Menú Cerrar

6 tips para construir una historia entretenida

market 303

6 tips para construir una historia entretenida

Una de las mayores preocupaciones que tenemos todos los escritores, está relacionada con cómo construir una historia entretenida; después de todo, nadie quiere crear una obra que ningún lector disfrute experimentar.

Por supuesto, existen muchos factores subjetivos que determinan qué tan divertida es una narrativa, pero también hay varios tips que puedes seguir para aumentar las probabilidades de que tu audiencia se enamore de lo que escribiste.

En este artículo te compartiré 6 consejos que te ayudarán a crear una historia entretenida que no sacrifique en el proceso su calidad narrativa. ¡Sigue leyendo y conócelos!

1. Presta atención al ritmo narrativo

El ritmo narrativo es probablemente el elemento más importante cuando hablamos de qué tan entretenida es una historia.

Para aquello que no lo sepan, el ritmo narrativo es la velocidad a la que se mueve una historia; algo así como la frecuencia a la que se introducen elementos importantes para la historia como personajes, conflictos de la trama, arcos de personaje, construcción de mundo, desarrollo de sistema mágico, etcétera.

Un ritmo narrativo demasiado lento hará que una historia se vuelve aburrida y desenganche a la audiencia, mientras que una demasiado rápida confundirá a los lectores/espectadores y les impedirá apreciar y disfrutar los componentes de la narrativa.

Lamentablemente, no hay una fórmula mágica que aplique para todas las historias, sino que es parte del trabajo de los escritores encontrar la mejor forma de manejarlo específicamente en su obra.

Dicho esto, si quieres aprender más sobre el tema, te recomiendo este artículo que te ayudará a identificar con mayor facilidad el ritmo narrativo ideal para tu historia:

El ritmo narrativo: ¿cómo puedes asegurarte que tu historia tiene buen pacing?

2. Introduce escenas con conflictos relevantes

Este concepto también se une al del ritmo narrativo, pero lo separo precisamente por lo importante que es. Cada escena que incluyes en tu historia debería, como regla, contener un conflicto relevante para la historia.

Esto es incluye desde escenas con batallas épicas y complejas hasta discusiones personales entre los personajes que exponen la complejidad de su relación, así como las fallas centrales que están trabajando en su arco.

Lo que entretiene a la audiencia es justamente meterse de lleno en esos conflictos e identificarse con los personajes que los viven. Eso lo que significa es que debes asegurarte que todas tus escenas utilizan el conflicto y lo desarrollan a medida que la trama avanza; de esa forma tendrás una historia que tiene a la audiencia la borde del asiento o diciendo al final de cada página “¡no necesito dormir! ¡Necesito respuestas!”.

3. Crea un protagonista activo

El protagonista es el personaje con el que la audiencia pasa la mayor cantidad de tiempo, y justamente por eso es un gran problema convertirlo en alguien pasivo, alguien a quien “le pasan cosas” en lugar de alguien que “hace que pasen cosas”.

Los protagonistas activos invitan a la audiencia a estar activa también, a sopesar junto al personaje las opciones que tiene y pensar en las consecuencias que pueden traer. Este proceso les ayudará a olvidarse que están viendo una historia y experimentar los sucesos de la trama casi como si ellos mismos los estuvieran viviendo.

4. Crea un villano complejo

A todos nos gustan los villanos complejos hasta el punto que es muy probable que estos te hayan dejado una marca más grande que la que hizo el protagonista de la historia. Es por algo que sujetos como Joker son tan reconocidos por las audiencias.

Esto se debe a que un buen villano con motivaciones complejas ayuda a retar la filosofía del protagonista, haciendo que la audiencia piense sobre un tema particular desde distintas perspectivas que, quizá, nunca antes había considerado.

Si quieres aprender a construir villanos complejos, este artículo te ayudará:

¿Cómo construir un villano complejo?

5. Dales una identidad a tus personajes

No hay nada más aburrido que una historia con personajes planos y clichés, esos que sentimos que hemos presenciado mil veces en otras historias igual de superficiales.

Las historias que realmente se quedan contigo son aquellas que tienen personajes llenos de personalidad que les da una identidad única y fresca. Esto no significa que no caigan en ciertas categorías reconocibles (después de todo, las buenas historias también aprovechan al máximo los arquetipos narrativos), pero sí les permitirá que, aunque formen parte de esas categorías, se sigan sintiendo únicos y especiales.

Por ejemplo, Han Solo y Jack Sparrow son personajes que tienen más similitudes narrativas de las que crees (son “criminales con un corazón de oro” y antihéroes, por ejemplo), pero nadie diría que son el “mismo personaje”. La personalidad que tiene cada uno sale a relucir y les hace sentirse reales a su propia manera.

Tienen motivaciones propias, una filosofía de vida única y una forma particular de responder a los obstáculos que enfrentan. Eso les da una identidad clara que le permite a la audiencia identificarse con ellos y meterse de lleno en su historia.

6. Dale una identidad a tu mundo

¿Alguna vez has visto una película o leído un libro y sentido que tiene una “vibra” pegajosa? Bueno, si es así, entonces has experimentado una narrativa que contenía un mundo con mucha personalidad.

Muy seguido me topo con la falsa perspectiva de que la construcción de mundo solo es importante en historias de fantasía que necesitan establecer los elementos mágicos del contexto narrativo, lo cual es una idea dañina para los escritores.

En realidad, todas las historias necesitan aunque sea un poco de construcción de mundo, ya que el contexto que habitan los personajes siempre debe estar dotado de particularidades e idiosincrasia.

Por ejemplo, una historia como Baby Driver, que no tiene ningún elemento fantástico, de todas formas hace una labor genial a la hora de darle identidad a su mundo. Aquí, los criminales son temibles y complejos, los robos están cargados de adrenalina y la inocencia se castiga; pero también los sueños sublimes florecen de todas formas. Las personas son entretenidas, dramáticas y apasionadas, y todo tiene un costo.

Esto también es construcción de mundo, ¡y debes asegurarte de recordarlo si quieres que tu historia sea entretenida! ¡Y ya llegamos al final del artículo! Si te gustó este contenido, ¡considera suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.