Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Hay rutas narrativas que pueden resultar verdaderos dolores de cabeza por la complejidad que aportan, y es casi incuestionable que los universos paralelos forman parte de ese selecto grupo.

Si no eres un fanático de Sci-Fi, existe una alta probabilidad de que no estés familiarizado con este tipo de tramas, pero, incluso si lo eres, también es muy posible que tengas preguntas sobre el tema, especialmente sobre cómo puedes manejarlos en una narrativa sin que la audiencia se pierda.

Este artículo te ayudará justamente con eso, ¡así que léelo hasta el final!

¿Qué es un universo paralelo?

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Los universos paralelos nacen de una hipótesis física que sugiere la existencia de realidades alternativas a la nuestra, que funcionan de forma totalmente independiente.

Estos universos pueden ser virtualmente iguales o completamente distintos a lo que conocemos, dándonos la oportunidad de conocer una versión de nosotros mismos o de los demás que ni siquiera puedes imaginar.

Como podrás suponer, es obvio que una teoría tan interesante se convertiría en una gran inspiración para la construcción de historias, así que más de un autor se aventuró a colocarla en su narrativa.

¿Por qué incluirías este concepto en tu historia?

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Ahora, la pregunta interesante es “¿Por qué? ¿Qué fue lo que hizo que tantos autores decidieran que valía la pena incluir este concepto en sus obras?”. Bueno, en buena medida eso se debe a que los universos paralelos nos permiten explorar escenarios estilo “hubiera”; es decir, “¿qué hubiera pasado si los padres de Batman no murieran, sino él mismo? ¿Qué sucedería con ellos?” o “¿qué hubiera pasado si Shrek nunca hubiera nacido? ¿Qué sería de Fiona entonces?”.

Son situaciones que el curso narrativo original ya no permite que se hagan, pero la introducción del concepto de universos paralelos reintroduce nuevamente como posibilidad.

Es algo muy efectivo, especialmente si tienes personajes muy desarrollados que te gustaría explorar de una manera distinta.

A su vez, los mundos paralelos también son entradas geniales para arcos de redescubrimiento, porque los personajes se ven obligados a verse a sí mismos de una manera distinta y entender cómo las decisiones que han tomado los han definido.

5 consejos para aprovecharlo al máximo

Ya conoces la utilidad de este concepto, pero todavía falta que discutamos un poco sobre cómo puedes aprovecharlo al máximo.

Después de todo, esta es una idea de por sí compleja de entender, así que es natural que colocarla en una historia tenga sus retos.

Por eso, deja que te comparta algunos consejos que te ayudarán a mantener la integridad estructural de tu historia y asegurarte que tu audiencia es capaz de seguir la dinámica de los universos paralelos sin confundirse.

¡No pares de leer!

Desarrolla personajes únicos

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Algo que es importante entender es que los personajes que están en el universo paralelo no deben ser “virtualmente idénticos” a los originales. ¿Por qué? Porque estarás cayendo en la redundancia, y no te beneficiarás de la principal ventaja que aportan los mundos paralelos: la reinterpretación de uno de tus personajes ya establecidos.

Este detalle es crucial, porque si no lo respetas una buena parte del valor narrativo que el elemento puede aportar a tu historia se perderá por completo, y en ese punto lo que queda es preguntarse para qué lo incluiste en primer lugar.

Añade complejidad al conflicto entre los personajes

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Por supuesto, el hecho de que incluyas personajes nuevos no significa que los actores del relato tengan que actuar como si sus contrapartes no tuvieran nada que ver con ellos.

Al contrario, justo lo interesante de un mundo paralelo es que trabajes esa interacción entre personajes, permitiéndole generar conflictos únicos que ayudarán a que la historia se sienta especial.

Por ejemplo, Flashpoint Paradox es probablemente una de las mejores historias de universos paralelos precisamente porque se mete de lleno en estos conflictos, no solo por la forma en la que utiliza a Flash, sino por la manera en la que cambia la dinámica existente entre los distintos miembros de la Liga de la Justicia.

Eso nos permite explorar a estos individuos bajo una nueva perspectiva, y nos ayuda a entender mejor la clase de personas que son.

Explora los símbolos que presenta el universo paralelo

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

Un universo paralelo también es un símbolo en sí. Es decir, no es lo mismo crear un mundo donde todo es peor y catastrófico, a uno que se beneficia activamente de que un personaje ya no esté presente.

Esos cambios, esas pequeñas (o grandes) inclusiones que colocas en realidad son lo que permite que exista profundidad en el elemento narrativo, porque al final del día estás incluyendo esto en la trama porque te interesa manejar una temática distinta que el curso original no te permite.

Por ejemplo, Injustice nos permite explorar qué sucedería con un Superman malvado, Shrek 4 nos permite saber qué sucedería si Fiona nunca hubiera sido rescatada y Flashpoint Paradox (entre muchas otras cosas) nos enseña que hubiera pasado si Bruce pereciera en lugar de sus padres.

Estos cambios narrativos traen consigo arcos drásticamente distintos para estos personajes, así como temáticas que poco tienen que ver con lo que la historia original explora.

¡Por eso son tan interesantes!

Ofrece reglas claras para la dinámica entre los universos

universos paralelos, Universos paralelos: ¿cómo manejarlos en una historia?

No hay por qué cerrarse a la posibilidad de que una historia pueda dar pie a la inclusión de universos paralelos, pero sí es importante considerar que no todas pueden o deben hacerlo, incluso aquellas que pertenecen al género de fantasía o ciencia ficción.

Eso es porque puede ser que las reglas del universo tengan que ser manipuladas a tal nivel, que resultará imposible para la audiencia comprar la idea.

Vamos, incluso en las historias que logran pasar esa barrera, si no son capaces de presentar reglas claras y concisas para esa dinámica de mundos paralelos, tendrán muchos problemas para enganchar a su audiencia y lograr que comprenda la trama.

Especialmente cuando se trata de conceptos tan extraños como esto, lo sencillo termina siendo lo mejor, por lo que procura que tus reglas sean fáciles de entender y recordar.

¡Y eso es todo! Espero que este artículo te haya dicho muchas cosas interesantes sobre este concepto y te sientas inspirado a incluir universos paralelos en tu historia.

Si te gustó el contenido y quieres leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.