10 increíbles frases de la literatura

La literatura es un ejercicio artístico excepcional, no solo por las historias que nos ofrece, sino por lo que esas historias revelan sobre la naturaleza humana, llegando a hacer observaciones tan potentes que se inmortalizan y graban a fuego en el corazón de las personas.

En este artículo, quiero compartirte 10 de las frases más increíbles que la literatura nos ha regalado, ¡así como un breve análisis de cada una! ¡Espero que te inspiren a pensar en temas interesantes!

1. “Es en las noches de diciembre, cuando el termómetro está a cero, cuando más pensamos en el sol” Los Miserables, Victor Hugo.

Una forma poética y hermosa de pensar en la idea de “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

¡Muy apropiado para una historia que explora los distintos niveles de miseria humana!

2. “Se ríe de las cicatrices quien nunca ha sentido una herida” Romeo y Julieta, William Shakespeare.

William Shakespeare se sacaba unas cien frases increíbles por obra y me fue muy difícil decantarme con una, así que decidí elegir una que me marcó para siempre.

Esta frase no solo te invita a abandonar los juicios prematuros y sentir empatía por aquellos que sufren (incluso si su sufrimiento es alienígena para ti), sino también a valorar tu propia suerte, que desgraciada o no, quizás te ha protegido de otros destinos más crueles y tristes.

3. “Al final, el Partido anunciaría que dos y dos son cinco y habría que creerlo. Era inevitable que llegara algún día al dos y dos son cinco. La lógica de su posición lo exigía. Su filosofía negaba no solo la validez de la experiencia, sino que existiera la realidad externa. La mayor de las herejías era el sentido común” 1984, George Orwell.

Si sigues este blog con cierta frecuencia, entonces me has escuchado decir hasta el cansancio lo peligroso que es para cualquiera (no solo los escritores) volverse preso de la posesión ideológica.

Esta frase de George Orwell en su legendario libro, 1984, expone esta idea de manera perfecta y socialmente relevante.

Vamos, ¡es tan relevante que nos ayuda a explicar muchos de los fenómenos políticos y sociales que estamos experimentando hoy en día!

4. “Muchos de los que viven merecen morir, y muchos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces, no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos” La comunidad del Anillo, J.R.R Tolkien.

Tolkien es otro escritor que se cansaba de agregar frases legendarias a sus obras, y esta fue una de las primeras que me dejó horas mirando el techo de mi cama en estado de reflexión.

Aquí, Tolkien nos hace reflexionar sobre la displicencia con la que los humanos somos capaces de realizar juicios definitivos sobre el valor de los que nos rodean, creyendo que tenemos la respuesta sobre temas de los que en realidad no tenemos idea, muchas veces cometiendo actos autojustificados que no podemos echar para atrás.

Esto pone en perspectiva lo que realmente significa discernir del bien y del mal, y de nuestro lugar en esa lucha. ¡Mientras más lees esta frase, más profundidad le sacas!

5. “Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra suya me silenciará para siempre” Orgullo y Prejuicio, Jane Austen.

El amor es un sentimiento sublime y complejo, y por eso es extremadamente complejo incluirlo en una historia sin que se pierda esa esencia pura y particular que tiene.

Esta frase de Jane Austen es uno de los mejores ejemplos de cómo lograrlo, porque impresa en ella está una declaración de amor que refleja perfectamente los deseos, motivaciones, personalidad y contexto de ESTE PERSONAJE.

Darcy podría ser resumido en esta frase, pero el amor como elemento narrativo se expande a niveles insospechados de profundidad. ¡Es simplemente brillante!

6. “Los hombres generosos son siempre compasivos cuando la desgracia de su adversario es mayor que su odio” El Conde de Montecristo, Alejandro Dumas.

Esta frase pega particularmente fuerte si piensas en la historia de la que forma parte: la venganza de un hombre bueno consumido por el odio.

Te pone a pensar si la razón por la que no puedes perdonar al que te lastima se debe a tu necesidad de justicia o al odio que habita en tu corazón. ¿Hasta dónde llega la bondad de tu alma?

7.  “Todos los caminos me llevan al infierno. Pero ¡si el infierno soy yo! ¡Si por profundo que sea su abismo, tengo dentro de mí otro más horrible!” Paraíso Perdido, John Milton.

Esta frase de Satanás en el poema épico de John Milton es absolutamente espeluznante, porque se dice con orgullo y pena al mismo tiempo.

Si dudas que la maldad existe, lee esta frase con cuidado, ¡porque esto es en lo que te puedes convertir cuando decides alinearte con las partes oscuras de la vida!

En ese punto, el infierno ya no es un lugar ajeno a ti, sino algo que traes contigo y al que expones a los que te rodean, condenándote y condenándolos con gusto.

8. “Solo posee el poder aquel que se inclina para recogerlo. Está al alcance de todo y basta atreverse a tomarlo” Crimen y Castigo, Fiodor Dostoyevsky.

Si no has leído esta novela, será muy sencillo que malinterpretes esta frase y creas que Dostoyevsky está abogando por esta clase de comportamiento.

En realidad, la novela entera se trata de cómo este pensamiento es una de las raíces más antiguas del mal y uno de los peligros más grandes de reducir la existencia humana a axiomas racionales y lógicos.

Esta frase es en realidad una perversión y una condena para cualquiera que decida seguirla.

9. “Toda esperanza abandonan quienes acá entran” La Divina Comedia, Dante Alighieri.

Esta frase se encuentra nada más y nada menos que en las puertas del infierno de Dante Alighieri, la representación más famosa y replicada que tenemos de este aterrador lugar.

Si bien esta línea tiene una interpretación literal en el contexto de la historia, también nos dice que, al final del día, el infierno es un lugar donde ya no existe esperanza.

Dicen por ahí que esto es lo último que se pierde, y quizás eso sea porque la esperanza es la última barrera que te separa de la desesperación y corrupción absoluta.

¡Una crítica al cinismo y el nihilismo antes de que estos conceptos siquiera fueran concebidos!

10. “Ver un mundo en un grano de arena y el cielo en una flor salvaje; sostener el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora” Augurios de Inocencia, William Blake.

En este increíble poema de William Blake donde se exploran las corrupciones sociales que, de una forma u otra, exponen las deficiencias morales de un sistema que está por desmoronarse sobre sí mismo, lo primero que hace el poeta es abrir nuestra mente para que veamos más allá.

Ve lo grande en lo pequeño, lo sublime en lo simple, lo inacabable en lo limitado y lo trascendental en el presente. Solo así serás capaz de evitar el colapso propio y de lo que te rodean.

¡Y listo! Esta es mi selección, pero está clarísimo que podemos meter mil más. ¡Comparte algunas de tus frases favoritas de la literatura en los comentarios!

3 Replies to “10 increíbles frases de la literatura”

  1. “Pero, papá. Si Dios no existe, quién hizo el mundo?”
    “Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles”
    Esta frase (El libro de los abrazos) me pega especialmente porque todos en mi familia son de clase obrera, y muchas veces sus trabajos son menospreciados. Dados por sentado.
    Últimamente he visto mucho en redes sociales a gente ir con lo de “el pobre es pobre porque quiere” y eso es triste 🙁

  2. En El Alienista (Machado de Assis), un doctor era tan respetado que poco se pudo hacer cuando su pasión por la ciencia de la mente le llevó a encerrar a medio pueblo en un manicomio. Después de muchas vueltas de tuerca, el alienista libera a todos los encerrados, reformulando su teoría, y dice que de ahora en adelante se dedicará a estudiar mejor para encerrar sólo casos particulares. Todo bien, hasta ahí, y el Concejo (quienes dirigen-sirven al pueblo) deciden darle ese derecho con la condición de que ellos podrían cerrar el asilo de ser necesario y que ‘bajo ningún motivo se debe encerrar a ningún miembro del concejo en el asilo’. Por supuesto que estos estuvieron más que de acuerdo con la proposición, salvo por uno, que se negó, y escuchó en silencio los abucheos de sus compañeros para decir:
    —La concejalía —concluyó él— no nos da ningún poder especial ni nos excluye de la naturaleza humana.

    Me encantó esa parte.

  3. “La mente puede pensar en español, vasco, húngaro o finlandés, pero el alma piensa en un idioma sin idioma, accesible a cualquier engendro curioso y solapado que llega a escudriñar sus misterios” Muero por Dentro de Robert Silverberg.
    En el libro es literal (porque el sujeto puede leer mentes), pero me gusta pensar que demuestra que no hay diferencias en el fondo no importa tu nacionalidad. Todas las almas pasan de los idiomas, es algo más profundo, algo propio de todos los seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.