Menú Cerrar

El realismo mágico: ¿en qué consiste exactamente?

realismo magico

El realismo mágico: ¿en qué consiste y por qué es tan famoso?

Si eres un escritor latino que está un poco cansado que siempre le hablen de escritores europeos y norteamericanos, y te empiezas a preguntar qué tiene de especial la literatura latinoamericana, sin duda necesitas empezar a familiarizarte más con el realismo mágico.

Este es uno de los movimientos literarios predominantes en nuestra región y uno de los más interesantes y particulares del mundo.

En este artículo vamos a hablar un poco sobre la historia de este tipo de literatura, sus exponentes más importantes, así como de las características que lo definen.

Si te interesa, ¡no pares de leer!

¿Qué es el realismo mágico?

El realismo mágico es un movimiento artístico que apareció a mediados del siglo XX y se caracterizó por su enfoque estilístico y la manera particular en que presentaba elementos extraños, fantásticos e irreales como si fueran algo cotidiano.

Aunque el término nació en Alemania gracias al crítico de arte, Franz Roh; como movimiento, el realismo mágico se desarrolló a lo largo de las décadas de los 60s y 70s debido en buena parte al conflicto que existía en ese momento en América Latina: la interacción entre la modernidad tecnológica y el contexto supersticioso y rural de las naciones latinas.

Uno de los primeros autores en hablar sobre el realismo mágico y su lugar en la literatura hispanoamericana fue Arturo Uslar Pietri, un escritor y ensayista venezolano que es considerado por muchos como el padre del realismo mágico junto a Juan Rulfo y Miguel Ángel Asturias.

Uslar explicaba que lo que hacía particular a los cuentos venezolanos era la insistencia en presentar al hombre como un misterio a pesar de que se encontrara en medio de “datos realistas”. En pocas palabras, el realismo mágico buscaba siempre resaltar que lo más extraño y maravilloso de la existencia es el ser humano en sí, poniéndolo como enfoque incluso en contextos fantásticos e irreales.

Otro de los grandes exponentes de este movimiento fue Gabriel García Márquez con su obra maestra Cien años de soledad, por muchos considerada como la novela de realismo mágico más importante que existe.

Características del realismo mágico

El realismo mágico se caracteriza por tener varias de las siguientes características:

  • Un “narrador impasible”, ya que la voz que cuenta la historia narra sucesos fantásticos como si se tratara de cosas mundanas, sin reparar en lo extraño o particular del asunto.
  • De la misma forma, los personajes reaccionan de forma similar a los eventos fantásticos. Se toman con total normalidad lo que les ocurre.
  • La percepción de la realidad está íntimamente atada a las sensaciones de los personajes.
  • Los paisajes rurales y la naturaleza se utilizan para reforzar las emociones de los personajes.
  • La fantasía carece de explicación y su naturaleza se explica poco o nada.
  • Los hechos reales tienen una connotación fantástica.
  • Muchas referencias socio-culturales e históricas a la región latina del autor.

Una obra de realismo mágico no necesita tener todas estas características, pero por lo general suelen tener varias de ellas.

3 novelas para introducirte en el realismo mágico

Si te llamó la atención el realismo mágico y quieres conocer más sobre él, nada mejor que ponerte a leer algunos de los mejores libros que el movimiento puede ofrecerte.

¡Aquí te compartiré 3 de ellos!

Las lanzas coloradas (1931) – Arturo Uslar Pietri

Como mencioné antes, Arturo Uslar Pietri es considerado por muchos como el padre del movimiento, en buena parte porque es gracias a su ensayo Letras y hombres de Venezuela que se le dio su nombre de “realismo mágico”.

Por supuesto, esta es solo la mitad de la historia, porque lo cierto es que Uslar escribió una de las mejores novelas del movimiento casi 30 años de que empezara oficialmente: Las lanzas coloradas.

Este libro narra la historia de la independencia de Venezuela, específicamente cuando la región del llano fue atacada por el general José Tomás Boves.

Según el afamado escritor Mario Vargas Llosa, este libro “abrió la puerta para lo que sería luego el reconocimiento de la novela latinoamericana en todo el mundo”. Si no me crees a mí, ¡seguro que le creerás a Vargas Llosa!

Pedro Páramo (1955) – Juan Rulfo

Pedro Páramo es un libro absolutamente espectacular, no solo como referente del realismo mágico, sino de la literatura en español en general.

De hecho, este libro es considerado como una de las 100 mejores novelas escritas en español durante el siglo XX y es, en buena parte, responsable del alza de la literatura latinoamericana en el mundo.

La historia de este libro toma lugar en medio de la Guerra Cristera en México, durante la cual un hombre llamado Juan Preciado viaja al pueblo de Comala en busca de su padre, Pedro Páramo, un sujeto con una historia fascinante y terrible que la novela también nos cuenta.

Es una lectura atrapante que te recomiendo sin miramientos. ¡Échale un ojo!

Cien años de soledad (1967) – Gabriel García Márquez

Estoy seguro que el nombre de Gabriel García Márquez te resulta más que familiar, y lo cierto es que existe buena razón para ello; después de todo, estamos hablando de uno de los escritores latinoamericanos más importantes que existen.

Su libro de Cien años de soledad se convirtió en un clásico de forma casi instantánea y lo llevó a ganarse un Premio Nobel de Literatura, ¡por si fuera poco!

Cien años de soledad nos cuenta la historia de la familia Buendía y las ocurrencias que los persiguen después de vivir por generaciones en el pueblo ficticio de Macondo.

La novela está llena de escenas bizarras, pero precisamente por eso es uno de los exponentes más importantes del realismo mágico: a la hora de narrarlas, las hace ver como lo más normal del mundo.

Es una historia extremadamente compleja e interesante que sin duda está en el top 3 de los mejores libros jamás escritos por un autor latino.

¡Y con eso llegamos al final! Espero que este contenido te haya inspirado a leer algunos libros del realismo mágico. Si fue así, o no, ¡asegúrate de darme tu opinión en los comentarios!

Publicado en Escribir,Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.