El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

Quizás una de las primeras cosas que nos pasan por la cabeza cuando intentamos darle un giro fresco a nuestra historia, es jugar con la forma en la que la contaremos, con la cronología narrativa que usaremos.

Ahí es donde conocer el concepto del salto elíptico puede resultar extremadamente útil que, cabe destacar, es distinto al de la elipsis narrativa.

Si quieres aprender más sobre el tema, ¡no pares de leer!

¿Qué es el salto elíptico?

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

El salto elíptico se refiere a un salto de tiempo en una historia. Usualmente, esto lo vemos cuando la historia salta al momento en el que los personajes llegan a una nueva ubicación sin mostrarnos todas las horas que pasaron en el avión.

Sin embargo, el uso más complejo está relacionado con esas situaciones en las que una obra decide empezar con el final, para luego volver al inicio y contarnos cómo los personajes llegaron a la situación original

Ya sabes, es el clásico “Tres días antes” que vemos con relativa frecuencia en muchas de nuestras series y películas favoritas.

¿Para qué sirve?

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

Los saltos elípticos tienen muchísimos usos en las historias, pero los principales son tres:

  • conectar escenas removiendo momentos innecesarios;
  • crear expectativa e interés en la audiencia;
  • recontextualizar un evento de la trama.

En el caso de la expectativa, por ejemplo, volviendo a lo que mencionamos antes sobre los “Tres días antes”, podrías colocar a un personaje que la audiencia conoce bien haciendo algo que no va para nada con quien es. Algo así como poner a Capitán América aliándose con los nazis o a Lex Luthor trabajando al lado de Superman como si lo admirara.

Presentar a la audiencia con esta idea extraña y nueva, puede despertar dramáticamente su interés y lograr que se sienta inclinada a presenciar los eventos que dieron vida a un escenario tan extraño.

En cuanto a la “recontextualización”, el salto elíptico también puede ser genial para contar la backstory de un personaje que cambie radicalmente la forma en que la audiencia interpreta sus acciones.

Algo así como lo que hace J.K Rowling cuando nos cuenta el pasado de Snape y nos explica sus motivaciones.

Entonces, más allá de utilizar los saltos elípticos para darle un poco de picante a tu historia, también lo puedes utilizar para aumentar el impacto narrativo de ciertos elementos.

Tipos de saltos elípticos

Como te podrás imaginar, existen distintos tipos de saltos elípticos. Para ser honesto, no es nada que tú no puedas deducir por tu cuenta, pero si te interesa sonar fancy con tus amigos a la hora de hablar de temas narrativos (obviamente, esto te hará muy popular), deja te comparto los términos técnicos.

¡Aquí te van!

Extenso o racconto

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

Los saltos elípticos se pueden clasificar por extensión, y en el caso de que representen una porción importante de la narrativa, se les conoce como racconto o salto elíptico extenso.

Esto, por ejemplo, es lo que sucede en Las Locuras del Emperador cuando se nos empieza mostrando el medio de la historia con Kuzco perdido bajo la lluvia convertido en llama, y luego la mitad de la película se trata de contar cómo el personaje llegó ahí.

El salto elíptico es substancial y por eso se considera racconto.

Breve o flashback/flashforward

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

Los flashbacks o flashforward (cuando muestran brevemente eventos futuros, como en el final de Harry Potter) son los saltos elípticos más sencillos de introducir en una historia. Son considerablemente más cortos que un racconto y suelen aparecer para recontextualizar una escena, recordar a la audiencia de eventos anteriores o simplemente llevar a los personajes rápidamente a donde tienen que estar.

Si has visto algún anime en tu vida, seguramente has visto este elemento en acción hasta el cansancio, donde muchas veces se nos repiten escenas donde el personaje dijo o hizo algo relevante para la escena en el presente.

Analepsis

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

La analepsis es una forma muy técnica y refinada de decir “un salto elíptico que va hacia atrás”. En este caso, estamos hablando de una clasificación determinada por la dirección temporal del salto elíptico.

Entonces, si frenas tu historia para contar un flashback o un racconto prolongado que presenta eventos del pasado, ¡estás usando la analepsis!

Prolepsis

salto elíptico, El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer

No me queda la menor duda de que a estas alturas ya adivinaste qué es la prolepsis, pero de todas manera lo diré: la prolepsis es el salto elíptico que va hacia delante.

De forma similar al concepto anterior, si presentas un salto elíptico que va hacia el futuro, estás haciendo uso de la prolepsis. Esto es lo que sucede en los clásicos anime que tienen un “time-skip” en el que luego aparecen los mismos personajes, pero ya crecidos.

¡Y eso es todo lo que necesitas saber sobre los saltos elípticos! Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog!

One Reply to “El salto elíptico: un elemento que te conviene conocer”

  1. Me ha quedado claro todo, pero sigo sin saber cómo manejar ciertos saltos temporales o más bien, manejarlos sin que sea tan tedioso, agh, no sé cómo explicarme. En fin, me sirvió mucho el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.