Analicemos monstruos: El vampiro

Algunas de las historias más increíbles que se han contado alguna vez, tienen la participación de monstruos en ellas, y si hay una criatura malévola que cualquier persona en el mundo conoce, sin duda sería el vampiro.

Este personaje, extremadamente famoso y con apariciones estelares en todo tipo de media, es mucho más que un simple “chupasangre” o la fantasía de muchas adolescentes alrededor del mundo.

En realidad, el vampiro es un monstruo con un impacto simbólico muy interesante y más profundo de lo que crees.

Si quieres aprender más al respecto, ¡lee este análisis hasta el final!

Breve historia del vampiro en la literatura

vampiro, Analicemos monstruos: El vampiro

Primero que nada, es importante mencionar que el concepto de los vampiros es extremadamente viejo y multicultural. Desde tiempos inmemoriales, la humanidad se ha sentido cautivada por la oscuridad impresa dentro del hombre y monstruos como los vampiros han sido elementos que hemos usado para explorar esa idea.

Remontándonos a la edad media podemos encontrar textos estudiando este concepto, muchas veces tratándolo como algo real y la razón detrás de muchas epidemias y muertes misteriosas.

En la literatura, sin embargo, es John Polidori quien tomó el término y lo inmortalizó para siempre. ¡Así es! No fue Bram Stoker con su libro de Drácula como muchos creen, sino la historia corta de Polidori, El Vampiro, la que llevó a este monstruo a la conciencia popular.

Claro está, Bram Stoker ayudó a crear un mito mucho más tangible, con poderes, habilidades y debilidades que se han marcado a fuego en el sistema mágico que suele girar en torno a esta criatura.

Las características comunes que tienen los vampiros

vampiro, Analicemos monstruos: El vampiro

Es cierto que con tantas distintas versiones de vampiros, es un poco difícil analizar a este monstruo, por lo que me parece que lo mejor es basarse en las características más comunes que solemos atribuirle a los vampiros.

Digamos que serían las siguientes:

  • bebe sangre para sobrevivir;
  • no tiene alma y, por lo tanto, no puede aparecer en los espejos;
  • le huye a los símbolos religiosos;
  • está muerto;
  • tiene habilidades sobrenaturales como hipnotizar y convertirse en criaturas de la noche;
  • sus víctimas son mujeres vírgenes y jóvenes.

Está claro que los escritores pueden cambiar e introducir distintos elementos que mejor favorezcan el rol que el vampiro cumplirá en su historia particular, pero entender la base del monstruo es importantísimo para comprender por qué se volvió tan popular y terrorífico.

¡Justo de eso hablaremos en el siguiente punto!

¿Qué representa este monstruo?

vampiro, Analicemos monstruos: El vampiro

Tomando en cuenta las características que mencionamos anteriormente, es fácil darse cuenta que el vampiro representa el arquetipo del hombre vividor, mujeriego y aristocrático de la época.

¿No lo crees? Bueno, míralo de esta forma. Aquí tenemos a un monstruo, con apariencia de hombre bien portado y educado, que toma la sangre (o virginidad) de mujeres jóvenes e ingenuas para luego darlas por muertas o convertirlas en sus esclavas.

Este personaje es representado como un ser muerto y sin moral porque tenías que ser alguien de esa calaña para cometer estas fechorías. Tomar a una mujer de buena familia y robarle la virginidad antes del matrimonio, era prácticamente una condena de muerte en el contexto social tanto de la doncella como de sus parientes.

Era una desgracia tan terrible que la mejor forma de representar al criminal era como un monstruo sin sentimientos, enfocado solo en su propio placer y supervivencia, sin un alma ni consciencia que frenera sus terribles acciones o le hiciera reflexionar sobre sus actos.

Este era un terror tan poderoso en esa época, que el vampiro se convirtió en una criatura mitológica espeluznante en el folclore social.

Sin embargo, en el mundo moderno, luego de la liberación sexual, hemos visto cómo ese miedo cada vez se va evaporando, precisamente porque el castigo social por las relaciones prematrimoniales es mucho menor.

Al inicio, esta transición la vimos primero con la aparición de las vampiresas, una vez que las mujeres empezaron a cumplir el mismo rol de manera inversa, aprovechándose de hombres ingenuos y tontos y arrastrándolos a una vida de excesos y perdición.

Pero, a medida que la sociedad se fue haciendo todavía más flexible con las relaciones informales, los vampiros pasaron a convertirse en fantasías para sus lectores, prometiendo peligro y pasión desenfrenada.

Ahora, el vampiro muchas veces no es presentado como algo que hay que temer, sino una aventura espectacular, especialmente para la mujer, que tiene la oportunidad de tomar a un hombre interesante pero peligroso, y convertirlo en alguien bueno y civilizado gracias al amor que le profesa.

Esto, en realidad, es muy similar al mito heroico clásico de la mujer, algo similar a lo que vemos en historias como La Bella y la Bestia; solo que el símbolo en este caso es mucho más complicado de aterrizar de forma que tenga sentido.

Historias como Twilight y Vampire Diaries (aunque sean superficiales y estén mal construidas narrativamente hablando) tuvieron éxito precisamente porque identificaron este cambio en el paradigma hacia los vampiros, y dieron de lleno con una inquietud que nuestra sociedad estaba viviendo.

Incluso, historias como 50 Shades of Grey están explorando el mismo concepto, excepto que ahí ni siquiera intentan aprovechar los símbolos narrativos, sino que van directo y sin censura a los aspectos “candentes” del arquetipo.

¿Es mejor presentar al monstruo con el estilo antiguo o el moderno?

vampiro, Analicemos monstruos: El vampiro

Como te podrás imaginar, la respuesta es: depende. En realidad, narrativamente hablando, ninguno es mejor que otro, porque ambos permiten explorar aspectos interesantes sobre el ser humano e ideas que nuestra sociedad todavía está enfrentando.

Todo depende de la clase de historia que quieras contar y el rol que el vampiro cumplirá en ella.

¡Así que no tengas miedo de usar una u otra perspectiva! ¡Elige la que más te intrigue e interese!

¡Y con eso llegamos al final! Si te gustó este contenido, asegúrate de leer este otro sobre cómo crear monstruos terroríficos. ¡Seguro lo disfrutarás!

One Reply to “Analicemos monstruos: El vampiro”

  1. Es interesante que representa el vampiro simbólicamente (y luego vez como personas como Stephanie Meyer echan a perder ese concepto)
    Pd: me gustaría que analizaras a otro monstruo como Frankenstein o incluso Godzilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.