La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Desde que George Lucas decidió que su universo le podía dar más dinero si nos contaba la historia de cómo se creó, el concepto de las precuelas ha estado firmemente presente en la construcción modernas de historias, para bien y para mal.

Digo “para bien y para mal”, porque es realmente extraño que una precuela tenga éxito, ya sea porque tiene una menor calidad que la versión original o porque activamente rompe la lógica y el sentido de misterio que el mundo nos transmitió la primera vez que nos sumergimos en él.

Por eso, me pareció interesante analizar los elementos que permiten que una precuela sea realmente beneficiosa para la saga y tenga éxito como proyecto artístico.

Si quieres aprender más al respecto, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una precuela?

Las precuelas son secuelas que preceden cronológicamente la trama de la saga inicial o central, enfocándose en eventos que impactaron o produjeron el conflicto con el que la audiencia estuvo expuesta primero.

Es decir, son historias que esclarecen y desarrollan sucesos que solo se exploraron vagamente en la obra original, ya que los detalles más específicos no eran necesarios para la trama y el arco de los personajes.

Por ejemplo, la trilogía original de Star Wars no necesitaba que nos hablaran de Padme, solo de la caída de Darth Vader. No necesitábamos saber que Anakin fue un esclavo, solo que fue un Jedi que se convirtió en Sith. De la misma forma, no hacía falta saber que Darth Vader asesinó a niños, sino que es un guerrero desalmado y poderoso.

Sin embargo, el hecho de que no sea necesario para la trilogía original, no significa que no pueda ser interesante explorar cómo el personaje se convirtió en ese monstruo. Además, verlo por nuestra cuenta también nos puede ayudar a creer que el mundo fantástico de la historia es real, porque tiene un elemento dinámico que va más allá de la reducida perspectiva a la que nos expusimos con anterioridad.

¿Por qué este experimento suele tener malos resultados?

Entonces, si las precuelas pueden ofrecer todo eso, ¿por qué es que es tan raro ver una que tenga éxito? Bueno, existen muchas razones para eso, pero si tuviera que mencionar las tres más importantes serían las siguientes.

Roba el misterio de los eventos fantásticos

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Algo que es importante considerar antes de hacer una precuela, es que muchas veces el misterio que un evento presenta es mucho más interesante e impactante que el evento en sí.

Es decir, que los Jedi cayeran y la República se desplomara bajo el yugo del imperio, es algo extremadamente interesante que podemos debatir por mucho tiempo, tratando de adivinar exactamente cómo sucedió y llegando a teorías que a nosotros nos encantan y emocionan.

Bueno, podríamos hacer eso si no fuera porque George Lucas ya nos reveló lo que sucedió.

El misterio se pierde y fácilmente puedes hacer el argumento de que lo que lo reemplazó no está a la altura de las posibilidades que ofrecía. Dicho de otra forma, parte de la magia que hizo el material original tan intrigante, se ha perdido para siempre.

Son un nido de incongruencias narrativas

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Lamentablemente, las precuelas muchas veces se construyen para aprovecharse del éxito de un material ya existente; un material que no fue diseñado con una precuela en mente.

Esto produce que la construcción de la nueva historia esté mal estructurada y eso desemboca inevitablemente en incongruencias narrativas, en huecos argumentales que afectan negativamente la consistencia tanto de la precuela como del material en el que se basa.

Por eso las precuelas muchas veces te dejan deseando que nunca las hubieran creado para empezar.

Rompen las expectativas de la audiencia

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Una de las consecuencias de los puntos que mencionamos antes, es que las expectativas de la audiencia rara vez serán cumplidas por las precuelas.

¿Por qué? Porque será muy difícil que construyas un misterio a la altura del potencial que la audiencia ve en determinados eventos y todavía más complicado que lo desarrolles sin que se rompa algo en la lógica de la saga.

En pocas palabras, lo más probable es que tu precuela termine decepcionando a una buena parte de tu base de fans.

¿Cómo crear una buena secuela?

Ahora que conocemos los problemas, es hora de hablar un poco sobre aquellas buenas prácticas que podemos aplicar para que no nos afecten tanto.

¡Aquí te van!

Procura no construirla de forma reactiva

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Este es el primer consejo precisamente porque es el más importante. La principal razón por la que las precuelas fallan es porque no forman parte de la estructura original de la narrativa, sino que son inserciones forzadas para alargar la saga.

Entonces, si quieres evitar esto, no hay nada mejor que construir tu historia con los eventos de la precuela en mente, para que la lógica de un trabajo y del otro estén realmente relacionadas.

Por supuesto, si haces esto, la pregunta siguiente sería por qué no hacer que la precuela sea en realidad el primer tomo de la saga, pero mejor te dejo esa interrogante a ti y la visión que tienes para tu proyecto artístico.

Si la haces reactivamente, ¡estudia a fondo el material que tienes!

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Ahora, supongamos que te ganas la lotería y tu trabajo se vuelve un fenómeno mundial, y te ves en la misma situación que George Lucas, ¿deberías entonces cerrarte a la posibilidad de una precuela?

¡Por supuesto que no! Puede ser una buena idea como lo demostró C.S Lewis con el libro del Sobrino del Mago. Lo puedes lograr, pero tienes que asegurarte de que ESTUDIAS A FONDO tu material original y sometes la estructura de la precuela a las reglas de la obra principal.

No ajustes ni cambies cosas que cambiarán los símbolos de la obra original, o de lo contrario romperás muchas más cosas de las que arreglas. ¡No lo olvides!

Enfócate en los personajes nuevos y su conflicto interno

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Otro de los problemas que tienen las precuelas y que no mencioné anteriormente, es el hecho de la tensión se reduce drásticamente cuando sabemos el futuro de los personajes.

Es decir, en la película de Han Solo, ninguna de las escenas en las que participa el personaje y corre en peligro su vida tienen verdadera tensión porque nos consta que el personaje debe sobrevivir para participar en los eventos de la obra original.

Este es un problema grave y difícil de resolver, pero no imposible. De hecho, existe una forma muy sencilla de lograrlo: crea personajes completamente nuevos que estén a cargo de llevar el peso de la trama sobre sus hombros.

Justo esto es lo que hizo C.S Lewis, introduciéndonos personajes únicos cuyo final no conocíamos, de forma que las escenas más dramáticas del conflicto mantuvieran su tensión.

Por supuesto, esta no es la única ventaja que crear personajes nuevos puede ofrecerle a tu precuela. El otro beneficio es que te ayudará a trabajar conflictos internos y arcos nuevos para el contexto del mundo, haciendo que la narrativa se sienta fresca y el mundo más expansivo.

Nadie quiere que hagas una copia de tu protagonista original, por muy exitoso e interesante que haya sido. La idea es experimentar algo nuevo y emocionante, no una imitación barata de lo que ya existe.

Crea interacciones nuevas y dinámicas con tu mundo

precuela, La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?

Si bien es cierto que las precuelas pueden traer personajes que la audiencia ya conoce y explorarlos de formas distintas, el elemento que realmente une el material original con el nuevo, es sin lugar a dudas el universo fantástico donde la historia toma lugar.

Una de las razones por la que las precuelas de Star Wars fueron tan anticipadas, es porque los fanáticos de la franquicia querían experimentar algo nuevo en ESE MUNDO, ese lugar que mezcla de forma extraordinaria la ciencia ficción y la fantasía.

Y vamos, podemos criticar esa trilogía todo lo que quieras, pero es incuestionable lo mucho que nos ayudó a expandir el universo de Star Wars y el inmenso esfuerzo que llevó a cabo para que interactuáramos con él de una forma nueva e interesante.

Aunque el nivel de escritura y de construcción de personajes fue bastante deficiente, hay muchos elementos en el desarrollo del mundo que son simplemente brillantes, y por eso es que los fans de la saga tienen esa relación de amor y odio con esa trilogía.

¡Y con eso acabamos! Espero que este contenido te haya dado información útil e interesante. Si fue así, considera suscribirte al newsletter del blog. ¡Así tendrás acceso a contenido similar!

One Reply to “La precuela: ¿por qué es tan difícil que tengan éxito?”

  1. Me pareció muy acertado hablar de Star Wars en este caso jajajja, creo que realmente las películas tuvieron muchas incongruencias, pero tenía mucho potencial, eh. Lo que lo arruinó un poco fue que no supieron organizar bien cada punto para no romper con las reglas del universo que ya nos habían establecido.

    Sería interesante que hicieras un artículo hablando de las secuelas, en cambio, y porqué suelen ser muy terribles, la mayoría de veces ni siquiera le llegan a los talones a la historia original.

    En lo personal, hacer una precuela me da algo de miedo, jajaja- saludos, y gracias por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.