Menú Cerrar

Matar a tu protagonista: ¿cómo saber si deberías hacerlo?

black widoe muere

Matar a tu protagonista: ¿cómo saber si deberías hacerlo?

Dependiendo de qué tan dramática sea tu historia y la forma en la que estés manejando el arco de tu personaje principal, es muy probable que te acerques al final de la historia preguntándote si está bien matar a tu protagonista o no.

Es una pregunta un poco difícil de responder, porque involucra muchas cosas que debes considerar.

Si te interesa conocer más sobre el tema, ¡este contenido es para ti!

Nota: para bien o para mal, en este artículo no daré ejemplos de protagonistas que mueren, sino de personajes secundarios importantes. Esto es principalmente para no spoilearte series, películas o libros que quizás quieras ver en el futuro.

¿Es válido matar a tu protagonista?

Para empezar, lo primero que debes saber es que matar a un protagonista es algo perfectamente válido, pero no por lo que la mayoría de las personas piensan.

No se trata de crear una “subversión de expectativas” o de llegar a un final poco cliché. Si esas son tus motivaciones, es muy probable que termines con algo que se siente insatisfactorio y hueco.

Matar a tu protagonista es algo que haces cuando te das cuenta que el arco del personaje tiene mayor simbólico y temático si concluye con su muerte, ya sea que esta provenga por un error o un acto de sacrificio.

Es algo que utilizas para elevar el valor artístico y narrativo de tu obra, así como profundizar el mensaje central de la narrativa.
Entonces, matar a tu protagonista es algo muy válido siempre y cuando tomes ese consejo a pecho.

Cosas que debes considerar antes de hacerlo

Por supuesto, tener el mindset es importante, pero también es poder ejecutar tus ideas de forma correcta.

Lamentablemente, hay tantas variables en una historia que no te puedo decir cómo construir este momento en tu narrativa. Lo único que puedo hacer es compartirte aquellos elementos que debes considerar para determinar si el personaje en cuestión debería morir al final o no.

¡Aquí te van!

Su arco de personaje

El arco de tu personaje, si estuvo bien construido, va a tener una meta, una que refleja si el personaje tendrá éxito o no. Sin embargo, hay veces en las que esa meta es algo abstracto, algo que no puede ser medido simplemente por lo que consiguió.

Por ejemplo, en Inifinity War, la muerte de Black Widow es genial, precisamente porque la meta del personaje era reivindicarse por todo el mal que había realizado antes. Ella se sentía dañada y sucia, que la mancha que traía en su alma jamás desaparecería.

Por lo tanto, que su último gesto sea sacrificarse por el bien de los demás (del universo entero, de hecho), es una demostración muy clara de que evolucionó como personaje, y le permitió cerrar su historia de una forma congruente con su contexto.

Fue muy agridulce, y siendo un inmenso fan de Black Widow me sentí terrible cuando lo vi, pero me queda la satisfacción de que, narrativamente hablando, fue la despedida ideal para el personaje.

La temática de la historia

Si hay algo que puede impactar completamente la temática de una historia, es precisamente que el personaje principal muera al final.

Eso es porque se convierte en un símbolo tan poderoso y memorable, que te será imposible que el resto de los símbolos no se vean afectados y, por ende, que el mensaje central de la historia lo haga también.

Esto es tanto un pensamiento alentador como una advertencia, porque puedes arruinar rápidamente lo que has estado construyendo.

Por ejemplo, en A Quiet Place, es un error garrafal que el padre muera salvando a sus hijos, porque justamente la temática de la historia gira en torno al hecho de que en una familia nos protegemos entre todos.

Es por eso que todos los personajes sufren de distintas maneras la muerte del hermano menor (que no es una coincidencia que sea justo el menor) al inicio de la película: todos fallaron en protegerlo.

Entonces, que el papá muera, si bien demuestra que quiere mucho a sus hijos, no soporta la temática, porque ahora la familia está de vuelta a cero; con otro familiar que murió sin que ellos pudieran protegerlo.

Suena interesante de entrada y es sin duda sorpresivo, pero no queda con la temática de la historia y por eso A Quiet Place sufre al final.

Las rutas narrativas que cierras

Otra cosa que es importante considerar es si el hecho de que tu protagonista muera cierra rutas narrativas interesantes.

Esto es especialmente crucial si estás pensando trabajar una saga con distintos tomos y secuelas. En esos casos, matar a tu protagonista te forzará a revivirlo en el futuro o a cambiar de protagonista y cerrar la posibilidad de explorar ciertas rutas narrativas que pueden nacer del conflicto del protagonista original.

Nada de esto es necesariamente un “deal breaker”, pero sí es algo que debes considerar con mucho cuidado, especialmente porque si optas por resucitar al personaje, le quitarás mucho peso a su sacrificio inicial; activamente quitándole valor narrativo al final de tu obra anterior.

Piénsalo bien

¡Y eso es todo! Si consideras con cuidado esos tres elementos, estoy seguro que podrás llegar a la conclusión correcta.

Matar a tu protagonista puede ser una decisión genial y puede lograr que tu obra se vuelva legendaria, pero solo lo conseguirás si ese final está atado al propósito narrativo del personaje.

Si te gustó este contenido, tienes alguna duda o quisieras agregar algo, ¡asegúrate de dejar un comentario!

Publicado en Escribir

7 comentarios

  1. Evelyn Martinez Murgia

    Muchas gracias, pero, aún tengo una duda, ¿Si el personaje muere por un sacrificio en la batalla final?¿Si tendría un impacto en el lector? O también si se usa para concluir la historia, ¿No está mal si se usa de ese modo?

    • J.E.F.S

      ¡Por supuesto! Claro, depende de cómo se haya construido su arco y qué representa su sacrificio en el contexto de la historia, pero es muy factible que un personaje principal muera al final gracias a una acción altruista. ¡Es un elemento muy poderosos en los arcos de redención, por ejemplo!

  2. Anónimo

    Tengo una pregunta, uno de los mayores dilemas que tengo es saber si mi historia se favorecería más con la muerte de mi protagonista o con su supervivencia. Verás, al ser un personaje que ha hecho demasiado daño y al mismo tiempo se ha sentido culpable por muchas cosas que suceden a lo largo de la historia, como la muerte de varios personajes importantes o el hecho que el villano sea más fuerte que antes, creo que su arco cerraría con su sacrificio matando al villano junto a él mismo… Pero al mismo tiempo uno de los temas principales que toca mi historia es la de las figuras paternas y como la falta de ellas puede ser crucial para tu desarrollo como persona y al final la esposa de mi protagonista tiene un bebé así que pensaba que al matarlo y hacer que el bebé quedara huérfano de padre no respetaría la temática de mi historia, ¿tienes algún consejo sobre qué debería hacer?

    • J.E.F.S

      En este caso, me parece que lo mejor es que respetes tu temática de la historia. Dicho esto, también existen cosas que puedes hacer para tener un poco de lo mejor de los dos mundos. Es decir, puedes tener una situación en la que el personaje toma una decisión altruista en la que, aparentemente, morirá junto al villano, pero en realidad alguien le salva la vida en el último momento o sobrevive de alguna otra forma.
      Tienes que tener cuidado para que no se vuelva una conveniencia narrativa, pero es algo muy factible. Un ejemplo de esto es en las películas de El Señor de los Anillos donde parece que Frodo muere junto al anillo al final, pero en realidad logra sobrevivir apenas.

  3. Eureka

    Hola, soy yo otra vez jejeje, excelente artículo, justo yo tenia dudas sobre la muerte de un personaje importante. Ella es la deuteragonista de una historia de urban fantasy que estoy escribiendo. Su muerte no solo tiene como fin terminar su arco sino para impulsar el arco del protagonista (que es un antiheroe) además que sin su presencia en la trama ocurre toda una serie de eventos catastroficos.

    Pero ella al mismo tiempo, es la antagonista principal. Y muere momentos despues de la gran revelación de su traicion y que todo el tiempo, a pesar de ser el mentor del protagonista, siempre ha sido el antagonista.

    ¿Crees que armé bien el escenario?

    • J.E.F.S

      ¡Suena increíblemente interesante! Por supuesto, hay muchos elementos más que determinan si esa muerte tendrá valor simbólico, principalmente la justificación que tiene tu antagonista para actuar de esa forma. Tienes que asegurarte que su filosofía de vida y background justifiquen de manera creíble sus acciones, de forma que la audiencia sea capaz de entender el motivo tras su traición y empatice con ella a pesar de los actos inmorales que ha cometido.

      Si logras eso, ¡es probable que el final de tu historia tenga mucho poder!

      • Eureka

        GRACIAS, JEJEJE, es un proyecto que tenía hace 1 año y medio, pero durante la pandemia empecé a trabajarlo más. Me tocó revisarlo y hacer modificaciones, rellenar huecos en la trama y dejar más concretas las relaciones entre personajes. Vuestro blog de veras que me ha ayudado muchísimo. Aun me quedan un par de cosas que no me convencen de la trama, ya que no quiero hacer el típico libro juvenil de fantasía, sino más bien quería combinar el folklore de vampiros (al estilo Stocker) y una dark fantasy, con mucho misterio y gore.

        En serio gracias por traernos siempre material tan interesantes.
        Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.