Menú Cerrar

Analicemos monstruos: el canto de las sirenas

sirenas

Las sirenas: un monstruo tan antiguo como interesante

Considerando que nuestro planeta está cubierto en su mayoría por agua, es normal que existan muchas historias en relación al océano que hablan sobre criaturas misteriosas que habitan en él. Unas de las más famosas son sin duda las sirenas que, como quizás ya sabes, empezaron siendo monstruos terribles e infames.

La representación moderna que tenemos de las sirenas hoy en día no está mal, pero quiero enfocarme en el lado oscuro del mito, ese que las hizo nacer y trascender en el imaginario popular.

Si quieres aprender más sobre la historia de este monstruo mitológico, ¡no pares de leer!

Breve historia de las sirenas

Las sirenas son criaturas principalmente conocidas por su aparición en la mitología griega, pero quizás para muchos resultará sorprendente que la morfología original de estos monstruos no es la que conocemos hoy en día.

Las sirenas de esta mitología tenían torso y rostro de mujer, pero su cuerpo era más parecido al de un pájaro o un águila.

Lo que seguro ya sabías es que estas sirenas cantaban con voces melodiosas para llevar a los hombres a la perdición, más específicamente a los navegantes que se estrellaban con las olas al ser seducidos por el canto angelical de las sirenas.

La aparición más antigua de las sirenas en la literatura pertenece a La Odisea escrita por Homero, en un pasaje en el que el gran héroe Ulises logra sortear a las sirenas atándose al mástil del barco y haciendo que todos sus marineros se pusieran cera en los oídos para ignorar el canto de las criaturas.

La figura de la mujer con cuerpo de pez proviene, de hecho, de la mitología de Medio Oriente. En la trágica leyenda de la pobre Derceto, quien, después de ofender a la diosa Venus, esta le hace enamorarse de un hombre con el que tiene una hija, y luego hace que su marido la olvide.

Enojada, Derceto mata a su esposo y decide suicidarse arrojándose al mar. Venus, todavía no contenta con lo que había causado, transforma a Derceto en una criatura anfibia, impidiéndole así morir.

Esta morfología es la que utilizó Hans Christian Andersen en su historia de La sirenita, publicada en 1837, y en buena parte esta obra es la culpable de que hoy en día conozcamos a las sirenas con esta forma de pez en occidente y, también, que hayan pasado de ser monstruos a convertirse en criaturas hermosas y maravillosas.

Características de las sirenas como monstruos

Las sirenas, como monstruos, suelen tener características muy particulares:

  • Un cuerpo femenino de la cintura para arriba y uno de pez de la cintura para abajo.
  • Una voz melodiosa e irresistible para los hombres.
  • Una apariencia hermosa que se transforma rápidamente cuando se disponen a atacar.

No tiene mucha ciencia, lo sé, pero lo interesante de estas criaturas no está en lo amenazadoras que son, sino en el valor simbólico que tienen.

Valor simbólico de las sirenas

Las sirenas son unas criaturas bastante interesantes porque representan la idea de la seducción y cómo esta es capaz de llevar a las personas a la ruina.

No importa si eres un simple plebeyo, un gran soldado o un poderoso rey: si las sirenas aparecen en tu camino, lo más probable es que caerás.

Por supuesto, el hecho de que la figura de las sirenas suela ser enemiga de los hombres y no de las mujeres, hace que el elemento se enfoque con mucha fuerza en la seducción sexual, pero lo cierto es que también aplica para otro tipo de tentaciones y no es un símbolo que solo tiene valor para los hombres.

Básicamente, las sirenas representan cualquier tipo de placer que, aunque es superficialmente atractivo, por debajo esconde algo inhumano y con malas intenciones, y por eso sirve como una advertencia contra la caída en los vicios.

Dicho de otra forma, tarde o temprano, en la vida de un héroe siempre aparecerá el peligro de la tentación en sus distintas facetas, con una voz tan atractiva y angelical que solo con escucharla puede arrastrarlo al abismo sin que se dé cuenta siquiera o, más interesante todavía, de buena gana.

Como seguro ya te diste cuenta, existen muchas otras criaturas que representan algo parecido, como los succubus o los wendigos. De hecho, prácticamente todas las culturas del mundo tienen un monstruo en su mitología con un valor simbólico parecido.

Esto te debería dar una idea de lo compleja que es la tentación como un fenómeno humano, y cómo siempre ha sido y será una lucha con la que tendremos que lidiar a lo largo de nuestras vidas.

¡Y con eso llegamos al final! Espero que este contenido te haya enseñado un par de cosas interesantes sobre las sirenas.

Si te gustó el contenido y quieres leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter!

Publicado en Escribir

Un pensamiento en “Analicemos monstruos: el canto de las sirenas

  1. jm

    que hay JEFS una pregunta.
    Imagina que ya tienes la historia prepara y tienes todo planeado, pero a medida que avanzas la historia, sientes que te has perdido y ya no sabes a donde avanzar, dime ¿que se puede hacer?

Responder a jm Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.