estás dejando muchas cosas a la deriva que son cruciales para comprender de qué va la obra.

Si te has encontrado con este problema, ¡este artículo te servirá!

¿Qué es una sinopsis?

Una sinopsis es simplemente un resumen general de algo. Este concepto se pone en la práctica muy seguido con las historias en cualquier formato, ya sea una novela, una película, una obra de teatro, un videojuego, etcétera.

Una buena sinopsis permitirá que la audiencia obtenga de inmediato una buena idea de lo que la historia tiene para ofrecer, y servirá tanto para marcar expectativas como para decidir si el estilo es de su agrado.

Quizás pienses que lo mejor sería que tu sinopsis resultara atractiva para todo el mundo, pero lo cierto es que no deberías construirla con eso en mente. ¿Por qué? Bueno, porque no existe forma ni manera de que tu historia sea del agrado de todo el mundo. Vamos, incluso obras maestras como El Señor de los Anillos y Don Quijote tienen una buena cantidad de detractores que las encuentran aburridas y lentas.

De hecho, en un mundo perfecto, lo que quieres es que tu sinopsis sea atractiva para todo aquel QUE DISFRUTARÁ TU OBRA. Es decir, si tu historia contiene elementos fantásticos, personajes heroicos y fieras batallas,  tu sinopsis debería ser atractiva para todas las personas que disfrutan esas cosas.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta porque te permitirá enfocarte en solamente aquello que realmente forma parte de la estructura fundamental de tu obra.

Nota: obviamente, es posible que tu sinopsis atraiga a personas que no son precisamente fans del género de tu obra, pero eso es más un accidente que algo que puedes predecir. ¡Por eso la estrategia debe enfocarse en identificar tu público objetivo!

¿Por qué te interesa hacerla bien?

En la era moderna, el principal propósito de la sinopsis es muy sencillo: mercadotecnia.

No olvides que como escritor, también necesitas volverte bueno vendiendo; de lo contrario, es muy probable que tu carrera jamás despegue, independientemente del nivel de tus libros.

Podría decirse que la sinopsis es casi tan importante como la portada, ya que es una de las primeras cosas que un potencial comprador ve antes de decidir finalmente si lo que tienes vale su tiempo y dinero.

Quizás como artista te duela tener que construir algo específicamente con fines monetarios, pero quítate ese prejuicio lo antes posible. ¡El arte bueno vale y cuesta dinero! ¡No tiene nada de malo buscar compensación monetaria por tu talento!

Características de una buena sinopsis

Ahora que conocemos a fondo qué es una sinopsis y cuál es su importancia, deja que te comparta las características principales que tiene una buena sinopsis. ¡Aquí te van!

Resume sin spoilear

¿Alguna vez te has desesperado al ver un tráiler que spoilea toda la trama de una película? Pues, realmente eso no se separa mucho de la sinopsis de un libro que te dice de buenas a primeras algo crucial de la trama.

Recuerda que la sinopsis es “general”; es decir, es solo un vistazo superficial a lo que contiene la obra, la versión más simple de lo que esconde tu historia.

Por ejemplo, veamos la sinopsis que Cinépolis creó para Rapidos y Furiosos 9:

Dom Toretto (Vin Diesel) lleva una vida tranquila fuera de la red con Letty y su hijo, el pequeño Brian, pero saben que el peligro siempre acecha esa tranquilidad. Esta vez, esa amenaza obligará a Dom a enfrentar los pecados de su pasado si quiere salvar a los que más ama. El equipo se vuelve a reunir para impedir un complot a escala mundial, liderado por uno de los asesinos más peligrosos y mejor conductor a los que jamás se han enfrentado; un hombre que además es el hermano desaparecido de Dom, Jakob (John Cena).

Esta sinopsis nos dice justo lo suficiente para que nos sintamos intrigados, pero no revela los puntos cruciales de la trama. Nos dice que el peligro “acecha la tranquilidad” del protagonista, pero no nos dice qué peligro exactamente. No habla de los “pecados del pasado”, pero no sabemos qué clase de pecados son. Nos habla de un complot mundial, pero no nos explica en qué consiste ese complot.

Vamos, Rápidos y Furiosos no es precisamente una franquicia buena por su narrativa, pero sí por su poder mercadológico. ¡Por eso vale la pena ver cómo consiguen que la gente siga yendo al cine a verla!

Introduce la premisa

Como mencioné antes, lo que quieres lograr con tu sinopsis es atraer a las personas que disfrutarán tu historia, y la premisa es uno de los principales elementos que le permitirá a tu audiencia identificar si la obra es para ellos o no.

En parte, es por eso que las premisas demasiado extrañas no se vuelven populares, independientemente de la calidad del producto final, aunque ese realmente no es el punto que estoy tratando de hacer.

Lo que quiero de decir es que procures que tu premisa esté presente en la sinopsis, que sea algo relativamente fácil de identificar y que aparezca de la forma más atractiva posible.

Veamos como ejemplo la sinopsis de Cruella:

La ganadora del Oscar® Emma Stone (La La Land) protagoniza CRUELLA de Disney, un nuevo largometraje de acción real que retrata los primeros días rebeldes de una de las villanas más notorias del cine y de la moda, la legendaria Cruella de Vil. Ambientada en los años 70 en Londres y en medio de la revolución del punk rock, CRUELLA sigue a una joven estafadora llamada Estella, una chica inteligente y creativa decidida a hacerse un lugar en la moda con sus diseños de ropa. Cuando se hace amiga de un par de jóvenes ladrones que aprecian su apetito por las travesuras, juntos logran construir una vida en las calles de Londres. Un día, el talento de Estella llama la atención de la Baronesa von Hellman, la aterradoramente elegante y sofisticada leyenda de la moda interpretada por la dos veces ganadora del Oscar® Emma Thompson (La mansión Howard, Sensatez y Sentimiento). Pero su relación pone en marcha un curso de eventos y revelaciones que harán que Estella abrace su lado perverso y se convierta en la disonante, vanguardista y ávida de venganza Cruella.

La premisa de la historia está aquí: CRUELLA sigue a una joven estafadora llamada Estella, una chica inteligente y creativa decidida a hacerse un lugar en la moda con sus diseños de ropa. Ahí, tú cómo audiencia ya puedes darte una buena idea de si esta historia es para ti o no.

El resto de la información da contexto, por supuesto, pero la premisa es uno de los principales elementos que se menciona porque resulta el gancho más efectivo para el público objetivo.

Busca producir intriga e interés

Si vuelves a leer los ejemplos de sinopsis que coloqué antes, rápidamente te darás cuenta de constantemente se hacen alusiones a eventos interesantes sin dar mucho detalle. Se dicen cosas como “peligro inminente”, “amenaza”, “curso de eventos y revelaciones”, “travesuras”, etcétera.

Este lenguaje hace que tengamos la impresión de que suceden muchas cosas en la obra; eventos interesantes y únicos que nos darán una experiencia única una vez que nos adentremos en la historia.

Esto es un truco mercadológico para producir intriga en interés en la audiencia. ¡Asegúrate de replicarlo!

¡Y con eso acabamos! Ojalá este artículo te haya servido para construir una sinopsis genial. ¡Compártela en los comentarios para ver cuántos lectores se sienten atraídos por ella! ¡La retroalimentación es crucial para dar con la tecla correcta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.