Menú Cerrar

¿Cómo lidiar con las críticas a tu obra con éxito?

críticas a tu obra

¿Cómo lidiar con las críticas a tu obra?

A medida que empieces a compartir tu obra con otras personas, especialmente cuando lo hagas en sitios públicos y abiertos como Wattpad, inevitablemente te toparás con críticas a tu obra, algunas buenas, algunas malas y algunas feas.

Es parte de la vida de cualquier artista y, especialmente, de los escritores, ya que existe un componente objetivo importante en el análisis de lo que producen, no solo subjetivo.

Es por eso que aprender a lidiar con las críticas es crucial para cualquiera que quiera crecer como escritor y mejorar poco a poco la calidad de sus historias.

Si quieres conocer más sobre el tema, ¡no pares de leer!

¿Son buenas las críticas?

Especialmente cuando estás empezando, las críticas no son buenas… ¡son una bendición!

Si eres un escritor novato, deberías estar desesperado porque alguien, quien sea, te diga algo (LO QUE SEA) sobre tus obras. Eso es lo más difícil de conseguir; mucho más que lectores, aunque no lo creas.

Puede ser que te pongas nervioso y transpires un poco cuando alguien empieza a criticar tu trabajo, especialmente cuando su discurso empieza con un “me gustó, pero…”. De hecho, no me sorprendería que pasaras toda tu carrera temiendo un poco este momento, independientemente de tu nivel de éxito y la cantidad de críticas que hayas recibido en tu vida.

Nuestras historias son una extensión de nosotros mismos cuando las escribimos con pasión, y es por eso que escuchar que alguien no las aprecia se siente tan personal: es como si te estuvieran rechazando a ti mismo y lo que representas.

De todas formas, hay que recordar que ESO NO ES LO QUE ESTÁN HACIENDO; están criticando una experiencia narrativa, no a tu persona, y hay que saber poner las cosas en su apropiada proporción.

Lo que debes garantizar es que las personas dispuestas a darte su opinión NUNCA se sientan intimidadas al hacerlo, incluso si no te gusta lo que comparten o quizás te lo dicen de una forma un poco dura.

Las críticas son algo positivo y debes valorarlas si quieres seguir creciendo tus capacidades narrativas.

Tipos de críticas y cómo lidiar con ellas

Ahora, como seguro lo sabes, no todas las críticas son iguales ni tienen el mismo valor, y por eso quiero compartirte los distintos tipos que existen y explicarte cómo lidiar con cada uno.

¡Aquí vamos!

Críticas constructivas

Las críticas constructivas son una belleza, esto es exactamente lo que quieres cada vez que haces la pregunta “Entonces, ¿qué te pareció mi historia?”.

Las críticas constructivas se realizan cuando se proporcionan comentarios constructivos y respaldados por argumentos bien pensados y ejemplos específicos.

Básicamente, las críticas constructivas son más elaboradas y ofrecen mayor información al escritor, permitiéndole entender con mayor profundidad la experiencia del lector.

¿Cómo lidiar con ellas?

Las críticas constructivas son muy fáciles de manejar cuando son positivas, ya que lo que escucharás serán puras alabanzas a tu obra y todas las maneras en que eres un genio narrativo… el problema es cuando las críticas se enfocan en tus áreas de mejora.

Por ejemplo, supongamos que un lector te dice que le costó mucho conectar con el protagonista porque nunca entendió de verdad cuál era su motivación, que le parecía que cambiaba mucho dependiendo de la escena y procede a darte ciertos ejemplos de distintas motivaciones que parecías querer proporcionarle.

Al escuchar esto, es probable que tu primer reflejo sea ponerte a la defensiva y explicarle todos los puntos de la historia en que esa motivación tan bonita que pensaste sí está bien construida.

Eso es un ERROR porque tú no estás ahí para cambiarle la opinión al crítico, sino para mejorar tu obra. Incluso si lo que dice no es 100% cierto (porque las críticas constructivas también pueden estar equivocadas), lo más probable es que sea al menos 50% verdad, y eso es suficiente para que vuelvas a trabajar y pulas un poco más tu narrativa.

Tu meta es utilizar la crítica constructiva para encontrar puntos de mejora en tu obra y lograr que alcance su verdadero potencial. No discutas con el crítico jamás. A lo mucho, hazle preguntas para que profundice más sobre su opinión y ofrezca más argumentos y ejemplos para fundamentar lo que dice. De esa forma será más sencillo identificar cuál es el elemento narrativo que requiere atención.

Críticas destructivas

Las críticas destructivas son aquellas que se hacen con mala intención y que tienen como objetivo dañar. No ofrecen nada objetivo en lo que enfocarse y no sirven de nada para mejorar.

“Esta historia es una basura”.

“Esta es la peor trama que he leído en mi vida”.

“El protagonista es malísimo”.

Las críticas destructivas no ayudan a nadie, más que al crítico para que se sienta un poco mejor al desahogarse de la mala experiencia que tuvo con la narrativa.

¿Cómo lidiar con ellas?

Es normal que existan una cierta cantidad de personas que ofrezcan esta clase de críticas y, aunque nos cueste pensarlo así, no todos son simples trolls fastidiosos y odiosos que no tienen nada que hacer.

Nos guste o no, no todos son capaces de ofrecer una crítica constructiva bien pensada y argumentada. La mayoría de las personas suelen decir lo primero que les viene a la mente de una forma impulsiva y tosca, especialmente si se toparon con tu historia a través del Internet y ni siquiera te conocen.

En estos casos, no ignores lo que dicen. Si es posible, procura entablar una conversación con ellos y pregúntales con tranquilidad y una mente abierta qué es exactamente lo que les molestó.

Es muy probable que, al ver que eres una persona real que genuinamente se preocupa por su labor artística, se calmen un poco y piensen de una forma más profunda y articulada sobre tu obra, lo que te permitirá convertir su crítica destructiva en crítica constructiva.

Dicho esto, claro que habrá excepciones a la regla y te toparás con trolls que solo tienen envidia y quieren hacerte sentir mal. A estos sí debes ignorarlos y hacer todo lo posible por no dedicarles ni un segundo de tu tiempo (lo cual incluye pensar en lo que te dijeron y obsesionarte con respuestas astutas y crueles).

Lo importante aquí es que no confundas las críticas negativas con críticas destructivas y empieces a ignorar todo lo que te dicen por el simple hecho de que no se están explicando a fondo o te dicen algo que no te gusta escuchar.

Críticas insípidas

Ahora, existen otro tipo de críticas de las que rara vez escucho hablar, pero lo cierto es que llegan con mucha frecuencia: las críticas insípidas.

Las críticas insípidas no son ni constructivas ni destructivas, simplemente son comentarios increíblemente vagos que no te ayudan a mejorar la obra en lo absoluto o a encontrar sus fortalezas.

“El protagonista me gustó”.

“Ya me perdí, no entendí nada”.

“Me gustó la historia, me gustó todo”.

Este tipo de críticas son las más aburridas porque es casi como si no existieran, pero suelen nacer por culpa de la incapacidad del crítico para identificar los elementos narrativos que están participando en la narrativa y luego explicarlos de una forma medianamente útil.

En realidad, esta es la crítica con la que te toparás más seguido cuando compartas tu obra con personas cercanas a ti, y es por eso que es importante que aprendas a lidiar con ella.

¿Cómo lidiar con ellas?

Recuerda, la crítica insípida no nace de una mala intención por parte del crítico como lo hacen las críticas destructivas; más viscerales por naturaleza.

Las críticas insípidas nacen de una falta de conocimiento técnico sobre elementos narrativos, lo cual, como te podrás imaginar, es el común denominador de las personas. No todos pueden ser nerds obsesionados con las historias como tú y como yo.

Entonces, lo que tienes que hacer es tratar de leer un poco más allá de lo que dicen y ayudarles a armar sus argumentos.

Por ejemplo, simulemos una conversación que fácilmente se puede dar con este tipo de críticas. Quiero que te fijes en cómo el escritor lidia con las respuestas del crítico.

Crítico: el protagonista no me gustó.

Escritor: ¿Por qué? ¿Qué crees que hizo que no te gustara?

Crítico: no sé, es que era como muy cruel y cínico con todo el mundo.

Escritor: ¿Cuándo te pareció que era demasiado cruel y cínico? ¿Recuerdas alguna escena específica?

Crítico: hmmm, creo que cuando se burló de la mamá por llorar la muerte de su hermano. Se me hizo muy cruel.

Escritor: ¿No te pareció que estaba justificado considerando la relación que tiene con la mamá?

Crítico: la verdad no. Ni sé qué clase de relación tenía con la mamá. Es decir, sé que se caían mal, pero igual se me hizo que la trató con demasiada maldad.

Aquí, el escritor, que sabe la razón detrás del porqué su personaje actuó así, llega a la conclusión de que el problema no es que el protagonista sea muy cruel y cínico, sino que él, como autor, no ha sabido establecer de forma efectiva las razones detrás de su comportamiento que ponen en perspectiva lo que hace; algo que quizás haría que la audiencia, aunque crea que el personaje está siendo cruel y cínico, entienda sus motivaciones y sienta empatía por él, incluso si no está de acuerdo con su proceder.

Esto es lo que debes aprender a lograr como escritor. No siempre te saldrá bien y habrá oportunidades en las que te ganará la emoción y quizás alejes a un crítico para siempre, pero es una habilidad tan importante como aprender a construir un buen arco de personaje.

También debes aprender a ofrecer críticas

Otra forma en la que puedes aprender a lidiar con las críticas es dándolas tu también. De esa forma, podrás entrenar a tu mente para que se ponga en los zapatos de los críticos y sea más fácil para ti interpretar lo que dicen.

A su vez, ser bueno analizando historias de otros también te ayudará a mejorar la tuya (aunque no impedirá que caigas en la ceguera de autor).

El punto final con el que quiero que te vayas es este: las críticas, especialmente las negativas, son algo bueno; es algo que quieres porque no te sirve de nada que te digan que tu obra es buena, te interesa más que te digan en qué es mala para que la puedas mejorar.

¡Y con eso llegamos al final! Espero que te haya gustado el contenido y aprendieras una que otra lección importante.

Si te gustó este artículo, quizás disfrutes este otro sobre cómo subir tu obra a Wattpad. ¡Ahí podrías conseguir muchas críticas útiles para ti!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.