La pistola de Chekhov: ¿de qué trata este concepto?

La construcción de historias está repleta de términos y principios que sirven para entender las idiosincrasias más particulares de este arte. Uno de esos conceptos es el de la pistola de Chekhov, un término nacido en el mundo del teatro, pero que tiene relevancia para cualquier tipo de narrativa.

Si te interesa conocer a fondo de qué va a este concepto, ¡este artículo te servirá!

¿Qué es “la pistola de Chekov”?

pistola de chekhov, La pistola de Chekhov: ¿de qué trata este concepto?

La pistola de Chekhov es un principio narrativo que hace alusión a la importancia de que cada elemento de una obra contribuya al desarrollo de la narrativa en general.

En general, este concepto invita a los autores a no introducir falsas expectativas y promesas en la historia, y les ayuda a tener una visión más enfocada en su escritura.

El punto de seguir este principio es buscar la eficiencia narrativa, donde cada uno de los elementos atractivos de la historia tiene un impacto en el flujo de la trama, el desarrollo de los personajes y el tono de la obra.

Es importante considerar que la pistola de Chekhov no es en sí una herramienta narrativa; no es algo que “haces”, sino una guía que “sigues”.

¿Quién es Chekhov?

pistola de chekhov, La pistola de Chekhov: ¿de qué trata este concepto?

Anton Chekhov fue un gran escritor del siglo XIX especializado en historias cortas y obras de teatro. De hecho, las obras maestras que creó (La Gaviota y Uncle Vanya) lo inmortalizaron como una figura imponente en el universo literario.

La escritura de Chekhov se caracterizaba precisamente por ser particularmente eficiente, haciendo uso del foreshadowing para dar la sensación a la audiencia de que sus historias están profundamente interconectadas.

Si estás interesado en escribir obras de teatro, ¡te conviene aprender más sobre él!

¿Cómo surgió la frase “la pistola de Chekhov”?

La pistola de Chekhov surgió gracias a la forma particular que este autor se expresaba en las cartas que enviaba a sus amigos haciendo críticas de obras e historias.

La frase más famosa sobre el tema va así:

“Si un rifle está colgado del muro en el primer acto, más te vale que alguien lo dispare en el tercero”.

Por supuesto, esto no le debes tomar literal. No se trata de que todo lo que aparezca en tu historia impacte la narrativa, sino aquello a lo que como escritor le diste importancia.

Es decir, si mencionas que una mesa está decorada con margaritas, no hace falta que las incluyas en el desarrollo de la trama; pero si constantemente haces alusión a las mismas margaritas, entonces Chekhov te diría que “más te vale” que esas flores tengan algún tipo de propósito.

Consejos para utilizar la pistola de Chekhov

Aunque ya mencioné algunas buenas prácticas al momento de utilizar la pistola de Chekhov, creo que sería buena idea hacer una pequeña lista con algunos consejos que te servirán para no confundirte.

Ten muy presente los detalles que introduces en la historia

Si quieres seguir el principio de Chekhov, es importante que tengas en mente la importancia de los elementos que incluyes en la historia y decides trabajar.

No introduzcas algo solo porque parece “cool” o “misterioso”. Si realmente no tiene una razón narrativa para existir, entonces no vale la pena dedicar mucho tiempo a establecerlo.

Por supuesto, como mencioné antes, esto no aplica con detalles que simplemente se presentan para establecer el setting de una escena. Comentarios sobre el color del cabello del personaje o la chaqueta que lleva, no violan el principio de Chekhov si el escritor no se enfrasca en ellos constantemente.

La pistola de Chekhov no es una herramienta narrativa

Ya lo dije antes, pero lo vuelvo a decir: la pistola de Chekhov no es una herramienta narrativa que colocas en tu historia, sino un principio que sigues.

Esto también es importante para entender la diferencia entre este concepto y otros parecidos como el del McGuffin o el foreshadowing. Estos últimos dos sí son técnicas narrativas que introduces en la historia con un fin específico. La pistola de Chekhov no está en esa categoría.

No olvides este principio al lidiar con plot twists

La pistola de Chekhov es uno de los principios más útiles a la hora de escribir obras con plot twists dramáticos y agresivos, precisamente porque te obliga a crear migajas de pan en el camino que luego justifican el cambio drástico en la narrativa.

Incluso algo tan sencillo como un comentario particular sobre un personaje, puede ayudar muchísimo a darle sentido al desarrollo de la historia.

¡Y con eso acabamos! ¡Ahora ya conoces a fondo la pistola de Chekhov y su importancia en las historias!

Si te gustó este contenido, seguro disfrutarás este otro sobre la estructura narrativa según John Truby, ¡no te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.