Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Si eres un fanático de las historias, entonces es muy seguro que te has dado cuenta de que hay una descomunal cantidad de protagonistas, personajes secundarios y villanos que son huérfanos.

De hecho, es muy probable que tus personajes favoritos lo sean, como Spiderman, Batman, Harry Potter, etcétera.

Pero ¿por qué? ¿Es esto una coincidencia o hay algo más detrás?

¡Hablemos al respecto en este artículo!

¿Qué representa un huérfano?

huérfanos, Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Los huérfanos no aparecerían con tanta frecuencia en las historias si no tuvieran una relevancia simbólica importante.

El ser humano es altamente dependiente en sus primeros años de vida, pero el impacto de los padres va incluso más allá de eso. Si ya eres un adulto, seguramente te has dado cuenta que, una vez que sales de la adolescencia, redescubres lo geniales que son tus papás y empiezas a aprender cosas de ellos casi como si fueras un niño otra vez.

Son una gigantesca ayuda y un soporte tremendo para la mayoría de las personas y, por eso, en el momento en el que vez un personaje que no cuenta con dicho apoyo, te sientes inclinado a sentir empatía por el personaje.

De una forma inconsciente, todos pensamos en qué sería de nuestra vida si no hubieran estado nuestros padres y, si no los tuvimos, de inmediato pensamos en lo difícil que fue esa parte de nuestras vidas.

Dicho de otra forma, la condición de huérfano, narrativamente hablando, representa una persona que empezó su camino con una desventaja importante, tanto emocional y psicológica como práctica y social. Es un underdog desde el inicio, y eso hace que su crecimiento se vuelva más impactante.

¿Por qué lo deberías incluir en tu historia?

huérfanos, Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Como mencioné antes, agregar la orfandad a tu personaje puede ayudarte a que sea muy fácil empatizar con él, que le construyas fallas creíbles e importantes y que su crecimiento sea evidente para cuando la historia acaba.

Sin embargo, todas estas razones son solamente el inicio. Lo cierto es que la condición de huérfano también te ayuda a explorar muchas rutas narrativas interesantes.

¿Por qué? Bueno, porque un huérfano, por mera definición, es alguien que carece de algo y no me refiero solo a los padres, sino a todo lo que ellos representan. Seguridad, amor, relaciones irrompibles, familia, etcétera.

Tu personaje puede que no tenga muchos de estos aspectos y puedes tomar una o varios de ellos como inspiración para llenar la historia de significado y emoción.

¿Cómo construir un huérfano con impacto narrativo?

Por supuesto, no es suficiente con “decir” que tu personaje es huérfano. Después de todo, esta es una verdadera tragedia, algo que no se puede arreglar de ninguna forma; solamente se aprende a vivir con ello.

Es decir, necesitas que la historia explore este tema para que en realidad tenga impacto narrativo. ¡Aquí te van algunos tips para que lo logres!

Nota: aunque creo que esto es implícito, obviamente en este artículo hablo sobre los personajes que se quedan huérfanos en una etapa muy temprana de su vida. El príncipe de Cenicienta en el remake, por ejemplo, no cuenta, pero ella sí.

Deja que su orfandad defina buena parte de sus fallas

huérfanos, Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Uno de los retos más difíciles que experimentan los huérfanos es el simple hecho de que su situación no es natural ni deseable. A medida que avanza por su vida, se dará cuenta de lo extraña que es su condición y, dependiendo de su personalidad, esto puede causar toda clase de consecuencias psicológicas.

Por ejemplo, puede ser alguien que le cuesta compartir sus emociones, que no sabe mostrar o recibir amor, que añora una familia, etcétera.

Sus fallas y anhelos son importantes y tienen significado, y tu historia necesita reflejarlo en su personalidad y en el arco que vive a lo largo de la trama.

Su condición le debe impulsar a valorar con más fuerza los lazos que crea.

No podrás explorar a profundidad el dolor del huérfano si no exploras la familia. Después de todo, el hecho de no tener padres biológicos no significa que no puedas tener lazos fuertes con gente que amas y que te ama; lazos que pueden ser tan poderosos como los de cualquier familia de sangre.

Esto es hermoso y extremadamente valioso, y un huérfano, alguien que sabe lo que es vivir sin esos lazos, entiende a la perfección lo que significa. Quizás esto te parecerá un cliché cursi, pero es una realidad que necesitas explorar.

Obviamente, no estoy diciendo que no puedas hacer que quiebre sus lazos con otros, pero debe haber justificaciones narrativas muy buenas para que lo haga, como sucede en Berserk con Guts, por ejemplo.

En este show, el protagonista sufre muchísimo a manos de su padrastro adoptivo y de su mejor amigo, alguien que admiraba y quería. Sin embargo, no se rinde de inmediato y trata como puede de mantener ese vínculo. No es hasta que la maldad de estos individuos se vuelve innegable que Guts finalmente decide sacarlos de su corazón.

Es un dilema importante, que es perfectamente congruente con la orfandad de Guts y la forma en que esta condición a moldeado su vida. ¡Así es como se construye un personaje!

Permítele ir en busca de un lugar al que pertenecer

huérfanos, Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Lo cierto es que todos, seamos huérfanos o no, necesitamos un lugar al que pertenecer. Eso es absolutamente cierto, pero, cuando se trata, de este elemento narrativo es todavía más importante, porque en el caso del huérfano esta es una búsqueda que inicia de manera abrupta e inesperada.

Dicho de una forma todavía más sencilla, se vuelve un anhelo y motivación de forma inmediata, incluso si el personaje no es capaz de admitirlo. Eso debe tener un impacto palpable en la forma en que se relaciona con los demás y la clase de vida que decide llevar.

Si no lo incluyes, entonces estarás utilizando el símbolo de la forma más superficial posible y no tendrá la fuerza que estás buscando.

Permítele ir más allá de su condición de huérfano

huérfanos, Huérfanos: ¿por qué son tan recurrentes en las historias?

Si tu personaje se puede describir en su totalidad con la palabra “huérfano” entonces lo estás construyendo mal.

Como sucede con la mayoría de los elementos narrativos que forman parte del desarrollo de un personaje, la orfandad no puede ser lo único que lo representa, sino una parte de su ser que, si bien lo condiciona hasta cierto punto, está mezclada con muchísimas otras características que le permiten ser una persona real.

Si no tiene eso al inicio de la historia, entonces debes dejarle que intente convertirse en algo más, que no se deje moldear por lo que le impuso el destino y que persiga sus propios deseos.

Eso es porque el elemento de orfandad solamente tiene un impacto si el personaje combate contra él, porque en su lucha es que la audiencia podrá empatizar, sufrir y alegrarse con él.

Además de todo eso, evitarás que tu personaje se vuelva unidimensional y plano.

¡Y ya llegamos al final! Ojalá este artículo te haya servido para entender la profundidad de este elemento y todo lo que puede aportarle a tu historia.

Si quieres seguir aprendiendo más tips de escritura, este contenido sobre la venganza y su uso como elemento narrativo te puede servir.

¡Échale un ojo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.