Menú Cerrar

Stranger Things: una terrible caída en picada

stranger things

Stranger Things: una caída en picada

Si llevas unos cuántos años con tu suscripción de Netflix, es muy probable que ya hayas visto Stranger Things o por lo menos escuchado sobre ella.

Al momento de escribir este artículo, Stranger Things acaba de sacar su cuarta temporada y yo acabo de terminar de verla… y el sentimiento que me invade es de profunda decepción.

Lamentablemente, esto no es algo que esté surgiendo ahora, sino que ha ido empeorando desde que vi la segunda temporada de esta serie.

En este artículo, me gustaría hablar un poco sobre Stranger Things y, sin spoilers, decirte por qué considero que es una serie que cayó en picada en términos de calidad.

Si te interesa, ¡no pares de leer!

Sinopsis de Stranger Things

Stranger Things nos cuenta la historia del pueblo de Hawkins, un pueblo aparentemente tranquilo de Estados Unidos que encierra secretos inimaginables relacionados con una dimensión paralela.

La trama empieza cuando una misteriosa niña con poderes psíquicos escapa de un laboratorio en las afueras del pueblo, al mismo tiempo que una criatura monstruosa está atacando a los habitantes de Hawkins que no tienen la menor idea de lo que sucede.

¿Te la recomiendo?

La serie está situada en la época de los 80s, con toda la estética que eso representa. Tiene componentes de horror y suspenso, pero en general es una historia entretenida que maneja un tono relativamente infantil.

La primera temporada es probablemente una de las piezas de entretenimiento mejor construidas que Netflix tiene para ofrecer, y definitivamente te la recomiendo si te interesa pasar un fin de semana entretenido pegado a una pantalla (a mí me encanta hacer eso, aunque rara vez puedo).

Lamentablemente, me cuesta mucho recomendar esta serie más allá de eso, ya que a medida que avanza la trama y las temporadas, Stranger Things empieza a disminuir drásticamente su calidad, hasta el punto que ya en la cuarta es solo una sombra de lo que fue.

Las fortalezas y debilidades de Stranger Things

Eso que acabo de decir es una acusación fuerte y quizás hasta polémica, considerando que Stranger Things sigue gozando de una inmensa popularidad, pero yo se lo amerito más al fanatismo que la calidad narrativa.

Ahora, cuando digo “fanatismo” no lo digo con una connotación meramente negativa. La realidad es que Stranger Things ofrece muchos elementos atractivos que me hacen entender que una persona ame la serie a pesar de sus graves errores narrativos.

Justo por eso, quiero compartirte lo que considero que son las fortalezas y debilidades de la serie. De esa forma, espero que tú puedas determinar por tu cuenta si Stranger Things es para ti o no.

¡Aquí vamos!

A favor: personajes con los que es fácil encariñarse

Si algo bueno tiene Stranger Things es que los personajes principales son bastante entretenidos. Las amistades que se forman en la serie se sienten reales (la mayoría de las veces) y las discusiones entre los jóvenes te llenarán de nostalgia y lograrán que conectes con ellos.

Es muy fácil encariñarse con estos personajes y, por ende, sueles estar muy metido en la trama cuando alguno de ellos corre peligro (lo cual sucede bastante).

Eso hace que la serie rara vez se vuelva aburrida y siempre quieras volver por más.

A favor: el mundo de Stranger Things es interesante y peligroso

El mundo de Stranger Things está lleno de misterios extraños e interesantes que logran sorprenderte e intrigarte.

Cada temporada mantiene una cierta relación con la anterior, pero por lo general ofrecen una dinámica distinta que mantiene el mundo fresco y llamativo.

No es nada del otro mundo, pero creo que a la mayoría de las personas les gustará.

A favor: el misterio se maneja muy bien

Stranger Things, en su núcleo, es más similar a una serie de policías, ya que la dinámica narrativa suele girar en torno a un asesinato inexplicable que luego los personajes deben descifrar arriesgando sus vidas.

Por lo general, ese misterio que conforma el conflicto central suele estar muy bien construido y es lo que te mantiene constantemente pegado al sillón.

Incluso en la cuarta temporada, donde estaba extremadamente frustrado por las incongruencias de la historia, me costaba separarme de la tele por el simple hecho de que quería entender lo que estaba sucediendo.

Si también eres un fan del misterio, es muy probable que te vuelvas a adicto a Stranger Things.

Muy en contra: tiene un bajón de calidad increíble a partir de la segunda temporada

Como mencioné antes, la primera temporada de Stranger Things apenas y tiene “peros”. La calidad de la narrativa, construcción de mundo, de personajes e incluso peso temático es más que sobresaliente.

Sin embargo, a medida que el mundo de la serie empieza a expandirse y el sistema mágico toma mayor profundidad, se le empiezan a ver muchas carencias a la narrativa, que empieza a recurrir cada vez más a conveniencias narrativas e incongruencias en los personajes para avanzar la historia.

Es algo que se vuelve cada vez más frustrante hasta el punto de que no estoy seguro de si veré la quinta temporada. Ya he invertido tanto tiempo que me siento obligado a hacerlo, pero no me entusiasma en lo absoluto.

En contra: los personajes son inconsistentes

Stranger Things es una de las series de Netflix que he visto que más traiciona a sus personajes (lo cual es mucho decir). Es increíble la inmensa cantidad de situaciones en las que los personajes principales dicen y hacen cosas sin sentido solamente porque la trama lo requiere para avanzar.

Hay muchas instancias de lazy writing en Stranger Things, especialmente en los diálogos que suelen estar repletos de clichés cuando no hace falta.

Y bueno, los villanos son probablemente lo peor de la serie. Son increíblemente caricaturescos y ridículamente malvados (con la posible excepción de uno). No esperes mucha complejidad en estos personajes ni en el resto del elenco.

En contra: el tono de la serie está muy mal definido

A partir de la segunda temporada, pareciera que los creadores de Stranger Things no tienen idea de cuál es el tono que quieren para su historia; si quieren que sea un thriller de terror con mucho en juego, o una comedia romántica de adolescentes.

Es extremadamente común que los personajes se encuentren en situaciones de extremo peligro o acaben de ver a una persona morir y muestren una actitud relajada y payasa.

Esto muchas veces causa que no te puedas involucrar emocionalmente con lo que ocurre y los mismos personajes sean los que te sacan de la historia.

Es algo como lo que ocurre en las peores películas del MCU, así que si eres uno de esos que detesta esa parte del género de superhéroes, lo más probable es que Stranger Things no sea para ti.

En contra: la construcción de mundo deja mucho que desear

La construcción de mundo de Stranger Things es uno de los aspectos más inconsistentes de la serie.

El sistema mágico, las reglas del mundo, las líneas de tiempo y las facciones de la serie (humanas y no humanas) están llenas de huecos argumentales y contradicciones.

Esto es algo que creo que hasta el más acérrimo fan podrá aceptar sin problemas porque estoy hablando de que muchas de estas inconsistencias son tan obvias que es difícil explicar cómo los escritores fueron incapaces de lidiar con ellas.

Sin spoilear demasiado, solamente déjame decirte que hay unas subtramas con los rusos que tienen poco o nulo sentido, especialmente cuando Estados Unidos se encontraba todavía en la Guerra Fría.

La serie demanda demasiado de ti para que mantengas tu suspensión de la incredulidad, y se puede volver muy frustrante por lo mismo.

¡Y con eso ya llegamos al final! Sé que le di muy duro a Stranger Things, pero quiero recapitular que es una serie dominguera y entretenida.

Si buscas algo de calidad, creo que no es la opción, pero si buscas algo que te distraiga, me parece que te puede ir mucho peor con otras series.

Si estás de acuerdo conmigo o no, ¡asegúrate de decírmelo en los comentarios! ¡Me interesa escucharte!

Publicado en Series

2 comentarios

  1. Ithar

    Totalmente de acuerdo con este artículo. Acabo de terminar de ver la cuarta temporada y me costaba mucho no preguntarme al final de cada capítulo “¿pero, y esto?”. La trama en Rusia me sacó completamente de mis casillas, además de que si la eliminas por completo, no afectaría mucho al desarrollo del resto, por lo que no acabo de comprender su porqué (más allá del fanatismo, como tú dices).
    No he vuelto a ver la segunda y la tercera desde que salieron pero no recuerdo que tuvieran tantas incoherencias. La primera sin duda, la mejor.
    Está bien encontrar resquicios como este en internet, donde la calidad narrativa es importante. Porque no me atrevería a decir a la ligera por ahí que esta temporada es la peor…

  2. Iván

    Estás hablando de la tercera temporada? Hace un año aún no salía la cuarta. Aunque comparto tu punto de vista. La segunda temporada fue algo floja y la tercera fué terrible. Con la cuarta trataron de volver a sus raíces y aunque por partes se me hacía muy buena y por partes no tanto, creo que en conjunto está bien, a secas.
    Quizá la vea mucho mejor de lo que es porque la estoy comparando con la tercera temporada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.