Menú Cerrar

¿Cómo hacer un borrador de tu historia?

236

¿Cómo hacer un borrador de tu historia?

Lo queramos o no, la primera versión de nuestra historia siempre será un borrador, pero eso no significa que siempre tengamos las herramientas necesarias para construir uno que sea una buena base para nuestra obra terminada.

Lo cierto es que hacer un buen borrador tiene su ciencia, y en este artículo hablaremos a fondo sobre el tema. ¡Lee hasta el final!

¿Qué es un borrador?

Un borrador es una versión temporal de tu escrito la cual utilizas como base para tu trabajo terminado.

Muchos escritores disfrutan hacer borradores a mano precisamente porque eso les da la libertad de agregar anotaciones y tachar cosas que no les gustan, mientras que otros consiguen programas de computadora especializados para tener un control mucho más avanzado de su trabajo.

Independientemente del extremo al que más te acerques tú, lo cierto es que la elaboración de un borrador es una etapa crucial de la construcción de historias. ¿No me crees? Bueno, deja que te cuente un poco sobre por qué es tan crucial.

¿Cuál es su importancia?

Una de las principales razones por las que muchos escritores novatos (y profesionales, incluso) dejan sus historias a medias, es porque viven con la falsa expectativa de que una vez que escriban el último capítulo, estarán listos para mostrar su historia al mundo.

Eso les hace retrasar sus avances y vivir confiados de que pueden “acabar” cuando se lo propongan. Lamentablemente, la construcción de historias no funciona así.

En realidad, cuando acabas lo que tienes en tus manos es un borrador que (probablemente) está bastante lejos de ser la mejor versión de tu historia.

Por eso, es importante tomarse muy en serio este proceso; porque te permite crear una base de calidad que luego te permitirá pulir tu narrativa al máximo.

A la hora de escribir tu historia, no olvides que lo que tienes entre manos es un borrador. Trátalo como tal y serás capaz de ser más productivo y crear algo que realmente te sirva en el futuro.

4 consejos para hacer un buen borrador

Ahora, la pregunta clave es “¿cómo debería tratar a mi borrador para que sea de ayuda?”. Lo bueno es que esta pregunta sí tiene respuestas más directas de lo que estamos acostumbrados.

¡Aquí te compartiré cinco buenas prácticas que te ayudarán a sacarle el máximo provecho a tu borrador!

Estructura tu historia

Los borradores, en el sentido más superficial, son la versión más simple y directa de nuestra narrativa, sin embargo, si avanzas tu historia sin planearla al menos un poco, es probable que tu borrador quede con errores narrativos fundamentales que te obligarán a hacer grandes cambios en el futuro para rescatar la historia.

Es algo así como cuando haces que uno de los puntos clave de la trama provenga de una falacia lógica en la narrativa o un error de juicio en el trato de los personajes. A partir de ahí, es muy probable que todo el conflicto que nazca de ese evento afecte negativamente la historia.

Por eso es crucial que te tomes el tiempo de estructurar tu historia aparte y trabajar tu borrador de acuerdo a la sucesión de eventos que hayas definido.

Esto te permitirá identificar esos errores a tiempo y hacer ajustes en el momento indicado. De lo contrario, puedes pasar días, semanas o meses trabajando en algo que luego tendrás que remover o cambiar drásticamente.

Sobredesarrolla a los personajes

Cuando trabajes tu borrador, tu principal preocupación deberían ser los personajes. Aquí, es de hecho buena práctica ser generoso con los detalles que los construyen, especialmente cuando hablamos de su personalidad, fallas, motivaciones y deseos.

En el borrador es cuando apenas estás conociendo a estos personajes, y por eso es buena idea pecar de abundancia de detalles que de lo contrario.

Dicho esto, ten muy presente que una vez que acabes la historia necesitarás revisar qué información es realmente importante para la narrativa, y cual es simplemente un dato curioso. ¡De esa forma evitarás que el sobredesarrollo afecte negativamente la versión final!

No te preocupes demasiado por la temática o los símbolos

La temática y los símbolos de una historia no son realmente algo que te debería preocupar demasiado en tu borrador inicial. ¿Por qué? Bueno, porque si estás llevando a cabo un proyecto artístico honesto, es muy probable que ni siquiera tengas claro cuál es la temática central de tu historia y cómo la quieres manejar.

Esas son interrogantes que es mejor plantearse al final, cuando tienes una visión completa de la historia y es más fácil entender como un símbolo afecta al resto.

Obviamente, se vale que pienses con cuidado y cariño cómo manejarás la profundidad de tu obra; lo único que digo es que es mejor no obsesionarte de entrada, sino dejar que la historia respire y se exprese.

¡El borrador es el momento ideal para llevar a cabo esta práctica y utilizar tu imaginación al máximo!

No tengas miedo en dejar atrás una escena aunque no te convenza cómo quedó

Constantemente me topo con escritores novatos que me cuentan una y otra vez que llevan meses trabados en una parte de su historia; borrándola y reescribiéndola una y otra vez.

Si bien es válido hacer esto cuando no tenemos una ruta narrativa que nos convenza, también es cierto que cuando trabajamos nuestro borrador es buena idea simplemente seguir avanzando la historia en lugar de quedarnos trabados en el mismo hoyo.

Esto lo tienes que hacer con cuidado, por supuesto, pero es una práctica genial cuando la aplicas con criterio porque muchas veces te obligará a pensar hacia donde quieres ir y, por ende, refinar la forma en que la historia te llevará a esa meta.

Si escribes tu borrador con la perspectiva de “todo tiene que estar perfecto antes de pasar a lo siguiente” lo más probable es que te vuelvas muy poco productivo por dos razones:

  1. No va a quedar perfecto sin importar qué tanto lo trabajes: te hace falta demasiada información sobre lo que sucederá en lo que queda de historia.
  2. Estás olvidando por completo el punto de tener un borrador: lo que quieres es una base que te ayude a construir algo fuerte. No tienes que decorar la casa todavía.

¡Y listo! Espero que estos consejos te sean de ayuda y seas capaz de escribir un borrador genial.

Si te gustó este contenido, considera leer este otro sobre cómo lograr que la creatividad fluya. ¡Te ayudará a superar esos horribles bloqueos de escritor!

Publicado en Escribir

1 comentario

  1. Ezra

    Buen artículo, ahor atengo una idea más clara de cómo hacer mi borrado con el que tantos problemas tengo.

    Por cierto bro, un comentario: en la parte de sobredesarrollar a los personajes un párrafo te quedó a medias, ahí para que le des una revisada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.