El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?

Para bien o para mal, la tecnología y el Internet, dentro de todas las maravillas que nos han otorgado, también han hecho que sea mucho más sencillo ser víctimas del cinismo y el nihilismo que siempre viene acompañado de un amor desorbitado por el intelecto propio.

La inteligencia es algo espectacular y que vale la pena admirar, pero el problema es que, como nos enseñó Milton en Paraíso Perdido, tiene el gran defecto de que suele enamorarse de sus propias creaciones, sin importar si estas son buenas o malas. Se vuelve algo arrogante y soberbio, que rechaza todo aquello a lo que no puede dar sentido y que cree que no hay nada superior a lo que se puede pensar, analizar y cuantificar.

No quisiera entrar en un debate filosófico sobre el tema (porque estaríamos aquí todo el día), pero sí me gustaría hablar sobre la forma en la que este fenómeno se puede utilizar para contar grandes historias.

Si te interesa, ¡sigue leyendo!

¿Por qué crear personajes nihilistas?

nihilismo, El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?

El nihilismo, por mucho que te pueda disgustar (o encantar), es un aspecto de la vida, y es un estado o filosofía que los seres humanos pueden acceder hasta cierto punto. Por lo tanto, es algo que tiene cosas que decir sobre la naturaleza humana y su complejidad.

Si llevas tiempo leyendo mi blog, sabes que cualquier cosa que involucre los retos de la existencia humana es algo valioso en las historias y algo que estas pueden explorar para que realmente podamos entender la realidad.

Los personajes nihilistas son valiosos porque son representaciones de personas reales, y con ellos podemos tratar de entenderlas y comprender su visión de la vida y, quizás, lograr que ellos entiendan la nuestra.

Al final del día, las historias tienen ese propósito en su centro: ayudarnos a comprender cosas que son tan difíciles de articular, que necesitamos una historia para explicarlas.

Elementos que necesitan estar presentes para darle fuerza al símbolo del nihilismo

Ahora, desde el punto de vista narrativo, hay ciertos elementos que necesitas tener para que tu personaje nihilista no se sienta hueco, edgy y cliché. No son muchas, pero todas son importantes.

Una contraparte

nihilismo, El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?

Todo personaje nihilista, sea el protagonista, un villano o un personaje secundario, necesita una contraparte que ponga sus creencias en tela de juicio. ¿Por qué? Porque lo interesante de un nihilista es su profundo desencanto con la vida y eso es un conflicto que, para ser explorado de forma profunda, necesita mostrar los dos lados del argumento.

Además, si creas una contraparte inteligente, analítica y compleja, tendrás en tus manos una dinámica genuinamente interesante, de esas que no te dejan despegarte del televisor o las páginas de un libro.

De hecho, es en parte por esto que la lucha entre el Guasón y Batman es tan llamativa y atrae a tantas personas: porque el nihilismo del villano se pone a prueba todo el tiempo cuando se enfrenta al héroe de la historia.

Lo mejor de todo es que para Batman no es “incomprensible” la posición del Guasón y, de vez en cuando, es una gran tentación dejarse llevar por la libertad que ofrece decir “nada importa; todo es lo mismo”.

Es esa lucha y ese diálogo lo que le permitió a los escritores sacar el máximo provecho de estos personajes y logró que el nihilismo del Guasón fuera una fuerza positiva para la historia.

Consecuencias

nihilismo, El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?

Creas o no que las cosas importan, lo cierto es que las acciones que realizas tienen consecuencias, y en los buenos personajes nihilistas estas deben llevarlos por uno de estos dos caminos:

A arrepentirse y sufrir por su nihilismo pasado;

A comprometerse de lleno a su filosofía de vida.

Realmente no importa cuál camino desees tomar, el chiste es que algo de esto suceda para que los símbolos de su historia realmente tomen sentido. Porque cada parte de la obra necesita tener un propósito claro, y si nada de lo que hace el nihilista tiene una consecuencia, entonces la trama se derrumba y se siente hueca y aburrida, como que nada sucedió.

Al final del día, el arco del personaje debe llevarlo a confirmar o desconfirmar sus creencias, y no puedes pintarlo como que no existe un precio por dejar a un lado la responsabilidad que conlleva levantarse los días como si todo lo que haces tiene repercusiones fuertes en todo lo que te rodea.

Lo cierto es que un nihilista hace un intercambio muy claro: como nada importa, sus acciones no tienen relevancia moral y puede hacer lo que quiera, pero esa falta de responsabilidad le quitará significado a su vida y, dentro de su libertad, sufriré miserablemente.

Cuando lo pongo así, puede que no suene como algo tentador y quizás te cueste entender por qué alguien querría algo así, pero lo cierto es que la alternativa no suena mucho mejor: todo lo que hago importa, por lo que cada error que cometo empeora las cosas, y, por ende, la mayor parte de los horrores de mi vida son responsabilidad mía.

El punto es que, independientemente de lo que elijas, hay un precio que pagar, y por eso necesitas que existan consecuencias a las acciones del personaje.

De hecho, en parte porque no existe este elemento en el Guasón de Christopher Nolan, es que muchos no lo consideran un personaje en sí, sino una especie de fuerza de la naturaleza, inevitable y misteriosa, que no tiene la necesidad de humanizarse para que la comprendamos.

Hay un video súper apasionante sobre el tema en Youtube si quieres explorar este tema con más detalle (aunque te advierto que está en inglés).

Una importancia temática

nihilismo, El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?
No tiene importancia

El nihilismo, en su núcleo, es un tema profundamente filosófico que se puede analizar de miles de formas difíciles y complejas. Es por eso que este elemento, si nada más lo incluyes y ya, se siente desaprovechado y tonto, como que eres un adolescente inmaduro que leyó una frase de Nietzsche en Internet.

Para que el personaje nihilista realmente sea memorable, necesitas que exista una cierta relevancia temática en su lucha, algo que justifique su nihilismo y al mismo tiempo lo desbarate.

El personaje de Owlman en la película Justice League: Crisis of Two Earths es probablemente uno de los mejores ejemplos de cómo introducir una filosofía nihilista en un personaje y hacer que la temática gire en torno a sus ideas.

No quiero spoileártela porque vale la pena que la veas, pero te adelantaré que Owlman, si bien no es un nihilista por completo (bueno, realmente, nadie puede serlo aunque quiera) su actitud ante la vida presenta una serie de preguntas bastante interesantes, que hace que su participación en la historia le añada profundidad y emoción.

No dejes que tu escritura sea nihilista

nihilismo, El nihilismo en las historias: ¿cuál es su función y cómo manejarlo?

Te voy a ser 100% honesto. La verdad es que estoy profundamente convencido de que es imposible ser un buen escritor y un nihilista al mismo tiempo. Ambas cosas no son compatibles, porque para escribir necesitas tener un propósito.

Incluso, si tu historia quiere enseñarles a los demás que la vida no tiene sentido y nada importa, eso dice implícitamente que tu consideras que el nihilismo es una “mejor” opción que cualquiera de las otras, y ese juicio de valor de inmediato asesina toda posibilidad de que “la nada” quede reflejada en tu obra.

No dejes que tu escritura se vuelva algo cínico y sin valor, porque en ese punto no estás haciendo arte, sino pegando unas letras con otras tratando de hacer mímica a otras grandes historias, pero sin entender la profundidad de los símbolos que las hicieron memorables en primer lugar.

Pero, claro está, hay muchas cosas que se podrían decir sobre el tema. Me encantaría escuchar tu opinión. ¡Déjala en los comentarios y empecemos un diálogo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.