Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Hablemos de un tema algo complejo y delicado: las conveniencias narrativas. Este es uno de los mayores males de las historias, y por eso es importante entenderlas a fondo para no replicarlas.

Si te interesa que tus historias sean sólidas y bien construidas, ¡este artículo te ayudará a lograrlo!

¡Sigue leyendo y líbrate de las conveniencias narrativas!

¿Qué son las conveniencias narrativas?

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Las conveniencias narrativas son, en pocas palabras, aquellos recursos que utiliza un escritor para manipular la trama de la historia de forma tal que se mueva en la dirección que necesita.

Las conveniencias narrativas se pueden utilizar para crear conflicto de la nada, forzar a los personajes a tomar decisiones que nunca tomarían o simplemente crear una subversión de expectativas.

El tema de las conveniencias narrativas es que no siempre es fácil determinar qué elementos aparecen por conveniencia y cuáles genuinamente son una parte crucial de la historia.

Algunos creen que todo lo que sea producto de la casualidad y la coincidencia es una conveniencia narrativa, pero nada está más lejos de la realidad, porque ambos conceptos forman parte de la realidad y son perfectamente válidos en una historia.

El truco para identificar una conveniencia narrativa es entender cómo afecta la agencia de los personajes y/o cómo conecta una escena con la otra.

Por ejemplo, en The Rise of Skywalker cuando Rey y los demás caen en la arena en medio de un gigantesco desierto, y casualmente encuentran el lugar que estaban buscando, es una conveniencia narrativa; porque la trama avanzó sin la agencia de los personajes y no hay ninguna razón lógica para la transición de escenas.

Por supuesto, esto no es una regla infalible, y cada escena dudosa merece su propio análisis, pero es una forma de empezar a entender el concepto.

¿Por qué son tan negativas para una historia?

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Las conveniencias narrativas son malas para una historia porque la falta de lógica y coherencia en el mundo nos recuerda que estamos viendo algo falso, y eso de inmediato nos saca de la historia.

A su vez, existe una alta probabilidad de que la conveniencia narrativa pervierta los símbolos del relato y cambie el mensaje central de la obra para mal, porque como es un elemento que se incluyó de forma artificial, realmente no tiene lugar en la historia.

¿Eres un mal escritor si las usas?

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Ahora, si alguien descubre una conveniencia narrativa en tu historia, ¿eso significa de inmediato que eres un escritor flojo y poco cuidadoso? No, porque hay veces en las que las conveniencias narrativas pueden ser utilizadas para causar un efecto positivo en la obra, y te puedes valer de la suspensión de incredulidad de la audiencia para que te lo perdonen.

Por ejemplo, en el película de El Padrino es una conveniencia narrativa que la cabeza del caballo de Jack Woltz aparezca en su cama. ¿Por qué? Pues, porque tendríamos que suponer que alguien fue al establo de Woltz, cortó la cabeza del animal, luego caminó la distancia de un campo de futbol cargándola, la metió en la cama de Jack sin que se diera cuenta, y se fue sin ser detectado.

Si pensáramos como realmente pensarían los personajes, lo más probable es que le cortaran la cabeza al caballo y la colocaran en la entrada de la casa o, ya sabes, algo más factible; ¡y ni hablar si nos ponemos a hablar de la conexión de una escena con la otra!

La lógica se vuelve bastante estrecha cuando lo piensas así y, si te pones exigente, podrías criticar a la película por hacer uso de esta conveniencia narrativa, pero… estarías equivocado.

Las historias no están obligadas a ser perfectamente realistas, sino a representar la realidad por medio de símbolos y estructuras narrativas. Si bien la lógica es importante, el valor simbólico de esta escena es muy grande, porque que la cabeza esté en la cama no es solo sumamente enfermo y escalofriante, sino que te habla del descaro de los mafiosos, de que genuinamente no les importa nada.

Eso establece mucho mejor la clase de película que estás viendo y la clase de personajes que participan en ella.

Por eso, tienes que ser cuidadoso y estudiar muy bien cada escena de tu obra, porque incluso si caes en cuenta de que hay una conveniencia narrativa, su existencia puede ser algo valioso y memorable.

Esto no sucede casi nunca, pero a veces lo hace. ¡Mantente alerta!

4 tipos de conveniencias narrativas

Como sé que este tema de las conveniencias narrativas es bastante amplio y complejo, creo que vale la pena que repasemos algunas de las conveniencias narrativas más comunes en las historias.

¡Sigue leyendo!

Plot Holes

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Los plot holes son, sin duda, la conveniencia más común que hay y en parte se debe a que es muy fácil que se te vaya algo, por mucho que hayas revisado mil veces tu obra.

Los plot holes son huecos en la trama, momentos en los que la lógica se rompe y la audiencia se ve forzada a extraer teorías rebuscadas para explicar algo que la historia no se detuvo a justificar.

Si quieres evitar los plot holes, una de las mejores prácticas que puedes hacer es actuar como abogado del diablo de tus historias. Cuestiona absolutamente todo lo que escribiste y busca maneras de criticar hasta la última escena.

¡Jamás creas que te puedes zafar de esta conveniencia narrativa!

Ruptura de las reglas del sistema mágico

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Los sistemas mágicos suelen ser difíciles de manejar, principalmente porque al inicio es muy probable que no te des cuenta que estás construyendo reglas que luego te encerrarán en una caja.

Por eso, es muy común que, quizás por flojera, nos sintamos inclinados a corregir las reglas del sistema mágico y romperlas aunque sea un poco para salirnos con la nuestra. Esto es una muy mala práctica, y puede llevar a que, tratando de hacer que una parte de la obra funcione, termines destruyendo muchas otras creando plot holes donde antes no había.

Si quieres evitar que esto suceda, necesitas considerar seriamente qué es lo que significa tu sistema y las consecuencias de romper las reglas que tiene.

Nota: en este artículo, entro mucho más a detalle sobre cómo romper las reglas de un sistema mágico. ¡Chécalo si quieres aprender más!

Casualidad y coincidencia

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Muchas veces, la casualidad y la coincidencia pueden ser utilizadas para darle mucho sabor a una historia, pero si abusas de ellas es bastante probable que termines creando una conveniencia narrativa que rompe la obra.

Como regla general, siempre procura que los eventos de tu historia sucedan gracias a la agencia de los personajes, a sus propias decisiones. Está bien que de vez en cuando ocurra algo inesperado, pero incluso en esas ocasiones debió existir algún tipo de participación del personaje, algo que lo haga responsable de su destino.

Digamos que es como cuando en Pulp Fiction Butch se topa con Marsellus por pura casualidad, y estos son secuestrados por unos depravados.

Hay una gigantesca cantidad de casualidad y coincidencia en esa serie de escenas, pero no es una conveniencia narrativa porque fueron las decisiones de Butch las que claramente lo llevaron ahí.

No existía ningún conflicto externo que forzara a Butch a buscar el reloj de su papá, sino que él mismo, sabiendo lo que conllevaba, decidió ir por él. Las escenas se sienten orgánicas porque son empujadas por los personajes y su forma de ser.

¡Así es como evitas que este elemento se convierta en una consecuencia narrativa!  

Deus Ex Machina (y diabolus ex machina)

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

El Deus Ex Machina es una de las peores conveniencias narrativas que puedes incluir en tu historia, porque le quita todo sentido de victoria (o derrota si hablamos de un Diabolus Ex Machina) a la resolución de tu historia.

En pocas palabras, el Deus Ex Machina es cuando algo que tiene poca o nula relevancia en la historia aparece de la nada y resuelve todo por los personajes. En el caso del Diabolus, simplemente estamos hablando de lo contrario: algo que aparece de repente e impide que haya un final feliz.

 Uno de los principales problemas de un Deus Ex Machina es que impide que se cierre el arco de los personajes, y destruye los símbolos construidos en la historia.

Por supuesto, si quieres evitar esta conveniencia, simplemente asegúrate que la resolución de la historia llega gracias a los personajes. ¡No utilices elementos que no han sido construidos propiamente en la historia!

Mary Sue/Gary Stu (más o menos)

conveniencias narrativas, Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores

Bueno, técnicamente, una Mary Sue o un Gary Stu no son conveniencias narrativas, sino prototipos de personaje. Dicho esto, cuando incluyes uno en una historia, es prácticamente inevitable que produzcan toda clase de conveniencias narrativas, como si fueran un hoyo negro que succiona toda la lógica de la obra y la manda al abismo.

No puede expresar con el suficiente énfasis lo terrible que es para tu historia tener una Mary Sue, pero la principal es sin duda que creas un personaje falso, que impide que haya verdadero conflicto en tu obra, porque todo se resuelve por arte de magia.

La Mary Sue sabe hacer todo bien, todos la aman independientemente de si se lo merece o no, tiene todas las habilidades relevantes que se pueden tener y es indiscutiblemente buena y perfecta.

Para que tu personaje no entre en esta clasificación, asegúrate de darle fallas y retos. No permitas que sea el mejor en todo y deja que pierda de vez en cuando.

¡Esas fallas lo hacen humano y mucho más interesante!

¡Evítalas siempre que puedas!

¡Y con eso llegamos al final del artículo! Espero que te haya servido mucho y ahora sea mucho más sencillo para ti identificar y evitar las conveniencias narrativas.

Cabe destacar que existen muchos otros tipos de conveniencias, pero si te cuidas de las que puse aquí, estarás bien.

Si te interesa leer una novela fantástica donde pongo en práctica todo lo que explico en este blog, considera leer Jagger. Se encuentra gratuita en Wattpad o en formato físico en Amazon (si quieres apoyarme). ¡Te encantará!

2 Replies to “Las conveniencias narrativas: la tentación más grande de los autores”

  1. ¡Muy buen artículo, como siempre! Y, en efecto, Rey es uno de los personajes más Mary Sue que se han creado en los últimos tiempos, sólo superada tal vez por Katniss de los Juegos del Hambre.
    Me parece que es muy complejo detectar estas conveniencias en la obra de uno mismo, quizás en este asunto pueda ayidar tener lectores beta.
    Estaría genial si en algún momento haces un artículo sobre subtramas románticas en historias de fantasía y cómo manejarlas sin caer en clichés.
    Un saludo!

    1. ¡Gracias por el comentario, L! ^^
      ¡Y tienes razón! Es muy complicado y, como bien dices, es crucial pedirle a amigos y familiares que te den retroalimentación sobre tu obra. La ceguera de autor es un problema real y solo puedes ganarle con otras perspectivas.

      ¡Gran idea! Lo pondré en la lista, pero en el inter, te recomiendo este artículo que habla en líneas generales sobre las subtramas románticas. ¡Avísame si te sirve!

      https://blog.jefsescritor.com/el-interes-romantico/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.