Menú Cerrar

Procesadores de textos: ¿qué son y en qué te ayudan?

procesadores de textos

Procesadores de textos: ¡conoce los mejores para ti!

Si hay herramientas de las cuales no puede prescindir un escritor moderno, hasta el tope de la lista sin duda se encontrarían los procesadores de textos.

Vamos, está claro que, técnicamente, podrías escribir con una pluma y una servilleta, pero a estas alturas del juego, te estarías haciendo un flaco favor.

Dicho esto, hay muchos escritores que ni siquiera ubican este concepto y, mucho menos, conocen las distintas opciones que tienen a su alcance.

Si te interesa aprender más sobre el tema, ¡no pares de leer!

¿Qué es un procesador de textos?

Un procesador de textos es un software que permite al usuario construir documentos y modificarlos con facilidad.

Los mejores procesadores de textos ofrecen funcionalidades como edición del formato de letra, modificación de márgenes, inserción de imágenes y vínculos, construcción automática de índices y mucho más.

Dicho esto, no necesariamente necesitas que tu procesador de textos haga todo esto para empezar. De hecho, lo más importante es que te permita escribir y guardar el contenido de lo que has avanzado hasta el momento; algo que aplica tanto para escritores de novelas como para autores científicos.

Los procesadores de textos son una herramienta crucial en el arsenal de cualquier escritor porque facilitan muchísimo su tarea y le permiten construir con mucha más agilidad ese ansiado primer borrador.

5 procesadores de textos que debes conocer

Seguro que a medida que explicaba lo que son los procesadores de textos, rápidamente te llegaron a la mente algunos ejemplos; después de todo, lo más normal es que hayas usado esta herramienta miles de veces en tu vida.

Aun así, creo que vale la pena que te comparta algunos de los mejores procesadores de textos que hay por ahí. Quizás, te des cuenta de que hay uno que se ajusta a tus necesidades.

1. Microsoft Word

Si alguien me obligara a decir cuál es el mejor procesador de textos para escritores novatos, en lo personal diría que es Microsoft Word.

Quizás esto no es muy original, pero lo cierto es que esta herramienta es la líder del mercado por buena razón.

Microsoft Word es extremadamente fácil de usar hasta el punto que solo necesitas un par de sentadas para dominarla lo suficiente para sacarle provecho.

En el caso de escritores más avanzados, Microsoft Word también permite realizar ajustes muy profundos a los documentos e, incluso, agregar comentarios a distintas partes del mismo para llevar un registro de áreas potenciales de mejora o puntos importantes que se deben recordar.

Si tu computadora ya viene con Word, te felicito, ya la hiciste. Si no, espero que no te duela demasiado pagar la tarifa de Microsoft para utilizar este programa.

Eso sí, considera que es posible que pierdas tu información si algo que le ocurre a tu computadora, así que procura tener un backup de tus documentos más importantes.

2. Google Docs

Si no tienes Word ni el dinero para adquirirlo, es muy probable que Google Docs sea la segunda mejor opción para ti.

Esta aplicación forma parte del paquete gratuito que recibe cualquier cuenta Gmail al ser creada, ese que viene con Google Drive.

Una de las principales ventajas de esta herramienta es que todo lo que hagas se guarda automáticamente en la nube, por lo que es prácticamente imposible que pierdas el progreso que ya hayas realizado.

No tiene un alcance tan profundo como Word, pero está bastante cerca y lo más probable es que jamás notes la diferencia.

3. AbiWord

Si Google Docs efectivamente se queda corto y no tienes dinero para Word, lo mejor que puedes hacer es darle una oportunidad a AbiWord, un programa completamente gratuito que te ofrece prácticamente las mismas funcionalidades que Word.

Además, lo mejor de todo es que AbiWord requiere muy poco espacio y puede correr en cualquier computadora, especialmente esas viejitas que apenas y pueden con su alma.

4. Pages

Si no tienes una computadora Microsoft, sino una Mac, no te tienes que volver loco buscando una forma de meter Word en tu dispositivo. De hecho, las Macs, por lo general, vienen con su propio procesador de textos que es más que competente.

Pages es un procesador bastante bueno, especialmente si estás pensando meterle algo de cariño al diseño de tu obra.

No es tan intuitivo como Word y el formato con el que saca los documentos no se puede leer con otros programas (además de que el diseño del documento se puede romper cuando lo exportas a pdf o Word), pero es bastante decente para trabajar.

5. Bloc de notas (Microsoft) o Notas (Mac y iPhone)

Estas herramientas vienen gratuitas dentro de cualquier Mac o PC y sirven para escribir, pero yo principalmente te las recomendaría para que guardes tus notas y escribas las ideas que se te van ocurriendo para tu obra.

Estos procesadores son extremadamente limitados y ofrecen muy pocas funcionalidades en comparación con los otros, pero tienen la ventaja de ser muy sencillos de manejar.

Esto los hace ideales para escribir notas cortas, pero los coloca por debajo del promedio a la hora de escribir algo con más sustancia como un cuento, una novela o un ensayo.

En el caso de Mac, tienes la ventaja de que puedes sincronizar las notas de tu celular con las que están en la computadora, por lo que se vuelve mucho más sencillo revisitarlas cuando te sientas a trabajar con un procesador mucho más robusto.

¿Conoces otros procesadores de textos?

¡Y esas son mis recomendaciones! En lo personal, he trabajado mucho con Word, Pages y las Notas del iPhone, pero quizás tú tienes otras herramientas en mente.

Si es así, ¡compártelas en los comentarios!

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.