El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?

Es bastante interesante el hecho de que existan tantos elementos narrativos que se repiten en toda clase de historias y géneros, que hablan de un tema tan profundo y complejo que cientos de autores se sienten inclinados a incluirlos en sus obras.

Por supuesto, en esa larga lista hay varios elementos que destacan y, sin lugar a dudas, el sacrificio es uno de ellos.

Pero ¿por qué? ¿Qué tiene de especial? ¿Por qué le encanta a los autores colocarlo y a las audiencias verlo?

Si quieres descubrir la respuesta, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el sacrificio en las historias?

El sacrificio es una acción difícil llevada a cabo por un personaje en beneficio de otros. Esta acción representa un costo importante para el personaje y le hace perder algo que valora.

Es decir, un sacrificio, para tener valor literario, no necesita necesariamente que el personaje pierda su vida, sino algo que valora muchísimo. Puede ser su trabajo, su dinero o su reputación.

Claro está, la misma naturaleza de este tipo de acciones les ayuda a tener un fuerte impacto emocional cuando se construyen bien, además de que se prestan para crear esa clase de escenas que representan un punto de inflexión para la historia.

¿Qué representa?

sacrificio, El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?

Un sacrificio se utiliza para representar aquello que se encuentra de primero en la escala de valores de un personaje. En pocas palabras, el individuo se sacrifica porque aquello que protege es más importante que sí mismo.

Por esto es que los sacrificios pueden ser descomunalmente impactantes cuando se construyen bien, porque incluso pueden llenar de complejidad a los personajes con una sola escena.

Por ejemplo, si el personaje es un tipo cínico y nihilista, que trata mal a todos y parece que valora el poder por encima de todo, pero se sacrifica por su hija, entonces eso lo que demuestra es que, debajo de todas esas cualidades horribles, la brújula moral del personaje sigue apuntando a un norte virtuoso.

Esto, a su vez, puede representar un cambio interesante en el personaje cuando culmina su arco, porque puede demostrar que ahora su pirámide de valores no está dominada por algo negativo, sino por algo verdaderamente valioso y hermoso.

Es por eso que muchos de los mejores arcos de redención terminan con algún tipo de sacrificio: es la forma más sencilla de representar la nueva escala de valores del personaje.

¿Cómo construir un sacrificio emocionalmente impactante?

Por supuesto, no está de más decir que no todos los sacrificios que se incluyen en las historias tienen verdadero impacto.

Eso es porque no es tan fácil trabajar este elemento correctamente. Hay muchas cosas que no te pueden faltar y justo de eso hablaremos a continuación.

¡Sigue leyendo!

Construye bien al personaje que se sacrifica

sacrificio, El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?
Las amo

Si eres fanático de One Piece, seguramente ya estás acostumbrado a que cada vez que aparece la backstory de un personaje, esta seguramente estará llena de sufrimiento y dolor.

Es algo que se repite con exagerada frecuencia en esta serie, sin embargo, después de más de 900 capítulos, nunca se vuelve cansado ni aburrido.

Por supuesto, esto sucede en parte porque las historias son muy distintas entre sí y están muy bien hechas, pero, si tuviera que señalar la razón principal, sin duda diría que se debe a lo bien que se construyen los personajes que eventualmente se sacrifican.

Para cuando llega la escena fatídica, no solamente entiendes a la perfección la relación que hay entre el mártir y el rescatado, sino que comprendes profundamente por qué no había otra ruta posible más que morir por el ideal que perseguían.

Eso es lo que hace que cuando recuerdes el pasado de Nami, el de Robin, el de Franky, el de Trafalgar Law, etcétera, se te ericen los pelos de la piel. Cada lágrima derramada tiene perfecto sentido para ti y eso hace que el sacrificio te golpee de una forma distinta.

Este es un elemento es crucial para que la audiencia se emocione al ver al personaje sacrificarse. Si no son capaces de entender el razonamiento del personaje que muere o sufre por su decisión, no podrán empatizar ni relacionarse emocionalmente con lo que sucedió.

Permite que el sacrificio culmine su arco

sacrificio, El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?

Como mencioné antes, el sacrificio demuestra qué es lo que un personaje valora por encima de todas las cosas.

Si sacrifica a su familia por un ideal, entonces su familia no es tan importante como el ideal. Si sacrifica el ideal por su familia… bueno, creo que ya entiendes la idea.

Como es una conclusión tan absoluta para el personaje, tendrá más impacto si la dejas hasta el desenlace de su arco, de forma que su última decisión sea una que tiene consecuencias importantes en la trama y que termina por definir quién es.

Te voy a dar un ejemplo muy sencillo, que no involucra muertes ni nada por el estilo.

En la película Lo que ellas quieren, tenemos un protagonista soberbio y engreído, obsesionado con el éxito profesional; un macho man en toda la regla que es completamente incapaz de entender a las mujeres. Por azares del destino, este sujeto recibe el nada despreciable poder de leer la mente de cualquier fémina cerca de él.

Después de un breve periodo de aceptación, nuestro protagonista, haciendo justicia a la clase de persona que es, utiliza este poder para conquistar mujeres, aprovecharse de su nueva jefa para quitarle su trabajo y, simplemente, facilitarse la existencia.

Sin embargo, a medida que progresa la historia y el personaje empieza poco a poco a entender a las mujeres que tiene cerca, a darse cuenta que son mucho más complejas e interesantes de lo que él mismo estaba dispuesto a admitir, y qué él no es tan genial como creía, algo cambia dentro de él.

Pasa de ser un hombre tosco y soberbio, a un sujeto sensible y comprensivo, que puede mantener su hombría al mismo tiempo que es capaz de conectar con los demás de una forma más profunda y real.

Al final de la película, el personaje se enfrenta a una decisión difícil: el éxito profesional o hacer lo correcto por la mujer que ama. Al inicio de la historia, esto no hubiera sido un dilema en lo absoluto, pero por el viaje que ha vivido a lo largo de la trama, ahora lo es.

No te spoilearé el final en caso de que quieras ver la película (genial para verla con tu pareja y reírte un rato), pero no hace falta, porque independientemente de lo que elija, el sacrificio es una realidad inamovible de la historia.

Por un lado, puede sacrificar su carrera, algo por lo que ha trabajado muchísimo y que parece estar en la cima de su escala de valores; o puede sacrificar a la única persona por la que ha sentido algo real.

El camino que elija será poderoso sí o sí, porque culminará su arco y mostrará de una forma irrefutable qué es lo que realmente le importa, si realmente fue capaz de cambiar o sigue siendo el mismo desgraciado que era.

¡Esto es genial para que el sacrificio tenga mucha relevancia narrativa!

Muestra la reacción de los rescatados

sacrificio, El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?

Un sacrificio, por mero concepto, no puede suceder en el vacío. Después de todo, es una acción altruista, algo que haces a favor de otra persona o grupo de personas.

No cometas el error de hacer que tu personaje se sacrifique por una masa de rostros sin nombre. Al contrario, mientras más puedas trabajar a los que serán rescatados mejor, y eso también incluye que muestres su reacción después de ser salvados.

¿Por qué? Bueno, para empezar, ver esa reacción ayudará a que tu audiencia sienta lo mismo, pero, más allá de eso, no olvides que el hecho de que alguien se sacrifique por ti significa que, en su escala de valores, tú eres lo más importante para esa persona.

A veces escucho a los hombres quejarse de que en las películas románticas siempre es el tipo el que tiene que hacer el “gran gesto” al final. Que debe abandonar su trabajo, su reputación o lo que sea para quedarse con la chica. Les parece injusto y ridículo, que solo está ahí para satisfacer las fantasías femeninas.

La realidad es que esto solo está mal implementado si el personaje que hace el “gran gesto” no es el que cometió el error más grande en la relación. Hay veces en las que debe ser él, veces en las que debe ser ella e, incluso, situaciones en las que ambos deben hacerlo.

Esto es muy importante para la historia porque es la única forma de que quede simbólicamente representado que ambos personajes se aman al mismo nivel, colocando al otro como lo más importante en sus vidas (o por lo menos más importante que aquello que sacrificaron).

Por supuesto, esto debe ser un momento emocionalmente poderoso para las personajes, y necesitas que la audiencia lo viva con ellos para que poco a poco vaya saboreando la complejidad del momento y la entienda a un nivel profundo.

Lo mismo sucede si es un padre que se sacrifica por su hija, quien ahora debe vivir con la tristeza de no tener a su progenitor, pero con la seguridad inquebrantable de que la amaba más que a su propia vida.

¿Ves la complejidad de esa emoción? ¿Lo agridulce que es? ¿Lo difícil que es separar la parte racional de la emocional? Dale eso a tu audiencia, y jamás lo olvidarán.

Permite que haya repercusiones importantes al sacrificio

sacrificio, El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?

Lo peor que puedes hacer al construir un sacrificio es echarte para atrás y remover las consecuencias negativas que prometiste que sucederían.

Sabes a qué me refiero. Es el típico “si utilizo este poder, moriré”, pero el personaje se salva milagrosamente y continúa con su vida como si nada; quizás hasta vuelva a utilizar la misma habilidad más adelante.

Esta es una forma artificial de crear drama y, aunque tu audiencia se irá con la finta de entrada, se le pasará rápidamente cuando se dé cuenta que no hiciste otra cosa que manipularla.

No, si quieres que tu sacrificio tenga verdadero impacto emocional y relevancia narrativa, necesitas forzosamente que haya consecuencias permanentes; que exista un costo real. De lo contrario, nada se sacrificó y, por ende, no utilizaste el sacrificio como elemento narrativo.

¡Ahora seguro que todo te quedó clarísimo! Con esto, espero que tengas todas las herramientas necesarias para aprovechar el sacrificio en tus obras.

Si te gustó el artículo y quieres leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter del blog!

2 Replies to “El sacrificio como elemento narrativo: ¿qué tiene de interesante?”

  1. Aún no supero la muerte de Corazón jajaj hey, acabo de encontrar esta página. ¡Tus artículos son demasiado geniales! Me encanta que tus análisis vienen de películas, series, libros y anime por igual. Y los consejos me están ayudando mucho ya que estoy comenzando a escribir mi primer libro. He estado buscando muchos consejos y esto es lo que necesito.
    ¿Puedo hacerte una pregunta?¿Cuánto sueles demorar en escribir?
    ¡Sigue inspirando a más personas!

    1. ¡Hola, Calen! ¡Qué bueno que te está gustando el blog! ¡Ojalá siga así! ^^

      Obviamente, depende un poco del tipo de historia que estoy escribiendo, pero mi primer libro me tomó aproximadamente dos años (lo escribí a los 11 y se nota) y el segundo me tomó 10 años porque con ese fui muchísimo más riguroso con el proceso creativo y aprendí muchas cosas. Ya para el tercero (en parte por la presión de los Wattys) lo acabé en aproximadamente 6 meses, aunque debo admitir que no está tan pulido como quisiera.

      Los relatos cortos, dependiendo de la complejidad y longitud, suelen tomarme uno o dos días.

      Por supuesto, si tú te tardas más o menos no es una mala señal. Cada escritor trabaja a su ritmo ^^.

      ¡Espero te sirva esta respuesta! ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.