Menú Cerrar

La filosofía y la escritura: dos disciplinas muy cercanas

filosofia escritura

La filosofía y la escritura: dos disciplinas muy cercanas

Está claro que no todas las historias necesitan ser una exploración profunda y trascendental del ser humano; de hecho, muchas veces en la simpleza es donde se encuentran las ideas más interesantes de nuestra existencia. Sin embargo, esto no quita que exista una relación incuestionable entre la filosofía y la escritura.

Muchos escritores ignoran esta realidad y caen en la trampa de creer que el aspecto filosófico de una historia solo le pertenece a los autores “elitistas y presumidos”, pero esta visión impedirá que sus obras, independientemente del tono que manejen, terminen siendo superficiales y huecas.

Si quieres aprender más sobre el tema, ¡este artículo es para ti!

La relación entre la filosofía y el proceso artístico

El proceso artístico lleva al artista a desarrollar una pieza artística porque existe un dilema que lo atormenta, una pregunta que ni siquiera sabe cómo formular. Su trabajo le permite dar forma a esa idea abstracta y explorarla de una forma mucho más clara.

Por ejemplo, quizás una parte de ti no entiende cómo los seres humanos pueden hacer actos terribles creyendo que hacen lo correcto, y por eso tu mente te lleva a desarrollar una historia con un villano trágico que tiene razones y motivaciones honestas para cometer sus fechorías.

Lo mismo sucede si no entiendes el significado del sufrimiento, y decides hacer una escultura que presente a una madre abrazando en su regazo a su hijo fallecido.

Al inicio, el propósito del proceso artístico no está claro para ti y es probable que tengas que trabajar varias horas y analizar a profundidad tu trabajo antes de entender en realidad “qué” es lo que quiere decir.

Ahora, si estás tomando este proceso con seriedad, eventualmente lo descubrirás y ahí es donde tener conocimientos filosóficos (o al menos la capacidad de adentrarte en ellos) te será de gran ayuda.

Una vez que esa pregunta abstracta se formula con claridad puedes pasar al reto monumental de explorarla. Cabe destacar que no dije que tu reto fuera “responder” la pregunta porque lo cierto es que, si de verdad es algo importante, las probabilidades de que encuentres la solución definitiva es literalmente CERO.

Ni diez, ni cinco, ni uno. CERO. Por muy inteligente, maduro y sabio que creas ser, tus limitaciones humanas no te dan para entender por completo la realidad, e intentar reducirla a la exagerada simplificación que tu mente es capaz de concebir, es una pérdida de tiempo que hará que tu pieza deje de ser arte y se convierta en una propaganda de tus opiniones.

La filosofía representa el amor al conocimiento en sí y por eso no se obsesiona con las respuestas, sino con hacer las preguntas correctas.

¿Quién eres? ¿Qué somos? ¿Qué es “ser”? Todas estas son preguntas a las que nunca encontraremos una respuesta definitiva, pero eso no significa que esa respuesta no exista o que, por el contrario, no exista tal cosa como una respuesta equivocada, en cuyo caso descubrirla también ayuda bastante.

Esta dinámica permite que el proceso artístico plantee esas preguntas filosóficas y las pueda meter en un contexto humano donde puedan desarrollarse. Esto también significa que el artista en sí debe ser capaz de sumergirse en la parte filosófica del concepto, ya sea leyendo a las grandes mentes que lo trabajaron antes que él o al menos abriéndose a ver algo más allá de lo obvio.

¡Es una demostración clara de que existe una fuerte conexión entra la filosofía y el arte!

La escritura y su elemento filosófico

Todo lo que mencioné antes aplica para cualquier producto artístico, pero el medio escrito tiene particularidades que no comparten otros como la música y la pintura.

Eso es porque industrias como el cine, los videojuegos y la literatura pueden sumergirse de una forma mucho más detallada en la existencia humana, dándole verdadera forma a los personajes del relato y, por ende, a las ideas que la obra explora.

A diferencia de artes como la escultura, que se esfuerzan por captar un instante de la vida con un dramatismo que inspira a la reflexión y la contemplación desde la evocación de emociones, las historias pueden “hablar” de forma directa y ofrecer una visión más idiosincrásica que puede incluir tanto las emociones como la razón.

Nota: no quiero que parezca que estoy criticando esos medios artísticos, ya que existe muchísimo valor y dificultad en lo que hacen, solo menciono que el desarrollo de historias trabaja sus ideas filosóficas de una forma distinta.

Y justo en esa parte, la racional, es que se encuentra el elemento filosófico de la escritura, ese que intenta sumergir al escritor y al espectador en un viaje de descubrimiento con el propósito de aprender más sobre la naturaleza humana.

Todas las historias tienen un elemento filosófico por el simple hecho de que trabajan situaciones humanas; el tema es cómo tú, como escritor, eres capaz de explorar esas ideas con profundidad y desarrollarlas con honestidad.

¿Qué significa esto para ti como escritor?

En pocas palabras, esto significa que como escritor debes estar dispuesto a abrirte a la filosofía y con eso no me refiero solamente a leer a grandes pensadores como Joseph Campbell y Carl Jung, sino también a tener discusiones constructivas con personas que tienen perspectivas distintas a las tuyas, a olvidarte que tienes las respuestas correctas y ver el mundo por lo hermoso, terrible y complejo que es, sin caer en el nihilismo o el idealismo.

¡Y con eso doy por terminado el artículo! Espero que te haya dado algo en qué pensar. Si te gustó y quieres leer otros parecidos, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Escribir

2 comentarios

  1. Anónimo

    bueno, lo acepto, pero no es que estoy intentando, plagiarlo, es que, desde niño, siempre me he preguntado, que es lo pasaria si los mismos personajes que hacen el bien sean los villanos, y ahora que lo pienso, uno de mis personajes, sor, fantasma electrico y ray rayson, los tre stiene las formas de de 3 personajes de la serie, pokemo, serena(sor), clemont(fantasma eléctrico), bonnie(Ray Rayson),tecnicamente, son contrastes del uno al otro, los 3 ultimos, son amables, cuerdos, clemont es avivo fanatico de la ciencia, pero sor fantasma y ray son sadicos, crueles, y ellos experimentan con seres humanos, y estan locos, son lo contrario a los que mencione, asi pasa con los otros, casi todos los que tienen forma son contrastes de los heroes de otros programas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.