Refuerzo simbólico: ¿qué es y por qué te conviene?

La exposición es un elemento que se suele demonizar muchísimo en los círculos de escritores (y con justa razón), pero pocas veces se comparten alternativas útiles y prácticas para lidiar con su inclusión en una historia.

Dependiendo del género que estés trabajando, puede ser extremadamente difícil evitar la exposición con respecto al funcionamiento del mundo fantástico, el sistema mágico y los eventos históricos que han marcado el contexto social del lugar donde se lleva a cabo la historia; y eso sin mencionar la exposición relacionada con el desarrollo de personajes.

Este tipo de retos narrativos son muy difíciles de superar si no tienes las herramientas necesarias, y por eso pensé en compartirte una genial: el refuerzo simbólico.

Aquí te hablaré a fondo sobre este tema, ¡así que no pares de leer!

¿Qué es el refuerzo simbólico?

refuerzo simbólico, Refuerzo simbólico: ¿qué es y por qué te conviene?

El refuerzo simbólico es el uso de símbolos narrativos y pistas sutiles para establecer elementos en una historia sin necesidad de recurrir a la exposición.

Esto es una forma muy técnica y complicada de decir que simplemente que tus escenas contendrán símbolos que refuerzan un punto de la historia que quieres que la audiencia capte lo antes posible.

Por ejemplo, supongamos que en tu mundo fantástico hubo una guerra dramática entre dos razas alienígenas, los Maeros y los Axias. Los Axias ganaron y se apoderaron del planeta de Maeros, donde abusan de su poder y han creado una dinámica racista centrada en el poder, en la que los Axias tienen toda la ventaja y los Maeros deben callarse o sufrir las consecuencias.

Toda esta exposición, se puede evitar por medio del refuerzo simbólico, simplemente presentando escenas donde tu protagonista, que pertenece a los Maeros, interactúa con adultos que tienen heridas y secuelas de la guerra, y le advierten de lo peligroso que puede ser meterse con un oficial de los Axias; y luego exponiendo conflictos que nacen a raíz de ignorar esas advertencias.

Lo mismo sucede si tienes un personaje principal traumatizado por la muerte de un ser querido, causada por una indiscreción del protagonista; digamos que por manejar ebrio o algo por el estilo.

En lugar de decirle a la audiencia exactamente lo que sucedió, muestras símbolos que actúen como piezas del rompecabezas. Quizás en una escena muestras que el personaje se rehúsa a beber alcohol; en otra que un familiar le dice que lo que sucedió no es su culpa o, por el contrario, lo ataca por lo sucedido; y otra donde el personaje le comparte a otro que le quitaron su licencia y tiene prohibido conducir por un tiempo.

El truco está en introducir cómo la idea afecta el día a día del personaje, y dejando que la audiencia arme el rompecabezas por su cuenta.

Por supuesto, esta técnica es mejor utilizada con elementos relativamente obvios y simples de la construcción de mundo. Si se trata de algo complejo y virtualmente imposible de adivinar, tendrás que recurrir a la exposición sí o sí.

El punto es que tengas cuentes con esta herramienta en tu arsenal para tratar este tipo de situaciones.

¿Por qué es una gran herramienta?

refuerzo simbólico, Refuerzo simbólico: ¿qué es y por qué te conviene?

Espero que lo que mencioné antes ya te haya dado una buena idea de por qué el refuerzo simbólico puede ser una herramienta excepcional, pero en caso de que necesites más incentivos, ¡deja que te hable a fondo sobre las ventajas que ofrece!

Te ayuda a dejar a un lado la exposición en la construcción de personaje

Como mencioné antes, esta es la ventaja principal del refuerzo simbólico y casi por sí sola debería ser suficiente para que te tomes el concepto en serio.

Para empezar, disminuir la exposición siempre es algo positivo para el ritmo narrativo, ayudándote a que la trama progrese de una forma más natural y fluida; pero también hace que la lectura en sí sea más entretenida y atractiva.

¡No subestimes el poder que esto puede tener en tu historia!

Hace que la audiencia esté más involucrada en la lectura

Lo interesante del refuerzo simbólico, es que no puedes ponerlo en práctica si no confías en la inteligencia de tu audiencia. Eso se debe a que la práctica en sí requiere que sean los mismos lectores los que ejecutan por cuenta propia las acciones necesarias para discernir aquello que no se está diciendo directamente.

Muchos escritores pensarán que esto es mucho trabajo para su audiencia y que nadie lo llevará a cabo, pero esto es un error. Al contrario, el hecho de que tu audiencia sea expuesta a estas “pistas” la estimulará intelectualmente y le ayudará a estar más involucrada en la lectura.

Es algo que suena contraintuitivo, ¡pero es absolutamente real!

Apoya el ahorro del lenguaje

Eso sí, quiero que quede claro que escribir de esta forma no es sencillo. Después de todo, estás construyendo escenas tan eficientes y bien construidas, que tu audiencia es capaz de extraer mucha más información de la que se está compartiendo directamente.

Por supuesto, aunque no sea fácil, si logras llevarlo a cabo terminarás con párrafos extremadamente eficientes desde el punto de vista narrativo, favoreciendo el ahorro del lenguaje.

Si tienes problemas con esta práctica, ¡el refuerzo simbólico te puede ayudar a llevarlo a cabo con más facilidad!

Hace que la historia sea más memorable

Cabe mencionar que algo que se presenta por medio de símbolos es mucho más memorable que algo que simplemente se dice. Es algo así como el dicho “una imagen vale más que mil palabras”.

Por ejemplo, no es lo mismo que alguien te diga “fui bulleado fuertemente en la escuela” a que veas a un personaje siendo golpeado y casi ahogado en un retrete del colegio por cuatro compañeros más fuertes que él.

De la misma forma, no es lo mismo que te digan que un huérfano es generoso y bueno, a que lo veas robar una hogaza de pan, escapar de un montón de guardias arriesgando su vida y, cuando está a punto de darle una mordida, sienta compasión por un par de niños más pequeños y débiles que él, y finalmente decida darle toda su comida a ellos.

Esta construcción hace que la historia en sí sea más impactante y se quede más tiempo en el corazón de tu audiencia.

¡Sácale el máximo provecho!

¡Y ya sabes todo lo que necesitas saber sobre este concepto! Ojalá te ayude a mejorar tus historias y evitar la exposición narrativa.

Si te gustó el contenido y quieres leer otros parecidos, ¡suscríbete al newsletter del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.