La importancia de los libros de fantasía en nuestra sociedad

Entiendo perfectamente que haya personas por ahí que no disfruten los libros de fantasía, después de todo, de gustos no está nada escrito y por algo tenemos tantos géneros de literatura que son exitosos a su manera y en su nicho.

Sin embargo, algo que nunca me ha entrado por la cabeza, es el argumento de que las historias de fantasía no sirven de nada, que son una pérdida de tiempo para niños y adolescentes.

Seguramente te has topado con alguien que piensa algo similar, no me cabe la menor duda, especialmente si eres el tipo de fanático que es bastante vocal cuando se trata de hablar sobre algo que le gusta; pero, me atrevería a agregar, que probablemente no supiste cómo responder.

No te culpo, créeme. No es fácil explicar por qué los libros de fantasía no son una pérdida de tiempo, pero te puedo asegurar que no lo son. De hecho, en este artículo me dedicaré exclusivamente a eso: a demostrar que los libros de fantasía cumplen un rol vital en nuestra sociedad.

El bufón es el precursor del salvador

importancia de los libros de fantasía, La importancia de los libros de fantasía en nuestra sociedad
“Esas es una gran idea. Debería intentarla alguna vez”.

Esta idea quizás te suene un poco extraña, pero es más básica de lo que crees. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los comediantes que hacen stand-up suelen hacer chistes que rayan en lo que es socialmente aceptable y aún así cautivan a miles de personas?

Pues, en parte, se debe a que los comediantes, es decir, los bufones, tienen una forma muy particular de soltarnos realidades en la cara (realidades con las que quizá no estamos muy a gusto) sin que nos sintamos aludidos o, mejor todavía, las veamos desde otro punto de vista.

Aunque si bien es cierto que no es lo mismo una novela fantástica que un show de stand-up, ambas cumplen un rol similar: nos ayudan a crear representaciones de ideas demasiado complejas o abstractas para poder ser dialogadas abiertamente.

Por ejemplo, en el caso del racismo es muy difícil hablar de eso sin que alguien se sienta ofendido. Muchas veces ni siquiera sabes por dónde empezar, y es todavía peor si tienes la desgracia de formar parte de la raza cuyos antepasados hicieron cosas horribles.

Si eres un escritor que se preocupa por el tema, quizás no sepas cómo explicarle a las personas tus ideas, pero tal vez puedas contar una historia que les haga entender más fácilmente lo que piensas.

Algo así es lo que hace Tolkien cuando pone a elfos y enanos a trabajar juntos en sus libros cuando él mismo ha creado miles de razones históricas por las que estas razas se deberían odiar sin tregua.

¿Por qué Tolkien habría de crear esos conflictos entre las razas? Pues, porque su mensaje es “a pesar de nuestro pasado, tenemos que trabajar juntos para construir el futuro”.

Por supuesto, no estoy diciendo que el Señor de los Anillos es una crítica al racismo, pero contiene ideas que hasta un niño puede entender al respecto. ¡Transmite 20 historias similares y obtendrás una generación que entiende la idea por completo!

El mundo no es solo lo que vemos

importancia de los libros de fantasía, La importancia de los libros de fantasía en nuestra sociedad

Hay que ser muy cínico para pretender que la vida es solo una combinación de números invisibles y reglas físicas sin ningún tipo de propósito final.

Sabes de qué hablo. Me refiero a esas ideas de que el amor es simplemente un montón de reacciones químicas, que la empatía es una construcción evolutiva, que tu personalidad es el resultado de una conspiración social, etcétera.

Todo eso es una burda simplificación de la vida, el producto de una visión inmadura, cínica y parcial de lo que conforma la experiencia humana.

Claro, puedes creer que el amor es una ilusión, una gigantesca cantidad de químicos haciendo de las suyas, pero espérate a que veas sufrir a alguien que amas. Créeme que en ese momento no importará lo que digan los libros de biología o las enciclopedias sociológicas: si alguien te ofreciera cambiar de lugar con la persona que amas para evitarle un segundo de dolor, lo harías.

Es imposible mantener una posición materialista por mucho tiempo. Aunque puedas negar tu alegría, las bendiciones que has tenido y el cariño que te rodea; tarde que temprano vendrá una desgracia que te tumbará, y tu propio dolor es algo que no puedes negar, por mucho que la lógica y la razón te pidan lo contrario.

Un sociedad que olvida esto es una sociedad muerta, inhumana, y son justamente los libros de fantasía los que nos permiten redescubrir constantemente que lo que vemos con los ojos y lo que nuestra razón puede explicar es solo una parte de la realidad.

La otra parte, la que no podemos tocar ni subir a Instagram, existe y nos da significado, algo por lo que luchar.

Quizás puedas sentir que estoy exagerando, pero, aunque no lo creas, dentro de ti estás de acuerdo conmigo. Después de todo, ¿por qué ves películas? ¿Por qué lees libros? ¿Por qué juegas videojuegos?

Todo lo que sucede ahí es “falso” y lo sabes. No es una nota periodística ni sigue las reglas de la lógica y la física; pero ahí te tiene hipnotizado por horas.

¡Eso es porque lo que ves es “real” de una forma distinta! ¡Es una representación de la realidad, pero sin esos pasos extra como dormir 8 horas e ir al baño!

Por eso es que esas historias te conmueven, te hacen reír, te hacen llorar, te ponen a reflexionar y causan toda clase de emociones en tu cuerpo.

No lo malentiendas: las reacciones químicas en tu cuerpo no producen el amor, sino que el amor produce reacciones químicas en tu cuerpo para ayudarte a lidiar con él. ¡Tú evolucionaste para poder entrar en contacto con ese aspecto de la realidad!

Si no expandimos nuestra mente, no progresamos

importancia de los libros de fantasía, La importancia de los libros de fantasía en nuestra sociedad

La mente humana no está hecha para la lógica y el sentido común, esto es algo irrefutable para cualquiera que haya dedicado 5 minutos a mirarse con honestidad dentro de sí mismo.

No son las cosas lógicas y funcionales las que te atraen, sino la idea de agregar orden en un lugar caótico que no tiene ni pies ni cabeza. En pocas palabras, todos los seres humanos necesitan que exista aunque sea algo de caos o, de lo contrario, ¡se vuelven locos!

Una de las razones por las que jamás seremos capaces de crear una utopía en la tierra es por esta realidad: si crearas un mundo perfecto, donde todos fuéramos felices y comiéramos perdices, eventualmente tendríamos que generar algún conflicto para no aburrirnos.

Quizás este pensamiento te parezca pesimista, pero no lo es. ¿Alguna vez has pasado horas, semanas o incluso meses tratando de solucionar un problema difícil? ¿Qué sentiste cuando lo solucionaste? ¡Alegría y orgullo! Pues eso, es propósito. Lo que sucedió fue que, por un tiempo, ¡le diste sentido a tu vida!

De eso se trata la lucha del ser humano: conseguir un problema difícil y pasar el resto de su vida tratando de arreglarlo. Por lo tanto, si no hay problemas, no hay motivación, no hay propósito, no hay razón para seguir.

Lamentablemente, la vida puede ser tan opresiva que es imposible no desear de vez en cuando que esto no fuera el caso, que las cosas salieran siempre como quisiéramos, y es ahí donde entran las historias de fantasía.

¿Sabes por qué cuando lees, ves o escuchas una historia sientes que escapas del mundo? Pues, eso se debe a que tu mente es libre de vagar por otros mundos, de librarse del yugo de la mortalidad y limitaciones terrestres para expandirse hacia nuevos e impensados horizontes.

Por supuesto, podrías decir que esto lo provocan todas las buenas novelas y tendrías razón, pero nadie empuja los límites de tu imaginación como los libros de fantasía porque ellos no tienen que seguir ninguna regla que no quieran seguir.

Literalmente, ¡están diseñados para abrir nuestra mente a infinitas posibilidades!

Es imposible saber cuántas invenciones fueron producidas gracias a las historias de ciencia ficción; cuántas virtudes se construyeron gracias a la simpleza de los cuentos de hadas; y cuántos niños y niñas se convirtieron en grandes hombres y mujeres bajo la influencia de valientes y conmovedoras novelas sobre mundos muy distintos al nuestro.

Aún así, tengo la percepción de que la cantidad es mucho más grande de lo que el más optimista de nosotros se atrevería a sugerir.

Si te gustó el artículo, te invito a que te suscribas a mi newsletter para que te mantengas al tanto de próximas publicaciones y otras noticias. ¡Te gustará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.