¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?

Hace poco, conversando con una escritora de Wattpad sobre su obra, me sorprendió que me admitiera que, cuando empezó a escribirla, se la mostró a una de sus amigas y ella le dijo que no se metiera en temas filosóficos o psicológicos difíciles con la historia.

Me sorprendí por varias razones, pero la más importante sin duda fue: ¿por qué alguien podría sugerir algo como eso?

Lamentablemente, creo que la respuesta es que, como hay tantas historias populares y taquilleras que no se preocupan por manejar ideas difíciles sobre la existencia humana, muchos espectadores/lectores están demasiado acostumbrados a historias predecibles y sencillas, con una clara diferencia entre buenos y malos que no los reta a mirar para adentro.

Dicho esto, creo que la solución no está en construir historias para estos espectadores o lectores, sino crear obras que tengan tanto un alto valor de entretenimiento y que sean capaces de manejar ideas con mucha profundidad.

Sin embargo, como lo segundo es mucho más difícil y requiere bastante esfuerzo, decidí escribir un artículo que busque inspirar a futuros escritores a que apuesten fuertemente por dilemas filosóficos y psicológicos en sus historias.

Si te interesa, ¡sigue leyendo!

¿Qué quiere decir exactamente “manejar temas filosóficos y psicológicos” en una historia?

temas filosóficos, ¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?

Para empezar, creo que deberíamos definir exactamente a qué me refiero con esto, después de todo, se puede malinterpretar de muchas formas.

No estoy hablando de que impulses una ideología o que actúes de forma pretenciosa en tu escritura, como si tuvieras todas las respuestas y tus lectores son unos idiotas afortunados por exponerse a tu mente privilegiada.

No, eso no es lo que buscamos aquí. Cuando hablo de “manejar temas filosóficos y psicológicos”, estoy hablando simplemente de que trates de identificar el conflicto central de tu historia y la relación que tiene con los problemas que rodean la vida misma.

Por ejemplo, si escribes una historia sobre un paciente terminal de cáncer, entonces puedes meterte en el significado de la muerte y del sufrimiento, tanto desde sus características negativas y terribles, como sus aspectos redimibles y necesarios.

Además, debes explorar como estas circunstancias afectan la mente de las personas y cómo corrompen (o mejoran) nuestra forma de ver el mundo.

¿Por qué deberías hacerlo?

Ahora, es innegable que escribir una historia con profundidad psicológica y filosófica es bastante difícil, por lo que me gustaría darte algunas razones que te motiven a dar esas horas de trabajo extra.

¡Aquí te van!

Es lo que le da sentido a tu escritura

temas filosóficos, ¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?

Un escritor no escribe solo para entretenerse. Eso lo hace un aficionado.

Un verdadero escritor trabaja una historia porque tiene algo dentro de su alma tan complejo, que es imposible de articular. Por eso, necesita representarlo en una historia, y permitir que los diferentes elementos que tiene combatan unos con otros, hasta que algo similar a un mensaje aparezca sobre la superficie.

Intentar atacar un dilema filosófico que te atormenta o un problema psicológico que te fascina, es la mejor forma de trabajar una historia, porque tus símbolos serán poderosísimos y tus personajes tendrán vida propia.

Siempre y cuando consigas hacerlo con honestidad, tu historia será amada por miles de personas que se identifiquen con ese problema que planteas.

Te permitirá escribir historias increíbles

temas filosóficos, ¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?

Como te podrás imaginar, las mejores historias que se han hecho, suelen tener una gigantesca cantidad de mensajes profundos y personajes complejos e interesantes.

Es decir, las más grandes obras no solo manejan un tema filosófico y psicológico interesante, sino que manejan varios desde muchos ángulos distintos.

Crimen y Castigo, El Señor de los Anillos, 1984, Las Crónicas de Narnia, Los Miserables; todas son historias increíbles que se han convertido en clásicos justamente porque utilizan sus símbolos, temática y personajes para explorar distintos aspectos de la vida humana que son tan complejos y profundos, que el ser humano tendría que convertirse en otra especie para dejar de identificarse con ellos.

El arte trasciende cuando se mete en estos dilemas. ¡Por eso es que nos aburrimos cuando Hollywood saca el mismo estilo de películas 20 veces! ¡Sin tomar ningún riesgo!

No olvides que tienes una responsabilidad contigo mismo y la gente que te lee

temas filosóficos, ¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?

Lo mejor de todo, es que hacer esto no solo hará que tus historias sean más atractivas e increíbles, sino que serás capaz de invitar a tus lectores a pensar sobre un tema complicado y tratar de identificar posibles soluciones.

Lo brillante de películas crudas y fuertes como Joker y Precious es que, dentro de sus elementos oscuros y tétricos, nos muestran una parte de la realidad que es muy difícil de ver y entender, y eso nos permite aprender algo sobre nosotros mismos y las personas que nos rodean.

Como artista, tienes una responsabilidad con todos los que se exponen a tu arte, porque tienes la capacidad de luchar contra lo desconocido, aquello que la sociedad todavía no identifica.

Esa habilidad única es lo que te da tu título de “artista”, y lo que hace que las personas estén dispuestas a pagar por el derecho de exponerse a tus creaciones con el dinero que han ganado con tanto esfuerzo.

No temas el “qué dirán”; tenle más miedo a que tu historia no diga nada

Cuando todo esté dicho y hecho, es más importante que tu historia tenga algo profundo que decir a que sea algo plano, sin ninguna capacidad para horrorizar o enamorar a alguien; que solo exista para entretenerte un rato y ya.

Lo que no entienden muchos productores de Hollywood es que el verdadero riesgo de una industria que se impulsa con la creatividad humana, es dejar de atacar situaciones difíciles y actuales de nuestra sociedad de forma honesta y artística.

Esa es la diferencia entre crear un ambiente donde el arte es la norma y otro que parece más un simple mercado al mayoreo.

Claro está, esta es solo mi opinión. Si piensas distinto, asegúrate de dejar tu comentario en la caja de abajo. ¡Me encantaría escuchar lo que piensas!

One Reply to “¿Deberías manejar temas filosóficos y psicológicos en tu historia?”

  1. El fin de las películas con sustento es que logren impactar; no vamos al cine a aprender sobre lo que nos rodea ni sobre quienes nos rodean , en realidad vamos a entretenernos, pero si lo que consumimos tiene la capacidad de sorprendernos eso deja la impresión suficiente para engancharnos a ello; porque hoy día buscamos algo que nos estimule somos una sociedad que actualmente independientemente de si es de occidente u oriente nos seduce lo sensual, el gusto entra por los sentidos y nos atrapa si consigue motivarnos, provocarnos, despertarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.