¿Cómo manejar varios protagonistas?

Muchas historias no pueden contarse considerando solamente la perspectiva de un personaje, sino que necesitan ser relatadas con más de un protagonista en mente; tal es el caso de sagas complejas como El Señor de los Anillos o incluso narrativas más sencillas como Dick y Jane.

Por supuesto, si de por sí es difícil construir un buen protagonista, te podrás imaginar que manejar varios de ellos al mismo tiempo es todavía más complicado.

Si quieres descubrir cómo hacerlo, ¡entonces lee este artículo hasta el final!

Establece un líder

varios protagonistas, ¿Cómo manejar varios protagonistas?

Algo que quizá te estés preguntando es por qué tantas historias con varios protagonistas usualmente tienen a uno que destaca por encima del resto. En realidad, esto sucede porque es una de las mejores prácticas que puedes aplicar a la hora de usar esta estructura narrativa.

Eso es porque la presencia de un líder te permite tener siempre un recurso a la mano para mantener la trama en movimiento y a los protagonistas en el centro del conflicto central.

Es algo así como en Full Metal Alchemist, donde Edward usualmente es el que toma las decisiones cruciales de la trama, relegando de forma relativa a Alphonse a un personaje secundario, alguien que es más tímido y pasivo por naturaleza.

Claro está, esta dinámica funciona bien porque, a pesar de que hay un claro líder, Edward también da oportunidad a Alphonse de destacar, y ambos protagonistas tienen cualidades únicas que les permiten interactuar con el conflicto central a su manera, permitiendo que la audiencia entienda a la perfección el valor narrativo de los dos.

Dicho de otra forma, aunque sea cierto que debes establecer un líder, es importante que te asegures de trabajar a fondo a los otros protagonistas para que todos se sientan importantes.

Establece al deuteragonista, al tritagonista, etcétera

varios protagonistas, ¿Cómo manejar varios protagonistas?

Es probable que no estés familiarizado con términos como deuteragonista o tritagonista, pero no te preocupes, básicamente, estos conceptos se refieren al segundo personaje más importante de la trama y al tercero.

El punto de entender estas ideas, es que así como tienes que establecer un líder también debes asegurarte de trabajar con cuidado y establecer la importancia del resto de los personajes principales del relato.

Por ejemplo, en una película como Avengers tenemos como líder a Iron Man, pero le sigue muy de cerca Capitán América, y justo después de ellos podrías poner a La Viuda Negra o a Thor.

Este orden es lo que permite que la audiencia identifique una jerarquía inherente en la narrativa y no se complique la vida si hay algunos personajes del combo de protagonistas que ejercen menor presión en la trama que el resto.

Es por esto que Merry y Pippin, a pesar de tener una importancia relativamente menor en la trama, siguen teniendo la oportunidad de brillar, porque las expectativas situadas en sus personajes están debidamente calibradas por Tolkien, quien desde el inicio establece la jerarquía de sus personajes principales.

Dale un arco poderoso a cada uno

varios protagonistas, ¿Cómo manejar varios protagonistas?

Ahora, el hecho de que vayas a darle más tiempo en pantalla a uno que otro, no significa que puedes darte el lujo de darles arcos menores y poco significativos a los que se salen de las primeras posiciones relevantes.

Al final del día, la razón principal por la que crearías una historia con varios protagonistas es porque tienes muchos personajes increíblemente interesantes que son cruciales para la narrativa y el conflicto central.

Esto se tiene que ver reflejado en la historia por medio de los arcos de personaje de cada uno, dándoles la oportunidad de crecer a lo largo de la historia y convertirse en algo distinto.

Precisamente porque este elemento le hizo falta a Thor y Hulk en Endgame, muchas personas se quejaron de la participación de estos personajes en la historia. A pesar de que tuvieron una participación importante en la narrativa, la falta de arcos se vuelve mucho más aparente cuando sus contrapartes sí los tuvieron.

Si te falta esto, terminarás afectando muy negativamente a los otros personajes principales y harás que la audiencia sienta que el final es insatisfactorio.

Dale una motivación que los relacione de cerca con el conflicto central

varios protagonistas, ¿Cómo manejar varios protagonistas?

Quizás te preguntes cómo diferenciar una historia con muchos personajes secundarios importantes de una con varios protagonistas.

Vamos, en historias como la antes mencionada Full Metal Alchemist, hay sujetos como Mustang, Scar, Greed, Winry, etcétera, que tienen arcos tan geniales y bien estructurados, que es muy factible preguntarse por qué no se pueden considerar protagonistas como Edward y Alphonse.

La diferencia está en la relación que tienen con el conflicto central que, en este caso, está relacionado con recuperar los cuerpos que Ed y Al perdieron.

Es cierto que todos ellos forman parte del macro conflicto, pero su relación con el conflicto central es, en el mejor de los casos, indirecta.

Compara eso con Endgame, donde todos los Avengers tienen una relación íntima con la meta central de derrotar a Thanos y salvar al universo.

Sus motivaciones son distintas, claro está, pero están amarradas al mismo conflicto de una forma evidente para la audiencia, y por eso se sienten como protagonistas que están al mismo nivel en relación el uno con el otro.

Permite que todos tengan una participación crucial en la resolución del conflicto central

varios protagonistas, ¿Cómo manejar varios protagonistas?

Si es cierto que todos tus protagonistas tienen una motivación atada con el conflicto central y que creaste arcos de personaje poderosos para cada uno, entonces lo que te hace falta es asegurarte que su participación en el desenlace sea definitiva.

¿Por qué? Bueno, porque es un error gravísimo que tengas una historia donde la resolución del conflicto final puede lograrse sin el personaje principal.

Este es, de hecho, uno de los aspectos más complicados de construir una historia con varios protagonistas, porque debes manejar la narrativa de forma tal que, para cuando llegue el final, todos estén en el punto culminante de su arco y tengan las habilidades y conocimientos necesarios para influir de forma impactante en la conclusión de la historia.

¡Ahí es cuando estructurar con cuidado tu trama resulta absolutamente necesario!

¡Y con eso acabamos! Espero que este artículo te haya enseñado al menos una cosa nueva e interesante sobre el tema.

Si te gustó este contenido, probablemente disfrutarás este otro sobre cómo manejar varios villanos. ¡No te lo pierdas!

3 Replies to “¿Cómo manejar varios protagonistas?”

  1. Como siempre un muy buen artículo y muy útil, pues algo en lo que quiero caracterizarme es en el manejo de un reparto coral, es decir, que tener muchos protagonistas en mis historias sea como mi marca personal y este artículo me ayudo bastante.

    Por cierto, ¿crees que podrías hacer un artículo sobre cómo escribir el duelo? No me refiero a un enfrentamiento entre dos personas, sino al luto, a superar o sobrellevar la muerte de otro personaje (amigo, familia, etc).

  2. Cómo siempre, excelente información y de gran utilidad. Quisiera preguntar si es posible que un villano sea protagonista a la vez que hay un héroe siendo protagonista o si se convierte en una clásica historia del bien contra el mal.

  3. Un muy buen post J. E. F. S 😁😁
    Oye, ¿Podrías hacer una publicación como el de los universos paralelos, pero con los viajes en el tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.