Menú Cerrar

La estructura de 3 actos: ¿cómo funciona?

estructura de 3 actos, La estructura de 3 actos: ¿cómo funciona?

La estructura de 3 actos: ¿cómo funciona?

La estructura de 3 actos es probablemente la más popular que existe en el mundo. De hecho, lo más seguro es que todas las historias que has escrito la siguen, incluso si te enteraste del concepto en este momento.

Eso se debe a que la estructura de 3 actos es tan recurrente que se ha vuelto la forma básica de contar una historia. ¡Incluso lo haces cuando narras una anécdota sin darte cuenta!

Por supuesto, para sacarle el máximo provecho como escritor o guionista necesitas conocerla a fondo, y ahí es donde la cuestión se pone un poco más compleja.

En Internet encontrarás toda clase de teorías, pero la mayoría tienden a simplificarlo de más o a complicarlo a niveles insospechados, dándote listas de 27 puntos o más que debes seguir para completar una historia con este método.

Por eso, en este artículo trataré de no caer en esas trampas, explicándote a fondo la estructura y las características de los actos, sin encerrarte en una caja creativa limitada.

Si te interesa, ¡no pares de leer!

¿Qué es la estructura de 3 actos?

La estructura de 3 actos es un patrón narrativo que consiste en dividir la historia en tres partes o actos fácilmente identificables. Estos actos suelen conocerse como planteamiento, nudo y desenlace.

Una forma más clara de entender esta estructura sería haciendo las siguientes preguntas:

Había una vez un [protagonista y mundo en el que habita]

Hasta que un día [evento disruptivo que cambia la vida del personaje]

Por lo que [protagonista] decide [decisión que desencadena el conflicto central]

Y luego [desarrollo]

Sin embargo [segundo gran evento disruptivo que empuja al personaje a una situación crítica]

Y finalmente [el clímax de la obra]

Tomemos como ejemplo la primera película de Star Wars:

Había una vez una galaxia muy muy lejana donde habitaba un joven granjero con sus tíos.

Hasta que un día se encuentra con un droide y un anciano jedi, y sus tíos son asesinados por el imperio galáctico.

Por lo que el joven granjero decide salir al espacio y unirse a la rebelión.

Y luego se alía con un contrabandista para salvar a la princesa.

Y luego salva a la princesa.

Sin embargo, el villano decide atacar la base de la rebelión con todas sus fuerzas.

Y finalmente el joven granjero logra derrotarlo usando la Fuerza.

Por supuesto, esta es una idea general, pero te servirá para ir entendiendo el funcionamiento de esta estructura. Prácticamente cualquier historia que se te ocurra puede ser resumida de la forma en que lo hice, ¡incluyendo la tuya!

Ahora, hablemos un poco más a detalle sobre los actos en sí para complementar lo que sabemos hasta ahora.

Primer acto y qué lo conforma

Planteamiento

El inicio del primer acto gira en torno a conocer al personaje o los personajes principales, y establecer las características más importantes del mundo en el que habitan.

En este punto establecemos el día a día de nuestro personaje y ayudamos a que la audiencia entienda quién es.

Es una buena práctica desarrollar esta parte del primer acto por medio de exposición indirecta o diálogos expositivos para hacerla lo más entretenida y fluida posible.

Ejemplo: en El Señor de los Anillos, esta sería toda la construcción que precede la introducción del anillo, donde convivimos con los hobbits y Gandalf y nos metemos de lleno en la vida cotidiana de esos personajes.

Incidente excitante

Es el momento del cambio. Aquí, el personaje vive un evento inesperado que afecta drásticamente el funcionamiento ordinario de su vida.

Quizás sufre una tragedia o se gana la lotería, todo depende de la historia que quieras contar.

Por supuesto, cabe destacar que esta punto de la historia suele tener mayor impacto cuando hiciste un buen trabajo con el planteamiento, ya que así la audiencia entenderá lo dramático que resulta el cambio.

Muchas veces, en este punto suele introducirse al villano de la historia.

Ejemplo: en Kung Fu Panda, este sería el momento en el que Po es elegido como el guerrero dragón.

Decisión (cierre del primer acto)

A raíz del incidente excitante, el personaje se ve obligado a tomar una decisión en cuanto a cómo lidiar con el mismo. Esta decisión desencadenará el resto de la trama y por eso es importante que sea congruente tanto con la personalidad establecida del personaje como con la progresión de la historia hasta el momento.

Ejemplo: En Los Miserables, aquí sería el punto en el que Jean Valjean decide dedicarle su vida a Dios y convertirse en un buen hombre.

Segundo acto y qué lo conforma

El desarrollo

Esta es la parte donde existe mayor flexibilidad, ya que lo único que puede definir el desarrollo de tu historia son las particularidades de la misma.

Aquí es donde exploramos los “y luego…”; donde aparecen personajes secundarios con sus propios conflictos, se explora el arco del personaje principal y la trama va tomando forma.

Técnicamente, aquí puede ocurrir cualquier cosa siempre y cuando esté dentro de los límites establecidos del mundo y siga las motivaciones de los personajes.

Ejemplo: literalmente cualquier historia que se te pueda ocurrir.

Cambio brusco (cierre del segundo acto)

El cambio brusco suele llegar en el punto más bajo del personaje principal. En este caso, el desarrollo de la historia sufre un revés particular que obliga al héroe a tomar otra decisión importante directamente relacionada con el conflicto central.

Puede ser un error cometido por el personaje que trae consecuencias terribles, una traición inesperada o una revelación sorpresiva.

En este punto se suele colocar el momento crítico en el arco del personaje que lo obliga a crecer.

Ejemplo: en el Rey León sucede cuando Nala enfrenta a Simba y le cuenta que Scar destruyó todo. Simba se encara con el recuerdo de su padre y decide asumir su lugar en el ciclo de la vida.

Tercer acto y qué lo conforma

El clímax

El clímax es el desenlace del conflicto central. Es el punto en el que se llega a un enfrentamiento final contra el villano y las tramas y subtramas de la historia se resuelven.

A su vez, este es el punto en el que el héroe debe demostrar su crecimiento y actuar de una forma que hubiera sido impensable al inicio.

Nota: en el caso de los arcos inversos, este es el punto en el que el personaje comete un crimen horrible que culmina su transformación en un monstruo.

Ejemplo: en Avengers: Endgame cuando los héroes se enfrentan a Thanos, lo vencen y posteriormente resuelven las subtramas en las que participan.

¡Y con eso acabamos! Espero que este contenido haya sido claro y entretenido.

 Si te gustó, seguramente disfrutarás este otro sobre cómo crear un villano complejo. ¡No te lo pierdas!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.