Los Hermanos Grimm: ¿cómo construir historias para niños y adolescentes?

Si has sido un lector constante desde niño, es muy probable que las historias de los hermanos Grimm hayan formado parte de tu infancia. De hecho, quizás es muy probable que hayas leído tantas historias de estos hermanos que seas un gran fanático de su trabajo.

Para aquellos que no los conozcan, los hermanos Grimm son los responsables de recopilar y adaptar una gran cantidad de historias populares antiguas para que los niños pudieran tener acceso a ellas.

Si bien es cierto que ellos, al inicio, no querían modificar las historias originales, su éxito con el público infantil y el ambiente moral de la época terminaron provocando varios cambios en los cuentos que terminarían por hacerlos prácticamente imposibles de comparar con las versiones originales.

Quizás esto te puede sonar negativo, pero créeme, los cuentos originales eran brutales y crudos, ya que traían el sello de violencia particular de las historias de la época medieval. Eventualmente, los cambios que hicieron los hermanos Grimm contribuirían a la rápida expansión de estas historias que están llenas de símbolos y moralejas geniales.

Algunas de las historias que estos escritores popularizaron (y modificaron) son tan famosas que no tengo la menor duda de que las conoces: La Cenicienta, Blancanieves, Hanzel y Gretel, Rapunzel, El Gato con Botas, ¡y muchas más!

Por supuesto, también cabe decir que otras de sus historias cuentan con una… “censura más leve” por lo que si quieres encontrar cuentos con temáticas oscuras y tramas más adultas, ¡también hay unos cuantos para ti!

Sin embargo, en este artículo no vamos a hablar de eso, sino que vamos a explorar cómo los hermanos Grimm supieron evolucionar la forma en la que se construyen historias para niños y adolescentes, y así ayudarte a que puedas escribir tus propias historias infantiles.

¡Empecemos!

Esconde el sermón en medio de la historia

hermanos Grimm, Los Hermanos Grimm: ¿cómo construir historias para niños y adolescentes?

Durante los últimos meses, he pasado bastante tiempo en Wattpad conociendo el trabajo de varios escritores jóvenes y prometedores (si te interesa formar parte de la dinámica de análisis, entra a este link), y me he topado con varios cuentos infantiles.

Si bien algunos de ellos están bastante bien, veo que en general tienen un problema muy grande: son demasiado directos con la enseñanza que tratan de transmitir.

Verás, a los niños y, en especial, a los adolescentes, no les interesa que les estés dando un sermón tras otro, que les hables como si no supieran cuánto es dos más dos y les hables como si los regañaras.

Además, no tiene sentido hacer una historia solo para incluir monólogos morales. ¡No! Las historias tienen la ventaja de que pueden explorar temas abstractos de manera literal. Entonces, la clave está en que si vas a tratar de enseñarles algo profundo, esto debe estar inmerso en los símbolos de la historia.

Quizás puedas pensar que los niños no tendrán la capacidad de extraer esos mensajes, ¡pero estás muy equivocado! De hecho, esta es la mejor forma de hacer que alguien entienda un concepto complicado y lo haga suyo, porque lo puede “ver” en vivo y en directo y analizarlo de manera literal.

Por ejemplo, hablemos de mi historia favorita de los hermanos Grimm: Juan Sin Miedo. La premisa de esta historia es que nuestro protagonista, Juan, nunca en su vida ha sentido miedo y sale a explorar el mundo en busca de algo que le permita experimentar esa sensación.

No te quiero spoilear lo que sucede en caso de que no la hayas leído, pero esta historia maneja de una manera bastante sutil lo que una persona determinada y con un objetivo claro puede conseguir simplemente por perseguir sus sueños.

Es una historia divertida y corta, pero sobretodo deja una enseñanza que aunque no sea tan fácil de extraer y explicar de una manera articulada, de una forma inconsciente todos somos capaces de entenderla. ¡Esa es la maravilla de los símbolos en las historias de fantasía!

Utiliza tu imaginación

hermanos Grimm, Los Hermanos Grimm: ¿cómo construir historias para niños y adolescentes?

Claro está, los símbolos solo son efectivos siempre y cuando sean lo suficientemente atractivos como para que los lectores se mantengan interesados de principio a fin.

Esto es más difícil de lo que parece, ya que explicar un mensaje profundo de manera literal también requiere un sofisticado nivel de imaginación y de honestidad.

¡Sí, leíste bien, se necesita honestidad! Verás, es muy difícil (por no decir imposible) para un escritor transmitir un mensaje cuando su intención final es solamente esa. Si lo único que quieres es dar tu versión de la realidad, terminarás con una historia que más que cuento parece propaganda barata.

Entonces, cuando te sientes a escribir este tipo de historias debes intentar ser lo más honesto posible a la hora de desarrollar los elementos que formarán parte del relato. No fuerces cosas en la trama para que al final el lector piense igual que tú, deja que tu imaginación vaya construyendo la estructura de manera sistemática y los personajes actúen como ellos quieran, no como tú quieras. Digamos que esta es la diferencia entre alguien como Tolkien y alguien como Meyer.

Esto hace una diferencia enorme a la hora de conferir mensajes en este tipo de historias porque se sienten creíbles y reales. ¡Deja que tu imaginación haga el trabajo!

Dale un sentido trascendental a las historias

hermanos Grimm, Los Hermanos Grimm: ¿cómo construir historias para niños y adolescentes?

Una de las cosas más interesantes de los cuentos de hadas es que siempre hay elementos que dan a entender que lo que el lector está leyendo es solo una parte de un mundo más grande.

Hay monstruos, fantasmas, castillos antiguos y reinos con complicados monarcas. Además, por lo general nuestros personajes principales suelen ser personas relativamente normales que se topan con circunstancias extraordinarias.

Esto ayuda muchísimo a que los lectores entiendan que lo que están leyendo es solo una parte de una historia más compleja, y eso les ayuda también a comprender internamente que la historia contiene mucho más de lo que sus letras transmiten.

¡Ese es el secreto de una gran historia! ¡Poder transmitirte mensajes sumamente profundos sin que te des cuenta!

Y, por supuesto, la mejor forma de lograr esto es por medio de darle un sentido transcendental a lo que acontece por medio de leyendas, criaturas fantásticas y misiones heroicas y difíciles.

Quizás te pueda parecer cliché, ¡pero funciona!

¡Y listo! Con esos tres tips seguramente serás mucho mejor a la hora de escribir cuentos para niños. Los hermanos Grimm fueron unos pioneros en este arte, por lo que te recomiendo que leas muchas de sus obras.

Y, hablando de obras, me gustaría invitarte a que le dieras una oportunidad a mi libro de Jagger. ¡Puedes leerlo de manera gratuita en Wattpad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.