¿Cómo construir un sistema mágico?

Un sistema mágico, en muchas ocasiones, es lo que termina logrando que una historia fantástica se sienta distinta a otra, y parte de la creatividad que rodea a un autor pasa por ser capaz de diseñar algo único y especial que cree el balance de su universo imaginario.

Por supuesto, este es uno de esos elementos que es fácil de entender, pero difícil de construir, porque hay muchas cosas que necesitas tomar en cuenta.

Si quieres descubrir cada una de ellas, ¡lee este artículo hasta el final!

¿Qué es un sistema mágico?

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Antes de continuar, lo mejor es que definamos qué es exactamente un sistema mágico puesto que pueden existir alguna confusión en cuanto a la terminología.

Un sistema mágico se refiere a las reglas de los elementos ficticios que tienen algún tipo de impacto en la historia. Es decir, cuando hablamos de “sistema mágico” no nos referimos exclusivamente a varitas y encantamientos, sino que también hablamos de robots gigantes y viajes interestelares.

Prácticamente, todo elemento que no exista en la realidad necesita tener su propio sistema de reglas que ayude al lector a entender lo que es posible y lo que no, de lo contrario, la narrativa carecerá de emoción y se sentirá falsa e inconexa.

Tipos de sistemas mágicos

En general, solamente existen dos tipos de sistemas mágicos, y esos son los que te compartiré aquí.

Sistema Soft

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Este se refiere a un sistema en el que la magia o el elemento fantástico está poco explicado, tiene mucho misterio y un aura majestuosa. La idea no es que el lector lo comprenda por completo, sino que tenga una idea general de lo que es posible y lo que no.

Este sistema es ideal para historias que no quieren meterse de lleno en elementos fantásticos, pero quieren hacer uso de ellos de todas formas.

Algunas historias famosas con este estilo de sistema mágico son:

El Señor de los Anillos.

Game of Thrones.

The Walking Dead.

Sistema Hard

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Como te podrás imaginar, el sistema Hard es lo contrario al Soft. En este caso, el sistema mágico está bastante definido y forma una parte crucial de la trama, exigiendo a los personajes que lo dominen para adquirir poder en el mundo en el que habitan.

Estos sistemas suelen ser complejos, pero eso no significa que deban serlo. Lo que sí deben ser es CONGRUENTES. Esa es la parte clave aquí, porque lo que le da realismo a un sistema Hard es lo bien estructurado que está. Si hay errores o huecos argumentales, se desmoronará por completo.

Algunas historias muy conocidas que se han beneficiado de este sistema son:

Full Metal Alchemist.

Harry Potter.

Hunter x Hunter.

Dato aparte

Si bien es importante entender la naturaleza del sistema mágico que usarás en tu historia, realmente no hay muchas diferencias en cuanto a los elementos que los construyen.

La diferencia entre uno y otro realmente radica en la relevancia que tienen en la historia y el grado de profundidad que es necesario darle para que fortalezca la trama en lugar de llenarla de conveniencias narrativas.

Pasos para construirlo

Bien, ahora es momento de que hablemos un poco sobre los elementos que necesitas tener para que tu sistema mágico realmente esté bien construido. Tu imaginación es el límite, pero asegúrate de meter cada uno de estos puntos de una u otra forma.

Establecer su naturaleza/lógica

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Un sistema mágico necesita una base, y esa siempre parte de la naturaleza que tiene. ¿Por qué? Pues, porque es lo que le permite al lector generar ciertas expectativas de lo que puede encontrar o no.

Por ejemplo, si en el Señor de los Anillos apareciera un sujeto que puede convertirse en una galleta y crear soldados de bizcocho para pelear, seguramente nos parecería ilógico y ridículo, pero en una historia como One Piece, esto es lo más normal del mundo.

La razón es que, desde el inicio, en El Señor de los Anillos se planteó que los elementos fantásticos del mundo están sujetos a una especie de magia antigua, a la que es difícil acceder. Los poderes son más sutiles y los que los tienen realmente no pueden producir grandes cambios en el mundo con ellos.

En cambio, en One Piece todo el sistema mágico gira en torno a las cualidades extrañas de las Frutas del Diablo, que dan toda clase de habilidades extrañas a cambio de robarle al usuario la capacidad de nadar en el mar.

Lo mismo sucede si quieres hacer una historia de ciencia ficción o una de fantasmas. Necesitas que tu lector entienda qué clase de expectativas debe crear alrededor del sistema mágico para que empiece a creérselo.

Establecer los límites o reglas

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Ahora, una trampa en la que podemos caer fácilmente es creer que mientras menos límites tenga nuestro sistema mágico, mejor es; y eso no es el caso para nada.

Puede suceder que las reglas que pusiste sean tan flexibles que te permitan hacer muchas cosas, pero de todas maneras deben existir ciertas reglas que le den una idea al lector de lo que es posible y lo que no.

Esto es importantísimo, porque si la historia no deja esto claro, es imposible para tu audiencia sentir emociones fuertes, ya que realmente no es capaz de entender en qué clase de peligro se encuentran los personajes.

En una historia como Full Metal Alchemist, sabemos que, para hacer alquimia, nuestros personajes principales necesitan al menos juntar las palmas de las manos, por lo que si uno de ellos pierde un brazo o lo tiene inmovilizado, estamos conscientes de la precaria situación en la que está, porque no se puede defender.

Por supuesto, poner reglas no significa que no las puedas romper de vez en cuando. De hecho, los buenos sistemas mágicos siempre tienen “excepciones” que le añaden idiosincrasia y emoción al relato, pero siempre debes asegurarte de que esas incongruencias se resuelvan para que no haya huecos argumentales.

Es decir, si tu personaje es el único en el mundo que puede utilizar un tipo de hechizo particular, necesitas explicar por qué él sí y los demás no. Digamos que no es que él esté rompiendo las reglas, sino que está expandiendo los aspectos sutiles que eran desconocidos hasta el momento.

Por cierto, si estás trabajando en una saga, no caigas en la tentación de dejar para la secuela la explicación de una incongruencia del sistema mágico para el segundo libro que sea clave para la historia del primero.

Se vale dejar cosas de subtramas para explorarlas después, pero si es parte de la trama central, necesitas por lo menos otorgar una respuesta parcial.

Establecer la escala de poder

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

La otra cuestión de un sistema mágico es que es importante entender la relevancia que tiene en la escala de poder del mundo y lo que significa ser diestro en él.

Dicho de otra forma, ¿por qué vale la pena que tus personajes lo entiendan o lo dominen? ¿Por qué es distinto Legolas de alguien como Galadriel? ¿En qué se diferencia Goku de Krillin? Si los fuéramos a poner en una escala de importancia y jerarquía en el mundo que habitan, ¿qué tanta diferencia hace su competencia en el sistema mágico?

Una historia que hace esto a la perfección es Eragon, porque el villano de la saga es realmente poderoso, y lo que lo separa del resto es el profundo conocimiento que tiene sobre el sistema mágico de su universo, hasta el punto que obliga a Eragon a convertirse en un verdadero guerrero, uno que casi no tiene nada que ver con el campesino que era al inicio.

Esto es importante porque establece el significado del sistema mágico y, en ocasiones, puede dar una meta que alcanzar a nuestros personajes. Por supuesto, en sistemas mágicos Soft esto es menos crucial, porque la trama no gira de una forma tan central en los aspectos sobrenaturales del mundo, pero de todas maneras ayuda mucho a enriquecer el lore y el mundo.

Es sencillo y complejo al mismo tiempo

sistema mágico, ¿Cómo construir un sistema mágico?

Un sistema mágico ideal tendrá reglas claras y concisas, pero al mismo tiempo ofrecerá mucha profundidad y oportunidades narrativas a su creador.

Esto tiene su chiste y requiere mucha imaginación, pero el truco está en que trates de desarrollar un sistema que te ayude a representar simbólicamente las cualidades de cada personaje que quieres introducir.

Esto lo puedes hacer tanto con sistemas Soft (por medio de la raza del personaje, sus cualidades innatas y la historia que lo rodea) como Hard (la naturaleza de sus poderes, los límites que tiene y la forma en que los usa), así que realmente no hay excusa que valga.

¡Y listo! Sigue estos consejos y verás cómo toma forma tu sistema mágico. No quise ser demasiado específico porque esto es algo que de verdad tienes que sacar de tu cabeza para que sea útil para tu historia. No sirve de nada copiarse de otro sistema, necesitas entender qué es lo que hace especial al tuyo y por qué utilizar otro rompería la trama.

Eso sí, no puedes construir un sistema mágico sin entender bien cómo crear un mundo fantástico. Tengo un artículo que habla sobre el tema, ¡chécalo aquí 👉 “¿Cómo construir un mundo fantástico desde cero?“!

5 Replies to “¿Cómo construir un sistema mágico?”

  1. ¡Muchísimas gracias! En verdad lo necesitaba. He estado batallando con este sistema mágico de mi mundo, me parece un artículo esencial como punto de partida, te lo agradezco un montón.

  2. Hola, tengo una pregunta. quisiera saber cómo recomiendas introducir las explicaciones de nuestro sistema mágico en la historio, todo desde el principio, o ir explicando diferentes reglas a travez de la historia. Y cómo hacer para que no parezca una una clase aburrida de teoría. Gracias.

    1. ¡Hola, Mauricio!

      En este caso, lo importante es que expliques lo necesario para entender las bases del sistema lo antes posible y luego vayas expandiendo las reglas a medida que se vuelve relevante para la trama. Full Metal Alchemist Brotherhood es un ejemplo perfecto de cómo introducir progresivamente sistemas mágicos. ¡Échale un ojo!

  3. Ya lo necesitaba. Tengo muchas dudas respecto a mi sistema magico, y no se como poder introducir algunos elementos sin que parezcan forzados y convenientes.

    PD: en tu caso, el sistema mágico de Jagger es Hard, igual que el mio (me estoy inspirando en animes Isekai y Shonen para crear mi historia)

  4. Hay cosas en las que se batalla
    Un ejemplo es una situación en un rol(pronto el master lo ara en un juego de mesa o libro) :
    Mi personaje a entrenado mucho y es un espadachín con magia de repulsion(alejar, repeler) y pues sus armas le dan la magia ya que sin estas el no puede usar magia. Bueno, el adoptó a una nekomimi la cual si puede usar magia que tiene afinidad a ella sin necesidad de arma, el problema para los que son como mi personaje, es que necesitan un arma que les dé esa magia, y esa neko no la necesita por un factor especial que tiene en común con las armas… Ambas son demonios. Por lo que… Quien sería más poderoso en cuanto a eso?, claramente uno entrenó, pero el otro no tiene tanta dependencia, por lo que puede llegar a ser complicado aquello de la diferencia de nivel y de poder….
    No se si es que me explique bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.