Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?

Si hay un elemento en las historias que muchos escritores novatos olvidan con facilidad, definitivamente serían los personajes secundarios. Por supuesto, no me refiero a que no los incluyan, sino a que no los trabajen.

Algo curioso que sucede con esta clase de personaje, es que es muy fácil convertirlos en artefactos que solo tienen como propósito mover la trama hacia adelante o servir como catalizadores para el arco de personaje del protagonista principal.

Sin embargo, aunque sea cierto que pueden cumplir esos roles muy bien, un personaje secundario nunca debería ser una simple herramienta narrativa si los quieres hacer memorables. De hecho, si quieres que tu historia realmente sea inolvidable, tus personajes secundarios deben ser explorados casi con tanta profundidad como tu protagonista.

Si quieres descubrir cuáles son los elementos que necesitas cuidar para lograrlo, ¡sigue leyendo!

Dales una motivación propia

personajes secundarios, Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?
¡Vamos, vamos, vamos!

Esta es probablemente la pieza más importante que construye a los mejores personajes secundarios.

Piensa en Aragorn (El Señor de los Anillos), Atreyu (La Historia Interminable) o Razumijin (Crimen y Castigo), y te darás cuenta que cada uno sigue una motivación propia y personal.

Esto es vital porque, además de que los separa del protagonista de la historia, también les da cierta autonomía y les permite comportarse con personajes reales.

Si la única motivación de estos personajes fuera “ayudar al héroe”, entonces se sentirían huecos y poco creíbles, porque la realidad es que, incluso las personas más generosas y caritativas, tienen sus propias razones para hacer las cosas y comportarse como lo hacen.

Que su arco ayude a explorar la temática de la historia

personajes secundarios, Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?
¡Eso es muy inteligente!

La otra cuestión que es importantísima a la hora de crear buenos personajes secundarios, es asegurarte que también experimenten, por lo menos, un mini arco en la historia.

Por supuesto, es imposible que todos tus personajes tengan un complejo arco, pero no es imposible lograr que lo que haya ahí esté relacionado con la temática.

Por ejemplo, en el Señor de los Anillos, la temática central de la historia está relacionada con enfrentar la maldad del mundo y la interna para que el bien perdure sobre el mal. Gimli y Legolas, sobre todo en las películas, experimentan un mini arco que involucra sus prejuicios “racistas” y al final son capaces de volverse amigos inseparables.

Si bien nadie podría decir que estos personajes tienen la misma importancia que Aragorn o Gandalf en el relato, es innegable que ambos son buenos personajes que hacen que la historia como un todo mejore.

Lo mismo sucede en Harry Potter con Snape, cuya muerte y acciones están estrictamente relacionadas con la temática central de los últimos libros: el sacrificio por amor.

Estos pequeños elementos no se le escapan nunca al lector/espectador, incluso si no es capaz de asimilarlos de manera consciente. Por eso, como escritor, ¡nunca te debe faltar colocarlos!

Que su misión esté relacionada con el protagonista, pero tenga luz propia

personajes secundarios, Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?
No te necesito

Un problema grande que he visto en muchas historias que he analizado en Wattpad, es que los personajes secundarios abandonan muy rápidamente su camino para seguir al protagonista en cuanto este aparece.

Esto, casi siempre, es una mala idea, porque le quita todo realismo al personajes y añade mucho más peso narrativo al protagonista; y si este no es lo suficientemente interesante para cargar la historia, entonces todo será un desastre.

Por el contrario, si tienes un personaje interesante, crear personajes secundarios bien construidos y autónomos hará que la historia se sienta cada vez más interesante y ayudará a que la trama fluya con naturalidad. Después de todo, en una buena historia las acciones de los secundarios también mueven la trama.

Eso sí, ten cuidado de que no se te pase la mano y termines creando personajes secundarios muchísimo más interesantes que tu protagonista. Si a medida que avanza tu historia te das cuenta de que cometiste este error, entonces cambia de protagonista.

Que tengan una personalidad que los separe del resto

personajes secundarios, Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?

Siempre procura que tus personajes secundarios tengan personalidades bien marcadas para que sea fácil reconocerlos entre la multitud. Se vale utilizar arquetipos y clichés para establecerlos inicialmente, pero siempre tienes que procurar darles algo único, algo que ningún personaje de ninguna historia tiene.

Quizás esto suena increíblemente difícil, pero es más sencillo de lo que piensas. Recuerda que, en el mundo real, las probabilidades de que encuentres a alguien idéntico a ti es prácticamente cero. ¿Por qué? Pues, porque hay millones de elementos que afectan el comportamiento humano: genética, interacción con los padres, contexto histórico, nivel adquisitivo, etcétera.

Si quieres que tu personaje secundario se sienta real, pregúntate cuál es su historia, de dónde viene, qué es lo que busca, cómo creció, qué elementos trágicos han afectado su vida, y cualquier otra cosa que te parezca interesante.

Mientras más preguntas puedas responder sobre tu personaje secundario, más se sentirá como alguien real y más sencillo será para ti escribir las escenas en las que está.

¡Y listo! Si sigues estos consejos, serás capaz de construir e identificar grandes personajes secundarios.

Si eres un escritor que busca mejorar, quizás también te serviría aprender la importancia que tiene establecer el tono de una historia. ¡Seguro te ayudará mucho!

2 Replies to “Personajes secundarios: ¿cómo hacerlos memorables?”

  1. Holaa, he estado leyendo tu blog y pienso que es una joyita pero tengo una duda acerca de esta página, espero que la respondas. ; ¿Que pasa si ya tengo mi historia, con sus personajes y sus roles designados pero hay personajes secundarios que son más “interesantes” o “trabajados” que el mismo protagonista? Aquí mismo has dicho que lo mejor es cambiar de roles pero, que pasa si el personaje que tiene el rol de protagonista mueve la trama y básicamente sin el todo el conflicto disminuye de manera dastrica? ¿Que debería realmente hacer? Esto es algo confuso pero necesito un consejo, gracias de paso 💞

    1. ¡Hola, Elice!

      Bueno, si tus personajes secundarios están más “trabajados” entonces te puedo decir que sí debes resolver eso cuanto antes, ya sea cambiando los roles o agregando escenas que le den más profundidad al protagonista.
      Dicho esto, si es cierto que tu protagonista mueve la trama y el conflicto de la historia, entonces mi pregunta sería, ¿quieres que el centro de la historia sea un personaje que tienes poco trabajado y no es tan interesante como los que están alrededor? Por supuesto, no te estoy diciendo que lo quites, sino que le des más elementos para tomar fuerza.
      A su vez, también es posible que estés subestimando a tu protagonista. Si es cierto que él o ella marcan el conflicto de la narrativa y el ritmo de la trama, entonces es muy probable que sí sea el más interesante de la historia, pero no te estás enfocando en esa cualidad que le permite tener tanta fuerza en la obra. ¡Identifícala y dale más peso!

      ¡Espero que esto te haya ayudado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.