La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

Si eres un ávido lector que se expone a todo tipo de historias, seguramente ya debes conocer una gran cantidad de personajes que poseen el don de la inmortalidad, y probablemente ya sabes muy bien que hay unos mejores que otros.

Si bien es cierto que una simple característica no define a un buen personaje, la inmortalidad es muy particular en este sentido, porque si no es explorada, puede hacer que un villano, protagonista o personaje secundario bien construido se sienta falso y aburrido.

Por esa razón, es importante entender bien cuál es la función de este elemento si piensas utilizarlo en la narrativa de tu historia. ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

¿A qué nos referimos con “inmortalidad”?

inmortalidad, La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

Como es costumbre en este blog, lo primero que debemos hacer es definir a qué nos referimos con “inmortalidad”. En este caso, no estoy hablando de la clase de inmortalidad que conlleva rehacer una y otra vez un ritual rebuscado, como el de las brujas de Abracadabra o el Pozo de Lázaro de Ra’s Al Ghul. En ese caso, el símbolo representa algo distinto, que está más relacionado con la obsesión.

Tampoco me meteré con personajes que no se pueden asesinar, como verdaderos dioses o entes lovecraftianos, porque en su caso la inmortalidad lo que representa es que no son mortales, y las reglas que someten a todos los seres vivos no aplican para ellos.

No, aquí estoy hablando de la inmortalidad que es una cualidad inherente del personaje, algo que forma parte de su naturaleza y que simplemente le permite eludir el paso del tiempo y que hace que sea rebuscado matarlo, no imposible.

Digamos que sería la clase de inmortalidad que tienen los Hombres del Pilar en Jojo’s Bizarre Adventure o los elfos del Señor de los Anillos.

¿Qué representa como símbolo?

inmortalidad, La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

En este caso, la inmortalidad es un símbolo muy particular, porque no los protege de la muerte, sino del tiempo, el asesino más despiadado que existe. Puedes eludir toda clase de peligros y miserias, pero eventualmente el tiempo te ganará, o por lo menos así sucede con todos los seres mortales.

¿Pero qué sucede cuando eres humano (o te comportas como uno) y no tienes que temerle al paso de los años? ¿Qué clase de desafíos enfrenta alguien que es perpetuamente joven y poderoso? ¿Alguien que en lugar de marchitarse se hace constantemente más fuerte, porque crece en inteligencia y sabiduría?

Si te interesa la respuesta a estas preguntas y tu historia trata de atacarlas, ¡entonces vas por buen camino!

No tienes que saber exactamente cuál es la ruta por la que llevarás a tu personaje inmortal cuando lo crees, pero necesitas explorar estas ideas para descubrir cuál era tu verdadero propósito al darle esa cualidad.

¿Qué elementos debes manejar para darle fuerza?

Ahora, la pregunta clave es qué clase de elementos necesitas darle a tu personaje para que sea posible hallar una respuesta única a su dilema existencial y permitir que la inmortalidad que lo caracteriza tenga fuerza narrativa.

Solamente son tres, pero cada uno es particularmente vital.

Un dolor trascendental

inmortalidad, La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

Esta es la cuestión. Si quieres que tu personaje, a pesar de ser inmortal, se sienta humano y cercano, necesitas que tenga una razón para vivir, y esto tiene que venir, forzosamente, de una debilidad y necesidad en su personaje.

Quizás puedas caer en la tentación de aplicar una solución a lo Twilight y tratar de vender la idea de que la inmortalidad es algo maravilloso que no conlleva un costo real, pero no hay nada más falso que esto.

La inmortalidad es algo que va, literalmente, en contra de lo que representa la vida, y por lo tanto es algo que va en contra de la estructura del mundo.

Por eso, si realmente fueras a vivir eternamente, necesitarías un camino de crecimiento para no volverte loco, algo que impulse tus ganas de llegar al siguiente día y que te permita encontrar un sentido en el paso de los años.

Incluso crear un inmortal nihilista es mejor opción que pretender que la inmortalidad es perfecta (ya que un nihilista, en la práctica, es simplemente un cínico que está frustrado porque no le encuentra sentido a su vida y eso representa un conflicto y una debilidad).

Caer en este error hará que tus personajes inmortales se sientan planos, aburridos y falsos. Volviendo a Jojo’s Bizarre Adventure, lo que hacía que Cars fuera un villano tan interesante era justamente que, a pesar de ser infinitamente superior a todos los demás seres vivos, su meta era superar sus propios límites y convertirse en algo mejor de lo que ya era.

Ese conflicto es algo que todos podemos entender y por eso fuimos capaces de ponernos en los zapatos de alguien que de buenas a primeras resulta tan extraño y distinto a nosotros.

Consecuencias en la personalidad del personaje

inmortalidad, La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

Lo diré de una vez: si la inmortalidad no tiene verdaderas consecuencias en el personaje a un nivel profundo, entonces es completamente inútil como símbolo narrativo.

Quizás ahora te estés preguntando qué sucede con los personajes que, en mitad de la historia, alcanzaron la inmortalidad. Ya sabes, el típico caso del sujeto que se convierte en vampiro o bebe de la fuente de la juventud cuando están a punto de vencerlo. Pues, en este caso particular, la inmortalidad es más un punto de la trama que existe para aumentar la sensación de peligro de la historia o darle una vuelta al balance de poder previamente establecido.

No lo confundas con “peso narrativo”, porque realmente no lo tiene, ya que no está directamente conectado con el arco del personaje (más allá de que puede ser una meta que se propuso) o la temática. Avanza la trama y añade emoción, pero no profundiza el mensaje de la historia.

Por supuesto, esto no tiene nada de malo, pero no es lo que estamos buscando en este artículo.

Aquí estamos hablando de personajes que han tenido que lidiar con su inmortalidad por una gran cantidad de tiempo y, por ende, tienen una perspectiva diferente de la vida y piensan de una forma diferente.

Debes utilizar este elemento para mostrar que esta cualidad los ha permeado y afectado. Quizás esto se vea reflejado en el hecho de que tardan mucho en hacer cualquier cosa porque el tiempo nunca es un factor para ellos (como los Ents de El Señor de los Anillos) o que ha hecho que se sientan separados y marginados del resto de seres, al punto de que sienten superiores a todos (como Padre en Full Metal Alchemist).

El punto es que debe existir una consecuencia en su forma de ser producto de su inmortalidad, algo que demuestre que la realidad que viven tiene algo genuinamente especial y distinto.

Relevancia temática

inmortalidad, La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?

Por supuesto, ningún elemento puede tener algún peso narrativo si no tiene relevancia en la temática. Es algo obvio, pero no es tan fácil de lograr como crees.

Para empezar, el hecho de que el personaje sea difícil de matar y que eso haga que los planes para eliminarlo fallen constantemente, no tiene, necesariamente, relevancia en la temática. Es solamente una regla del sistema mágico que debes seguir y la trama está sujeta a ella, pero no si no forma parte del arco del personaje y no tiene un peso en su motivación, entonces no tiene sentido incluirla.

Esto puedes resolverlo de una forma tan sencilla e implícita como un padre que no quiere pasar el resto de su vida preocupándose por el destino de su hija (como el caso de Elrond en El Señor de los Anillos) o un hombre que quiere utilizar su inmortalidad para pagar por los pecados que cometió (como Hohenheim en Full Metal Alchemist), pero necesitas hacerlo para que el elemento tenga sentido y se conecte con el mensaje central de la obra y/o del personaje.

Que le corten la cabeza y le vuelva a crecer no significa nada por sí solo, es por eso que muchas veces parece que en algunas de las historias de personajes como Wolverine o Deadpool, su inmortalidad es más una conveniencia (o inconveniencia) narrativa que algo que de verdad importa, hasta el punto que hay escritores que incluso deciden quitarles esta habilidad o bajar drásticamente su potencia para poder llevarlos por un arco más humano y convencional.

¡Y listo! Eso es todo lo que necesitas saber sobre la inmortalidad como elemento narrativo. ¡Ahora estás listo para utilizarlo a la perfección en tus historias!

Eso sí, si todavía sientes que te quedaron muchas dudas, puedes compartirlas en los comentarios. ¡Te responderé lo antes posible!

3 Replies to “La inmortalidad como elemento narrativo: ¿cómo funciona?”

  1. Otra cosa que me gustaría que hablas es es del universo, a lo que me refiero con universo, es el mundo donde se desarrolla la historia, ejemplo: la galaxia en STAR WARS, el mundo mágico de Harry Potter, etc. Me gustaría saber cómo se construye y como se puede sacar provecho

  2. Una cosa fundamental en una historia es el universo en el que se desarrolla, a lo que me refiero con universo es el mundo donde ocurre la historia, ejemplo: la sociedad mágica en Harry Potter, el extenso universo del MCU, el mundo en Hora de Aventura, etc. Me gustaría saber cómo se construye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.