Menú Cerrar

Clímax: ¿cómo crear el momento cúspide de tu obra?

endgame climax

Clímax: ¿cómo crear el momento cúspide de tu obra?

Cuando estamos escribiendo una historia, es normal que pensemos en los grandes momentos que tenemos planeados para ella y, por lo general, el evento más poderoso e interesante lo guardamos para el clímax de la trama.

Esto no solo es algo que los autores hacen de forma intuitiva, sino que es una práctica genial para sacarle un mayor provecho a todos los elementos que se desarrollaron a lo largo del relato.

Si quieres aprender cómo construir el clímax de tu narrativa y descubrir algunos tips que te ayudarán a exprimirlo al máximo, ¡este artículo es para ti!

¿Qué es el clímax?

El clímax de una historia es el punto de mayor complejidad e intensidad dramática que experimenta una obra, ya sea una película, un libro, un videojuego o una obra teatral.

Todos los eventos de la trama han llevado hasta este momento cúspide en el que el conflicto central y todas o casi todas las subtramas se resolverán de forma definitiva.

Digamos que, como escritor, es el momento que has estado preparando durante todo este tiempo y el que, de una forma u otra, definirá la experiencia de tu audiencia.

¿Por qué es tan importante?

Como lo mencioné antes, el clímax define la experiencia de tu audiencia. Eso significa que, sin importar qué tan buena haya sido tu historia al inicio, un clímax mal construido tiene el potencial de arruinar todo tu trabajo.

Nada más piensa en historias que han tenido finales decepcionantes como Game of Thrones. Pasamos de escuchar una y otra vez sobre ella a verla desaparecer casi por completo de la consciencia colectiva.

Esto quizás te parezca arbitrario, pero no lo será si entiendes cuál es el propósito de un clímax.

En sí, este punto de la historia se utiliza para darle un payoff a todos los set ups que construiste a lo largo del relato. Eso significa que las expectativas que has creado en la audiencia necesitan cumplirse sí o sí.

Ahora, es importante aclarar que cuando digo “expectativas”, no estoy hablando de lo que piensas. No me refiero a que debes apegarte a los clichés y ofrecer el final más predecible a tu narrativa.

Cuando hablo de expectativa, me refiero a la expectativa que tiene la audiencia de que los elementos que introdujiste en la historia tienen una razón de ser. Esa es la expectativa central que siempre debes tener presente.

Tu audiencia invirtió tiempo en tu narrativa porque confía en que existe valor en lo que está viendo. Si tu clímax no confirma esa suposición, no solo se sentirá decepcionante, sino que frustrará a tus lectores porque tendrán la sensación de que les hicieron perder el tiempo.

Es por eso que tener un clímax bien construido, donde todos los elementos toman forma y ofrecen payoffs interesantes, es tan importante.

¿Cómo construirlo?

El clímax de una historia suele ser bastante idiosincrásico y único, pero algo que comparten todos los que están hechos con una alta calidad, es que siguen los siguientes consejos. ¡Aquí te los paso!

Crea set ups con la intención de resolverlos en el clímax

Es imposible hablar del clímax sin mencionar la construcción de la historia en sí. Si es cierto que tu clímax debe contener los más grandes payoffs de la narrativa, entonces es bastante obvio que necesitas construir set ups que tengan un alto potencial.

Dicho esto, la gran falla de la mayoría de los escritores no es necesariamente que no incluyen set ups en su historia (aunque también sucede), sino que no estructuran su historia para que los set ups más interesantes SE RESUELVAN en medio del clímax.

Quizás es obvio para todos que el enfrentamiento final entre el villano y el héroe debe ocurrir en el clímax, pero ¿qué sucede con el interés romántico? ¿Con el arco de un personaje secundario importante? ¿Con una revelación que subvierte las expectativas?

Está bien tener elementos de este tipo a lo largo de la historia, pero los más importantes siempre deben formar parte del clímax para que la promesa de ser el “punto más complejo e intenso de la historia” se cumpla.

Ata el arco del personaje principal con el conflicto central

Una de las principales razones por las que un clímax puede fallar, es que el escritor no consigue atar el arco del protagonista con el conflicto central de la trama.

El problema aquí es que la victoria o derrota del héroe carece de valor simbólico y emocional, porque no existía una conexión clara con su crecimiento y, por ende, no tiene valor narrativo.

Por mucho que el clímax incluya una pelea épica y llamativa, si no está directamente relacionada con el arco del personaje principal, no será más que una escena superficial y poco memorable.

Dirige la resolución de las subtramas al conflicto central

Las subtramas son una herramienta crucial para manejar una temática con profundidad y por eso mismo necesitan aparecer en el clímax de la narrativa.

Si lo hacen de una forma orgánica y lógica, no solo aumentarán la complejidad del final de tu obra, sino que lo enriquecerán drásticamente, además de que te permitirán cumplir la expectativa central que mencionamos antes.

Piensa en grandes historias como El Conde de Montecristo o El Señor de los Anillos y recuerda cómo las batallas de todos los personajes secundarios culminan casi al unísono, con el personaje principal siendo el que lleva la batuta.

Esto también es importante que lo consideres cuando estás trabajando esas subtramas para empezar: si no se te ocurre una forma de relacionarlas con el conflicto central, entonces quizás debes replantearlas o quitarlas de la historia por completo.

¡Y con eso acabamos! Como nota aparte, te quiero comentar que algunas de estas reglas son un poco diferentes cuando hablamos de los tomos principales de una saga. En una trilogía por ejemplo, es obvio que el macro conflicto no se resolverá en el primer volumen así como varias de las subtramas de la historia.

En ese caso, estos consejos siguen siendo útiles, pero solo cuando los arcos y las subtramas se consideran partes de un todo. Tu volumen debe tener buenos set ups y payoffs, y un conflicto central que se resuelve en ese libro, y los arcos y las subtramas deben alcanzar su verdadera cúspide en el último tomo de la saga.

Si te gustó este contenido, considera leer este otro sobre cómo construir set ups y payoffs. ¡Te encantará!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.