Paraíso Perdido y la Divina Comedia: poemas épicos y por qué deberías leerlos

Una costumbre que tenía de niño era tomar cualquier libro que estuviera en la estantería de mi cuarto y comenzar a leerlo. Por suerte, mi papá tenía muchos años coleccionando clásicos y la mayoría de los que agarraba me encantaban. Sin embargo, ese no fue el caso con los poemas épicos.

La razón es bastante sencilla: no son libros que un niño pueda leer. Por supuesto, en ese momento no lo sabía y simplemente me quedé con la impresión de que no me gustaban esta clase de novelas. No fue hasta mucho tiempo después, ya en la universidad, cuando decidí darles una segunda oportunidad.

¡Y cómo me alegré de hacerlo!

Esta vez fui capaz de entenderlos mucho mejor y descubrí que tenían muchas cosas que jamás había visto en otras historias. Es cierto que no son las novelas más fáciles de leer (hasta Dostoyevsky es más fácil de entender), pero de verdad que valen la pena y hoy quiero convencerte de que les des una oportunidad si aún no lo has hecho.

En lo particular, mis poemas épicos favoritos son Paraíso Perdido de John Milton y la Divina Comedia de Dante Alighieri, así que utilizaré a ambos como ejemplos.

¡Empecemos!

¿Qué es un poema épico?

Bueno, supongo que no podemos continuar si no explico lo que es un poema épico.

En pocas palabras, es un subgénero de la Epopeya, lo cual es un relato narrativo épico. Los poemas épicos, como te podrás imaginar, están escritos en verso, por lo que requieren una gran habilidad para ser escritos.

Además de la Divina Comedia y Paraíso Perdido, otros poemas épicos clásicos son la Ilíada y la Odisea de Homero, quién es reconocido como el poeta que convirtió el género en lo que es hoy.

Sobre Paraíso Perdido y la Divina Comedia

Sería un poco tonto de mi parte mencionar estos poemas en el artículo sin al menos darte un breve resumen de lo que tratan.

Paraíso Perdido

poemas épicos, Paraíso Perdido y la Divina Comedia: los poemas épicos y por qué deberías leerlos
Da clic en la imagen para ver el libro en Amazon

Como comenté antes, este poema épico fue escrito por John Milton, uno de los mejores poetas que ha existido. Milton quería escribir la obre épica más grande de la historia y llegó a la conclusión que no había relato más épico que la guerra celestial entre Dios y Sátanas, la caída del ser humano al pecado y su salvación por medio de Jesús.

Pero este poema no es un sermón dominical ni nada por el estilo, es de verdad una historia de épicas proporciones con personajes increíbles y poderosos y luchas fieras tanto física como espiritualmente.

Esta es la clase de historia en la que los demonios y los ángeles se avientan montañas enteras entre sí para hacerse daño y Jesús suelta rayos poderosos desde un carro volador. ¡No estoy bromeando!

Y aunque quizás te parezca un poco exagerado, el poema es brillante y contiene mensajes muy profundos sobre el ser humano y la religión.

La Divina Comedia

poemas épicos, Paraíso Perdido y la Divina Comedia: los poemas épicos y por qué deberías leerlos
Da clic en la imagen para ver el libro en Amazon

Este poema fue escrito por Dante Alighieri, quién para muchos es considerado el poeta más grande de la historia. De hecho, en Italia se le conoce como “Il Sommo Poeta”, lo cual se traduce como “El Poeta Supremo.

Ahora, no creas que “La Divina Comedia” es de alguna forma un cuento gracioso. La única razón por la que se llama así es porque, en esa época, solo existían dos géneros: Tragedia y Comedia.

Por lo general, la Tragedia solo era tomada en serio cuando se escribía en latín; de lo contrario, los intelectuales se burlaban y la llamaban “comedia” independientemente de su contenido. A Dante esto le traía sin cuidado y decidió escribir su poema en su lengua de todas formas, y, para burlarse aún más de los elitistas, le llamó “La Comedia”.

El poema rápidamente fue reconocido como una de las obras más grandes jamás escritas por su profundidad, lírica e increíble complejidad. ¿Sabías que, matemáticamente, el poema es perfecto? Ahora, para explicar por qué, tendría que dedicar un artículo entero, ¡pero créeme cuando te digo que Dante cuidó cada detalle!

La trama es la siguiente: Dante tiene la oportunidad de visitar el Infierno, el Purgatorio y el Cielo para así conocer los misterios más grandes de la vida después de la muerte.

Si eso no se te hace interesante, no sé qué decirte.

Los versos son hermosos

No sé qué tan fanático seas de la poesía, pero yo, en lo personal, no lo soy mucho. No soy de los que se sienta a leer libros de poesía ni tampoco soy un gran adepto de los poetas.

Pocas veces he leído un poema en el que no me dé la impresión de que el autor está diciendo ideas simplonas de una manera rebuscada para parecer inteligente. Esa sensación me molesta, aunque no pueda explicar exactamente qué la provoca.

Sin embargo, algo extraño siempre sucede cuando leo un poema épico: los versos resuenan dentro de mí y tienen perfecto sentido. Quizás tiene algo que ver con que estos poemas no están enfocándose en ideas exclusivamente, sino que están tratando de contar una historia.

Eso hace que los versos no sean tan abstractos y sea más sencillo extraer la belleza que sale de ellos y darle un contexto.

Por ejemplo, checa este fragmento de Paraíso Perdido que muestra los pensamientos de Satanás cuando ve por primera vez a Adán y Eva en el paraíso:

¡Oh desventurada, pareja!
Goza, goza apresurada de tu felicidad.
Bienes, honores, tranquilidad y placeres
al instante desaparecerán!
Sí, ¡en adelante igualarán tu gozo tus dolores!
Tiembla. ¡Ve a la desgracia encarnizada
devorar a su presa preparada!
¿Y por qué Dios,
a cuyo amor funesto debéis vuestra existencia,
tan frágiles os ha hecho y no ha dispuesto
dar a ese noble ser más consistencia?
¡En vano os hizo un Cielo de la tierra!

El odio y el sentimiento del personaje se sienten en cada frase, y la forma en la que se expresa también te permite descubrir en el fondo un poco de desesperación y frustración. Pero lo increíble no es solo el poder que tiene el texto, sino la belleza con la que todo es expresado.

Después de todo, ¡no sería poesía si el autor no tratara con todas sus fuerzas de embellecer su trabajo!

Dicho de otra forma, el poema épico junta lo mejor de las grandes narrativas con el valor estético de la poesía. ¡Nada mal!

Las historias son genuinamente ÉPICAS

De acuerdo, como mencioné antes, estas historias de verdad que son ÉPICAS.

Si lo de los ángeles y los demonios lanzándose montañas no fue suficiente, pues déjame decirte que, en la Divina Comedia, el círculo más profundo del Infierno es helado y en él están los traidores, rodeados del Diablo, el primer traidor, quien devora constantemente a Judas Iscariote, Bruto y Casio destrozando su cuerpo con sus poderosos dientes.

Si eso no es lo suficiente metal para ti, pues déjame agregar que eso es solo una probadita. Tanto la Divina Comedia y Paraíso Perdido están llenos de momentos así o más intensos.

¡Es genial!

Manejan cientos de referencias culturales

Algo que sin duda te sucederá en cuanto empieces a leer estos poemas es que te asombrarás de la cantidad de referencias que hacen los poetas. Los tipos eran unos auténticos eruditos.

Por esta razón, me gustaría recomendarte que compres una versión que contenga notas de pie que expliquen estas referencias y su significado. Si lo haces, podrás aprovechar al máximo la lectura y descubrirás muchísimas cosas nuevas.

Tal vez te pueda parecer un poco aburrido estar leyendo notas de pie, pero créeme que las referencias están tan bien colocadas y aportan tanto a la historia, que sentirás que tu conocimiento y disfrute se duplica cada vez que te sientas a leer.

Genuinamente, creo que esta inmensa cantidad de referencias hace que estos poemas sean, probablemente, las obras más cultas que puedes dedicarte a leer. En pocas palabras, ¡estos libros te harán crecer como individuo!

Tienen una profundidad incalculable

Algo increíble que tienen estos poemas es que, mientras más los lees y analizas, más profundos se vuelven. De hecho, estoy convencido de que su sabiduría es prácticamente inagotable.

Déjame compartirte los primeros versos de la Divina Comedia para que veas a qué me refiero:

A mitad del camino de la vida,
En una selva oscura me encontraba
Porque mi ruta había extraviado.

 “A mitad del camino de la vida” se refiere al periodo entre los 35 y 40 años, y “la selva oscura” representa un lugar peligroso y desconocido.

Quizás pueda parecer que esto simplemente habla de un hombre perdido en una jungla, pero la “ruta extraviada” revela que realmente estamos hablando de alguien que no está perdido físicamente, sino moralmente.

En esas tres simples frases, Dante revela que el viaje que va a emprender está relacionado con una realidad metafísica y así, sin que nos demos cuenta, nos prepara para lo que está por venir.

Es una forma sutil de preparar al lector y está cargada de símbolos que nos comunican cosas que entendemos a un nivel interno sin que nadie nos lo diga.

Cuando leíste eso, no necesitabas que te lo explicara. Quizás para articular el significado y decírselo a alguien más sí, pero no para entenderlos: eso ya lo haces sin necesidad de nadie.

Eso solo lo puede hacer efectivamente una novela que genuinamente fue realizada por un autor brillante que se dejaba llevar por la historia que construía, alguien que no coloca mentiras, sino los pensamientos más profundos de su alma.

Esto es una característica que siempre está presente en los buenos poemas épicos y que les ayuda a mantenerse relevantes por cientos de años. No necesitarás mucho tiempo para descubrir que lo que digo es verdad.

Además, como dije antes, lo mejor de todo es que puedes volver a tomar el libro un par de meses después y descubrirás cientos de cosas nuevas que no alcanzaste a descifrar la vez anterior. ¡Puedes repetir esa tarea 20 veces y las 20 veces te sorprenderás!

En conclusión, ponte a leer poemas épicos. No solo los disfrutarás, sino que aprenderás miles de cosas nuevas que enriquecerán tu vida.

Si te gustó este artículo y quisieras leer otros similares, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog

One Reply to “Paraíso Perdido y la Divina Comedia: los poemas épicos y por qué deberías leerlos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.