Menú Cerrar

Young Justice: ¿La mejor serie animada de DC?

young justice

Young Justice: ¿La mejor serie animada de DC?

Este artículo fue escrito por Zarataker2002 de origen mexicano, usuario Cuentos de Medianoche en Twitter, escritor apasionado con el misterio y terror y ávido lector de cuentos y novelas de ciencia ficción. Más información aquí.

Al día de hoy, todo el mundo conoce las dos grandes editoriales de comics que hay en el mundo: Marvel y DC. Su popularidad ha sido tan grande que ambas casas editoriales han recibido diferentes tipos de adaptaciones: desde películas excelentes como Infinity War y The Batman hasta bodrios enormes como Suicide Squad (2016) y Morbius. Pero existe algo que podemos decir que ha dado en el clavo a las adaptaciones de comics: las series animadas.

En la mayoría de casos, dichas animaciones son fieles al material de origen e incluso suelen aportar más a la historia del personaje dentro del comic, pero ¿qué pasa cuando tomas personajes de diversos comics y creas una serie completamente nueva? Así nace Young Justice, serie creada por Greg Weisman y Brandon Vietti para Cartoon Network, estrenada en enero de 2011.

Considero que esta serie es, probablemente, la mejor que DC ha hecho jamás y pienso sustentar esa opinión a lo largo de este artículo.

Si te interesa, ¡no pares de leer!

Nota: ¡contiene spoilers relativamente menores!

Sinopsis de Young Justice

Young Justice se trata de un grupo de jóvenes que están aprendiendo a ser superhéroes gracias a las enseñanzas o la guía de un miembro principal de la Liga de la Justicia.

Imagínate algo así como Robin y Batman, pero con todos los grandes héroes de DC. Sin embargo, llega un punto en que los aprendices se sienten relegados a simples vigilancias y misiones menores que sus tutores les daban; esto los orilla a actuar por su cuenta en su propio equipo.

Pese a la negativa de sus mentores, ellos deciden convertirse en la versión infantil de la Liga de la Justicia, con el propósito de enorgullecer a sus mentores y crecer como héroes.

¿Te la recomiendo?

Si eres un fanático acérrimo a los comics, te encantará reconocer personajes clásicos y ver una nueva interpretación de la historia.

Si sabes lo básico de los superhéroes, te fascinarán las escenas de batallas, la lucha entre el superhéroe y su identidad secreta y tramas interesantes.

Si eres completamente nuevo a los comics, lo considero como un buen inicio a las series de superhéroes: sienta las bases muy rápido, cada episodio es atractivo e intrigante y puedes sentirte identificado con cualquier personaje de la serie.

Puntos fuertes y débiles de Young Justice

En este punto, voy a decir cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles de Young Justice. Trataré de hacerlo de forma que no arruine la serie para que puedas disfrutarla por tu cuenta.

Fuerte: construcción de personajes

Los personajes que existen son muy humanos, con problemas que, si bien son bizarros y poco cotidianos, son completamente relacionables.

Pondré un ejemplo: al iniciar la serie, Robin y Aqualad rivalizan constantemente sobre quién debería ser el líder del Equipo; pese a la iniciativa de Robin por guiar, las tácticas de espionaje de Batman le impiden tener una buena comunicación con sus compañeros, por lo que sede el liderazgo a Aqualad.

Cada personaje tiene su tiempo de desarrollo y avance como personaje, desde el personaje que no quiso ser parte del equipo hasta el líder del equipo en cuestión.

Incluso los personajes que te frustran y desesperan, son consistentes en su desarrollo y no es fácil lograr ese balance.

Muy fuerte: construcción de villanos

Uno de los puntos fuertes y fundamentales de esta serie son sus villanos. Estos antagonistas actúan desde las sombras para gobernar el mundo. Cada movimiento que realizan es lenta y fríamente calculado a su favor, incluso si los héroes ganan.

Por ejemplo, más adelante se nos revela que el ataque del primer episodio era un plan para que dichos enemigos fueran encarcelados en la misma prisión y pudieran liberar a los prisioneros (y a un aliado de los antagonistas).

Cada villano tiene su propia motivación y logras entender sus motivos y acciones. Cada acción, tanto de los héroes como de los villanos, es similar a una partida de ajedrez: ambos bandos saben cuándo se deben hacer sacrificios, cuando mover sus peones y cuando dejar en jaque al rey.

Muy fuerte: exploración de conflictos morales

Pondré un ejemplo para ilustrar esta idea mejor.

Gracias a un villano, se planta un rumor de un infiltrado en su equipo, por lo que Khaldur debe mantenerlo en secreto para evitar que el traidor huya.

Cuando por fin tiene que revelarlo al equipo, todos se molestan por su decisión, ya que pudo ponerlos en peligro y los deja dudando de cada integrante.

En esta situación, se puede entender el dilema moral de Aqualad de decidir si arriesgar a que el traidor dañe al equipo o alertar al traidor y no saber quién era, pero salvar a su equipo.

Casi todo lo que hacen los personajes los lleva a este tipo de dilemas y, como audiencia, es extremadamente interesante descubrir lo que harán.

Débil: el ritmo narrativo puede ser muy lento

Este punto es débil, pero no necesariamente malo para la serie.

Me explico: los primeros episodios de la serie, pese a ser los que sientan la base, suelen ser muy pesados e incluso algo tediosos de ver.

No obstante, todo esto es recompensado cuando se llegan a los capítulos del medio.

Asimismo, la temporada 2 y la temporada 3 tienen un inicio demasiado lento, pero eso es algo que hablaré en el siguiente punto de este análisis.

Débil: la gran parte de la temporada 3

En general, Young Justice no es tan popular como las demás series de DC, por lo que sus ratings suelen ir de muy bajos a extremadamente altos. Esto ocurrió durante las transmisiones de la 2ª temporada, llegando a perjudicar la salida de la tercera parte.

Por lo que, cuando los ejecutivos se opusieron a esta decisión, tuvieron que modificar ciertas subtramas de la temporada, haciendo que se sienta ligeramente incompleta en comparación con las anteriores. No intento decirte que esta temporada es mala; simplemente se siente diferente.

Por ejemplo, hay una escena donde presentan a un personaje que fue importante en la 1ª temporada, indicándote que será relevante para la historia que presentan. Sin embargo, la serie termina y no aparece absolutamente nada relacionado con él, incumpliendo con la regla de Chekov: “Uno nunca debe poner un rifle cargado en el escenario si no se va a usar. Está mal hacer promesas que no piensas cumplir”.

Queda esperar si en alguna otra temporada nos muestran a este personaje de nuevo y le dan relevancia.

En el medio: la conclusión de las temporadas

El final de cada temporada es, sin duda, la parte más importante de cualquier serie. Es el momento cúspide de los personajes, en donde deben enfrentar y vencer sus problemas, probando si su entrenamiento valió la pena o si debieron poner aun mas empeño. Esta serie no es la excepción.

La cuestión es la siguiente: en cada final, siempre se pone a prueba la moral de los superhéroes, siendo la elección final de detener al villano y acabar con sus planes para siempre o salvar las vidas de los inocentes y dejar que el villano siga con sus malos pasos. Como dije previamente, esta serie tiene una colección de villanos excelentes y grandes estrategas, por lo que, para los héroes, cada segundo cuenta y la decisión es difícil.

Por lo que ahora te dejo decidir a ti, lector, ¿crees que esta serie es para ti o no?

¡Y con eso llegamos al final del artículo! Espero que esta reseña te haya dejado intrigado por saber más sobre este fantástico universo de superhéroes, donde el mal acecha desde Metrópolis hasta Gotham.

Si ya viste Young Justice, piensas darle una oportunidad o ya te convenciste de que no es para ti, ¡dínoslo en los comentarios!

Publicado en Series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.