¿Por qué necesitas conseguir tiempo para retomar la lectura?

Créeme, el propósito de este artículo no es juzgarte en lo más mínimo. Yo también puedo entender perfectamente que hay momentos de la vida en los que retomar la lectura puede ser algo bastante difícil.

De hecho, me atrevería a decir que incluso si fuiste un ávido lector en algún punto de tu adolescencia, nada garantiza que podrás seguir dedicándole tiempo a este maravilloso hobby. El trabajo, la familia, la escuela, proyectos personales… a medida que creces, es normal que surjan muchas prioridades que te impidan sentarte a leer con facilidad.

Pero, verás, lo cierto es que hacer el esfuerzo vale la pena, no solo porque recordarás por qué amabas leer, sino porque ahora que eres mayor serás capaz de aprovechar mucho más cada palabra que pase frente a tus ojos.

El propósito de este artículo es inspirarte a que vuelvas a leer, a viajar por esos mundos increíbles y convivir con maravillosos personajes que te den lecciones valiosísimas sobre ti y las personas que te rodean.

¿Y qué mejor forma de hacerlo que dándote tres razones objetivas por las cuáles deberías retomar la lectura?

¡Empecemos! 

Serás una persona más articulada

retomar la lectura, ¿Por qué necesitas conseguir tiempo para retomar la lectura?

Una de las habilidades más poderosas que puede tener una persona es la capacidad de expresar con vehemencia y claridad las ideas que anidan en su cabeza.

Esto es una realidad no solo para personas que se desenvuelven en trabajos relacionados con la comunicación y la presencia en redes sociales, sino con cualquiera que requiera algún tipo de interacción con las personas.

A todos nos gusta, aunque no nos demos cuenta, pasar tiempo con una persona articulada. Alguien al que simplemente da gusto escucharle hablar.

Por supuesto, el truco está en que para ser alguien articulado necesitas leer mucho (y escribir, si es posible). Los libros son maravillosos porque suelen representar las ideas de una persona en su concepción más sofisticada. Es decir, por mucho que no me queda la menor duda de que Tolkien era un absoluto genio, tampoco dudo de que incluso él tuvo que revisar cien veces cada una de las escenas que componen sus obras más famosas.

Dicho de otra forma, El Señor de los Anillos es también una conglomeración de las ideas más profundas de Tolkien llevadas a su máxima expresión y tú tienes la capacidad de explorarlas cuando quieras.

Lee unos cinco libros así cada mes y trata de imitarlos cuando te expreses en una conversación, ¡y te convertirás en una persona articulada imparable! 

Redescubrirás sabiduría que antes ignorabas

retomar la lectura, ¿Por qué necesitas conseguir tiempo para retomar la lectura?

Uno de los efectos secundarios de convertirse en un adulto, es que es inevitable tomar ciertas posturas cínicas ante la vida.

Ya sabes a qué me refiero, al típico “el mundo es un desastre”, “nada importa”, “igual somos motas de polvo volando por el cosmos”, etcétera.

Estos pensamientos clichés, quizás puedan tranquilizar a un alma nihilista de manera temporal, pero lo cierto es que son completamente inútiles y no hacen más que interponerse entre lo que quieres conseguir y tus ganas de llegar hasta tu meta.

Por suerte, la lectura de libros clásicos, especialmente aquellos que contienen historias de fantasía como El Señor de los Anillos y las Crónicas de Narnia, te pueden ayudar muchísimo a redescubrir esa sabiduría que hoy por hoy das por sentada.

Por ejemplo, la historia de Frodo nos cuenta de manera simbólica la lucha constante que un individuo tiene que llevar para poder mantener a raya a la oscuridad inherente en todo lo que hace. Su lucha no es más que una metáfora para la misma batalla que tú libras todos los días.

Al ver a Frodo caerse, levantarse, volverse a caer, equivocarse, atinarle por fin, y luego volver a fallar, también te enseña a ti a hacerlo y, de una manera que ni tú mismo sabrías explicar, te mejora como persona.

¡Toda esa sabiduría está escondida en las páginas de tus libros favoritos! ¡Solo tienes que encontrar 20 minutos al día (o a la semana) para empezar a aprovecharla!

Esos libros que te gustaron… los disfrutarás mucho más

retomar la lectura, ¿Por qué necesitas conseguir tiempo para retomar la lectura?

Ahora, quizás estás pensando algo como: “Pero, JEFS, a mí no me gustan las novelas modernas que salen últimamente, y yo ya leí todos los libros que mencionas; de hecho, me leí todos los clásicos en existencia antes de cumplir los 18 años, ¿de qué me sirve volver a leerlos?”.

Bueno, admito que obviamente exageré ese supuesto pensamiento tuyo, pero lo hice con un propósito. Verás, por mucho que no te anime mucho ir a una librería y comprar los últimos best sellers, el mundo de los clásicos de la literatura siempre será inagotable.

¿No me crees? Pues, de hecho el concepto de los clásicos es que son libros que, sin importar cuántos años pasen, siempre serán relevantes para nuestra sociedad. Sin embargo, lo que es verdaderamente interesante es que esto es cierto incluso para cualquier individuo.

No es lo mismo leer la 1984 cuando tienes 15 años a cuando tienes 25, o leer La Historia Sin Fin cuando tienes 12 a cuando estás por cumplir los 40. Aunque no lo creas, lo que extraerás de la lectura será completamente distinto y te ayudará a disfrutar las novelas como si fuera la primera vez que las lees.

Es un fenómeno bastante extraño, pero que es 100% cierto. ¡Y es increíble vivirlo en carne propia!

Entonces, aunque te sientas abrumado y cansado, créeme que valdrá la pena ponerte la tarea de retomar la lectura. Además, una vez que te sientes a leer un buen libro te relajarás como en los viejos tiempos.

Si logré convencerte, deja también que te comparta esta lista de libros que cambiarán tu perspectiva del mundo. ¡Sin duda que serán muy buenas opciones para retomar el hábito de la lectura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.