El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Sobre todo con el estilo característico que tienen las populares películas de Marvel, cada vez se vuelve más común utilizar en exceso el recurso del comic relief para mantener a la audiencia entretenida.

Lamentablemente, eso ha dado pie a que el elemento se corrompa y se vuelva fastidioso, detrayendo de la historia y constantemente sacándonos de la experiencia.

Dicho esto, no caigas en el error de creer que el comic relief es inútil o es una mala idea. Al contrario, en algunas historias, puede convertirse en algo genuinamente fantástico que aporta mucha profundidad a la trama.

¿No me crees? Entonces, ¡lee este artículo hasta el final! ¡Te sorprenderás!

¿Qué es el comic relief o alivio cómico?

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

El comic relief es un tipo de personaje cuya principal característica es utilizar el humor para reducir la tensión de la historia.

Estos personajes suelen ser bastante populares cuando se construyen bien (como es el caso de Jack Sparrow y Pippin), pero también pueden resultar muy molestos e irritantes cuando se hacen mal (como pasa con Jar Jar Binks o Claptrap).

¿Cuál es su principal utilidad?

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Quizás te parezca curioso que este elemento esté directamente relacionado con un personaje, pero la realidad es que no funcionaría de otra forma.

Recuerda: el propósito del comic relief es reducir la tensión de la historia y “aliviar” al espectador. Dicho de otra forma, el hecho de que uno de los personajes presentes en el relato logre hacer chistes y actuar con humor, permite que la audiencia haga lo mismo y siga viviendo de forma positiva la historia.

Esto quizás te parezca innecesario (y en algunos casos lo es), pero lo cierto es que la necesidad que tienen las historias de escalar los conflictos internos de la narrativa, eventualmente puede llevar a situaciones tan penosas y horribles, que la experiencia de la audiencia puede convertirse en algo horrible que no tiene nada que ver con tu intención inicial.

Toma como ejemplo Thor: Ragnarok. Si vamos punto por punto, en esa película vemos al héroe perder paulatinamente todo lo que quiere. Pierde a su padre, pierde su martillo, pierde su identidad, pierde su ojo, pierde su reino… y todo esto es después de haber perdido a su madre y la mujer que amaba.

Los escritores perfectamente pudieron haberla convertido en un drama intenso si hubieran querido, pero, por suerte, reconociendo que eso no sería lo ideal para que la gente le tomara cariño a Thor y porque no quedaría con el universo de Marvel, decidieron incluir suficiente comic relief para que las emociones de la audiencia se mantuvieran positivas.

De esa forma, en lugar de sufrir terriblemente viendo la historia, estábamos tranquilos, porque los mismos personajes lo estaban. Esto puede parecer superficial, pero en realidad es genial, porque depende muchísimo de tu capacidad de crear empatía con los personajes. Es decir, no es nada sencillo lograrlo, y necesitas crear un buen balance entre momentos serios y cómicos para que los personajes se mantengan reales.

Por supuesto, esto no solo funciona en películas que no se toman a sí mismas muy en serio, sino que es también crucial para historias que son terriblemente crudas y dramáticas.

Ya sabes, estoy hablando de obras estilo La Vida es Bella, Salvando al Soldado Ryan y Code Geass. En estas historias, suceden cosas terribles, pero también hay momentos en los que puedes recostarte en la silla y reírte un poco con los personajes.

Esto no solo es clave para que la audiencia tenga tiempo de respirar, sino que genera un contraste poderoso entre la crueldad del mundo y la humanidad de los personajes. En pocas palabras, son estos momentos los que permiten que “creas” que los actores del relato son personas de carne y hueso, y no seres ficticios.

Ahí es donde el personaje de comic relief puede brillar muchísimo, porque como tiene esa característica “arlequiana” es el ideal para iniciar esos momentos sin que se sienta forzado.

Las características de un buen comic relief

Antes mencioné que un buen comic relief suele volverse muy querido por la audiencia, pero la pregunta clave ahí es “¿qué características conforman a un buen comic relief?”.

¡Sigue leyendo y descúbrelas!

Es oportuno

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Esta parte es genuinamente crucial porque hay veces en las que la tarea principal del comic relief puede detraer muchísimo de la historia.

De hecho, esta es una de las principales críticas que muchas personas tienen de Marvel, ya que este universo cinematográfico peca muchísimo de utilizar el comic relief para terminar escenas emocionalmente poderosas, robándoles buena parte de su impacto.

Entonces, es muy importante que solo utilices el comic relief cuando resulte oportuno, es decir, cuando estás seguro de que no detraerá del impacto emocional de la escena.

Hay veces en las que está bien que tu audiencia sufra con el personaje, que llore con él o se enoje con ella, y debes dejar que lo hagan. De lo contrario, estarás arruinando tu propia obra e interfiriendo negativamente en la experiencia emocional de tus lectores o espectadores.

Piénsalo de esta forma. Imagínate que hay una “barra de emocional” debajo de cada miembro de tu audiencia. Cada momento triste los empuja un poco más a la parte de “emociones negativas “ de la barra y cada momento de comic relief los mueve más hacia “emociones positivas”.

Dependiendo del tono de tu historia, vas a querer que estén más de un lado que del otro y, dependiendo de la progresión e intención de la narrativa, habrá ocasiones en las que debes incluir más comic relief y ocasiones en las que deberás incluir menos.

Varía muchísimo de historia a historia, pero es vital que entiendas este concepto para utilizar el alivio cómico correctamente.

No detrae de la historia

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

En cualquier obra, los símbolos narrativos son lo que verdaderamente marca la profundidad que tendrá. Esto es una realidad inquebrantable, y por eso debes asegurarte que tu comic relief la entiende a la perfección.

Uno de los principales problemas de tener un personaje que, superficialmente, parece no tomarse nada en serio, es que esto le comunicará a la audiencia, de forma simbólica, que ellos tampoco deberían hacerlo.

Esos son los momentos en los que la audiencia se estresa con el comic relief, porque pareciera que está constantemente saboteando la película, como un amigo que todo el tiempo está contando chistes durante una película de terror y no te deja asustarte.

¡No dejes que tu comic relief se convierta en eso!

Cae bien

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Una característica importante que deben tener los comic relief es que la audiencia debe alegrarse cuando aparecen en escena y están haciendo de las suyas.

¿Por qué? Bueno, porque si alguien te cae mal y cuenta un buen chiste, probablemente harás todo lo que está en tu poder para no reírte. Es por eso que nadie en la audiencia se ríe cuando el bully insulta al protagonista, ni cuando el villano humilla al héroe.

 Necesitas que haya una proclividad positiva hacia el personaje si quieres que tenga el efecto que buscas. Entonces, preocúpate de que muestre ciertas cualidades positivas lo antes posible. Puede ser un amigo leal, un buen esposo, alguien compasivo, etcétera.

Esto es algo que muchas películas de comedia no entienden, como la clase comedia romántica donde todos los amigos u amigas de la protagonista dan los peores consejos y son simplemente personas insoportables.

No subestimes la importancia de que tu audiencia sienta empatía por los personajes. Especialmente en el caso del comic relief, es lo que te llevará al éxito.

Presenta un contraste con el resto de los personajes

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Uno de los problemas de las películas que intentan con todas sus fuerzas ser chistosas, es que pueden terminar creando una dinámica en la que todos los personajes se pueden prestar para el comic relief.

Esto es algo de lo que sufre la nueva trilogía de Star Wars, donde parece que nadie se toma en serio lo que sucede a su alrededor y está listo para contar chistes y decir frases ingeniosas en situaciones de vida o muerte.

Esto no solo se siente falso y forzado, sino que también disminuye considerablemente el impacto que este elemento puede tener, porque si todos somos payasos, entonces no hay nada que nos diferencie.

Una de las razones por las que películas de acción como La Momia o Indiana Jones manejan tan bien el comic relief, es justamente porque sus protagonistas son tipos estoicos y heroicos que se toman a sí mismos muy en serio, especialmente en comparación con el personaje que actúa como alivio cómico.

Ese contraste es genial, porque le da la oportunidad al comic relief para brillar con luz propia, pero además también permite que exista una dinámica interesante entre el protagonista y su compañero comediante.

Obviamente, puedes tener más de un comic relief en una historia, pero debes asegurarte que cada uno se sienta diferente, como pasa con Guardianes de la Galaxia o Los Tres Chiflados.

Debe tener más facetas aparte de contar chistes

comic relief, El comic relief: ¡aprende todo sobre este elemento!

Aquí va la cereza en el pastel: una de las cosas más geniales de tener un personaje que actúa como comic relief, es poder darle la vuelta y, por un instante, convertirlo en alguien serio que esconde su dolor y miedo a través de los chistes.

Al final del día, la vida es difícil y no siempre es posible hacer un chiste de todo. Por mucho que seas alguien alegre y relajado, habrá momentos de tu vida en los que te sentirás profundamente cansado, atormentado y herido, y si eso es cierto para ti, también debe serlo para tus personajes.

Si cometes el error de crear un personaje que sea un comic relief y nada más, que no tenga otra cualidad llamativa, entonces se volverá poco memorable y no aportará tanto a tu historia como podría.

Dos ejemplos claros cómo hacer bien estos personajes son Jack Sparrow de Los Piratas del Caribe y Po de Kung Fu Panda.

Es incuestionable que ambos personajes están haciendo payasadas buena parte de sus respectivas películas y que son los únicos dispuestos a bromear cuando están rodeados de personajes serios en una situación de vida o muerte; pero también sería muy incorrecto pretender que eso es todo lo que son.

Tanto Jack como Po tienen sus propios traumas, dolores internos tan poderosos que enfrentarse a ellos les resulta genuinamente aterrador. Detrás de sus chistes y su actitud simplista, en realidad son personajes complejos con sus propias motivaciones y deseos.

Digamos que nada te dice que un momento es emocionalmente importante como cuando ves al comic relief serio y triste, incapaz de hacer un chiste o decir algo ingenioso.

En esos momentos, es como si la máscara alegre y divertida se cayera, y fuéramos capaz de ver a un ser humano tan roto como nosotros (o más), tratando de hacer lo mejor que puede con lo que tiene.

Eso es muy poderoso, y puede dar lugar a arcos de personaje muy especiales y memorables.

¡Y con eso terminamos! ¡Ahora ya eres un experto sobre el tema! Espero que todo haya quedado muy claro y te animes a introducir un alivio cómico en tu historia.

Si te gustó el artículo y quieres leer otros parecidos, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.