Avengers: Endgame: ¿qué necesita tener la película para ser genial?

Como cualquier ser humano sobre la faz de la tierra, estoy brutalmente emocionado por Avengers: Endgame.

El MCU lleva casi 10 años y en ese tiempo no ha dejado a nadie indiferente, desde ávidos críticos hasta personas que solo van al cine para ver cuál es el nuevo superhéroe de cómic que tendrán la oportunidad de admirar.

Pero lo más importante es que, durante ese tiempo, los escritores han cocinado a fuego lento algo que promete ser la odisea más grande que la historia del cine ha visto. Si esa simple idea no te llena de emoción, ¡no sé qué decirte!

Por supuesto, el tema está en que nada garantiza el éxito de la última película de los Avengers. Bueno, cuando digo eso no me refiero al éxito en taquillas (es obvio que se convertirá en la película más taquillera de la historia o al menos llegará al top 3), sino al éxito cinematográfico, al artístico, el que, al final del día, es el que nos importa a todos, incluso aquellos que no se ponen a analizar estas películas como nerds.

Después de todo, no hay nada que los fanáticos del MCU deseemos más que ver que todos los críticos dan puntajes altísimos a la película y que después de 20 años seamos capaces de volverla a ver sin que podamos reprocharle nada (algo así como cuando vuelves a ver la trilogía del Señor de los Anillos y te das cuenta que envejece como un buen vino).

Hace poco hice un análisis sobre la película de Captain Marvel tratando de descubrir qué fue lo que le faltó para ser genial y por eso me gustaría analizar qué es lo que necesita Avengers: Endgame para llegar a un status legendario.

Cabe destacar que, a día de hoy, no he visto la película. Después de todo, apenas se va a estrenar en México y me fue imposible conseguir entradas. Si bien eso me entristece, por lo menos significa que nada en este artículo será un spoiler.

¡Lee sin preocupaciones!

El énfasis tiene que estar en los Avengers originales

La Capitana Marvel puede ser un personaje prometedor, pero de ninguna forma le llega a los talones a los personajes que ya están más que establecidos en el universo de Marvel.

Si bien entiendo que la capitana representa la nueva generación de Avengers que vendrá después, los escritores cometerían un error gravísimo si primero no le dan la oportunidad a los vengadores originales de cerrar sus arcos como es debido.

El viaje de todos ellos, especialmente el de Iron Man, Capitán América y Thor, es sin duda increíble, pero no está concluido:

Tony Stank, digo, Stark, tiene que superar sus traumas paternales, esos que le han hecho un cínico de manera superficial, pero una persona con un ego sumamente frágil en su interior. Creo que la mejor forma de simbolizar esto sería por medio de hacer que Tony asuma la responsabilidad de ser papá, como se nos dijo implícitamente en Infinity War .

Capitán América aún tiene que encontrar su lugar en el mundo, decidir definitivamente qué está dispuesto a sacrificar por sus ideales. Recuerda que en sus películas anteriores el tema de Steve siempre ha sido que no quiere sacrificar nada que considera valioso, y el problema es que su vida no está en esa lista.

Thor tiene que descubrir una razón por la que vivir. Thor tiene, quizás, la historia más trágica de los Avengers. Su historia se trata de la pérdida y por eso su final tiene que ser él encontrando una razón para seguir (de hecho, él es el más parecido a Thanos, por lo que creo que tiene que ser él quien más destaque en la pelea final).

La historia debe cerrar el arco de Thanos

endgame, Avengers: Endgame: ¿qué necesita tener la película para ser genial?

Thanos es, sin lugar a dudas, el villano mejor desarrollado del universo cinemático de Marvel. Independientemente de lo que pienses de sus motivos (que sí, es cierto, son un poco tontos para cualquiera que tenga conocimientos básicos de economía), lo cierto es que su lucha no deja de ser interesante para la audiencia.

De hecho, Thanos es quizás uno de los pocos villanos de estas películas que se podría decir que tienen una brújula moral; rota, pero la tiene al final del día. No es por nada que existe el meme de “Thanos no hizo nada malo”: para muchos es posible identificarse con su causa.

Ahora, el problema es el siguiente: Thanos es el malo y lo que hizo estuvo mal (digo, si matar trillones de seres de manera aleatoria en un instante no se te hace objetivamente malo, honestamente no sé que decirte). Por lo tanto, su arco no fue completado en Infinity War.

Los villanos más profundos siempre tienen que enfrentarse a las consecuencias de sus planes, darse cuenta que están mal… y de todas formas mantenerse firmes.

La victoria de Thanos, si bien fue impactante, no le enseñó nada a su personaje ni le hizo crecer. Sin embargo, las consecuencias del evento pueden ayudar a darle todavía más forma a su personaje.

Es decir, lo interesante de Thanos es que lo que él está haciendo no es por el bien del universo, sino que es un gesto egoísta que lo que busca es vengarse de la realidad por el sufrimiento que le causó a él y su civilización.

Lo interesante de este conflicto es que es completamente inútil, y Thanos tendrá que descubrir por las malas que incluso haber tenido éxito no le traerá paz. Por supuesto, este descubrimiento, mas que calmarlo, tiene que llenarlo de odio todavía más, pero de un odio más profundo, un odio más centrado en la impotencia y la inevitabilidad.

Esto lograría que Thanos fuera descomunalmente complejo e interesante. En fin, le permitiría convertirse en el villano que esta odisea merece.

El mundo de Marvel debe expandirse todavía más

endgame, Avengers: Endgame: ¿qué necesita tener la película para ser genial?

Algo que ha hecho muy bien el MCU al construir película con película el camino que llevaría a esta gran entrega, es que ha sabido darnos la sensación de que estamos explorando la cúspide de lo que el universo de Marvel nos puede ofrecer.

Seguramente recordarás que en muchas de las películas anteriores se menciona a Thanos y que, hasta ahora, nunca hemos visto a un villano que se acerque a él en poder (bueno, quizás Dormammu, pero no lo contaré). Esto ha hecho que tengamos la sensación de que Thanos es el jefe final, el obstáculo más grande que pueden enfrentar nuestros héroes.

Eso estaría muy bien si la intención de Disney fuera acabar el MCU con Endgame, pero está clarísimo que ese no será el caso.

Por lo tanto, Endgame también tiene la tarea de abrirnos las puertas a un mundo más grande. De alguna forma, nos tiene que dar pistas de que Thanos no es el final, sino que hay muchas otras aventuras que podemos vivir en este vasto universo.

Una de las mejores formas de hacerlo sería por medio de incluir algún elemento que expanda el universo, algo así como el ser cósmico Galactus. Si además pueden atar este elemento con alguno de los nuevos Avengers… wow…

El punto es que debemos tener una indicación de a dónde seguirá el universo de Marvel después de este gran enfrentamiento. ¡Tienen que empezar a construirlo desde ahora!

¡Y listo! Si la película incluye estos elementos, creo que será muy difícil que salgamos disgustados del cine.

¡Pero esa es mi opinión! ¡Dime lo que tú piensas en los comentarios!

One Reply to “Avengers: Endgame: ¿qué necesita tener la película para ser genial?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.