La mitología: ¿por qué los escritores deben explorarla?

Lamentablemente, el hombre moderno es muy propenso a desechar los regalos del pasado, actuando como si todos los que vivieron antes de la revolución industrial eran un montón de idiotas supersticiosos.

Esto hace que muchos menosprecien el valor que tiene la mitología en nuestra vida, pero especialmente en la labor que cumple un escritor, reduciendo su rol a una mera fuente de inspiración de la que sacar premisas curiosas para obras modernas.

Lo cierto es que la mitología tiene mucho más que ofrecerte y justo de eso quiero hablar en este artículo. Si te interesa, ¡no pares de leer!

¿Qué es mitología?

La mitología es el conjunto de mitos de una cultura. Esta definición, por supuesto, hace que nos preguntemos qué es un mito.

En sí, un mito es un relato clásico que presenta seres extraordinarios y sobrehumanos llevando a cabo grandes y fantásticas proezas. Por lo general, estos mitos forman parte del sistema de creencias de una cultura y se consideran centrales de la misma.

Estas son las historias de Teseo, Perseo, Ulises y Aquiles, pero también las de Odín y Buddha. En sí, son una representación simbólica del sistema de valores del pensamiento de la sociedad, del eje moral en el centro ético del grupo.

¿Por qué es tan importante para los escritores?

mitología, La mitología: ¿por qué los escritores deben explorarla?

No es muy raro encontrar personas que se burlan de la mitología del pasado, donde dioses se mezclaban con humanos y creaban toda clase de extraños enredos. Lo curioso es que se burlan considerándose más inteligentes porque ellos jamás creerían la mitad de lo que dicen las historias, pero eso solamente demuestra lo superficial que es su pensar.

Verás, lo importante de esas historias no es si son ciertas o no, sino lo que dicen sobre la existencia humana y los dilemas con los que se enfrenta. Cosas que damos por hecho hoy en día, solo se consolidaron después de siglos de diálogo y conflicto, y las precursoras de ese proceso siempre han sido las historias.

Los mitos son una muestra de eso, donde para explicar un sistema de valores particularmente complejo, era necesario crear una historia con una temática que se enfocara en uno o varios elementos morales.

Dicho de otra forma, estudiar una mitología en particular y sumergirte en ella te ayudará a entender ideas extremadamente profundas y poderosas sobre la existencia humana que se han mantenido constantes a lo largo de los milenios.

La ciencia es genial para explicar los aspectos objetivos de la realidad, pero hay otros aspectos metafísicos y morales que, aunque mucho más difíciles de definir, son igual de importantes.

La mitología te da la oportunidad de explorar esa segunda parte de la realidad humana, y es crucial que te aventures en ella si quieres escribir grandes historias, incluso si no piensas introducir elementos fantásticos en tu obra.

Tips para empezar a volverte un experto sobre ella

Ahora, no quiero que pienses que aprovechar la mitología de forma profunda en una historia es algo sencillo. En realidad, este es un proceso que te demandará años de estudio y de lectura.

Es algo que te pagará a largo plazo y, por eso, mientras más pronto inicies, ¡mejor!

Dicho esto, te voy a dar algunos tips que te ayudarán a empezar tu camino y a dar grandes pasos que te lleven a tu meta. ¡Aquí te van!

Lee El Héroe de las Mil Caras de Joseph Campbell

Este libro es una absoluta joya y una lectura obligada para cualquier escritor, independientemente de su interés en los mitos.

El Héroe de las Mil Caras es una obra maestra que recopila una infinidad de mitos de la historia humana y extrae de ellas un patrón narrativo que nos habla de la naturaleza heroica en el centro de la vida humana.

Es un libro que te abrirá los ojos en muchísimos aspectos, ¡y por eso es especialmente importante que lo leas si quieres ver la mitología por lo que realmente es!

Conoce primero a fondo los cuentos mitológicos de tu cultura

Es comprensible que te sientas inclinado por estudiar las mitologías más famosas y fantásticas, como la nórdica y la griega, pero lo que yo te recomendaría es que primero te enfocaras en la de tu cultura.

¿Por qué? Porque para entender al mundo, primero tienes que entenderte a ti mismo, a la forma en la que piensas e interactúas con lo que te rodea. Puede parecer aburrido, pero te ayudará muchísimo y acelerará este proceso de aprendizaje.

Además, quizás no estés muy entusiasmado al inicio, pero te aseguro que una vez que empieces a redescubrir la sabiduría de tu cultura, descubrirás cosas apasionantes que transformarán tu vida.

¡Es un gran ejercicio incluso para “no escritores”!

Explora la mitología de otras culturas

Una vez que te hayas sumergido en la mitología de tu cultura, es hora de que salgas de ese mundo y explores el de los demás.

Esta experiencia es extremadamente enriquecedora no solo porque descubrirás nuevas perspectivas, sino porque también te darás cuenta que cada cultura es más parecida de lo que creemos a primera vista.
Aquí ya puedes empezar por la que tú prefieras, sin importar si quieres irte por las más grandes y famosas, o por unas con un perfil más bajo.

Lo importante es que intentes entender la idea que cada mito maneja y, eventualmente, comprender la filosofía general de la cultura que estudias.

Explora los símbolos y la filosofía de cada mito

Este consejo no lo dejé al final porque es lo último que deberías hacer, sino porque quiero que sea lo que se te queda en la cabeza.

Recuerda, con la mitología, es irrelevante si crees o no crees que los eventos que narra son reales, ni siquiera importa si la cultura de la que proviene lo hace.

Lo poderoso de los mitos son los símbolos y la filosofía de vida que presentan, ¡esa es la labor educativa y formadora que procuran llevar a cabo!

Entonces, no es tan importante preguntarse si Jonás vivió días en el estómago de una ballena, sino el hecho de que la ballena es ese monstruo con el que convives cuando sabes que estás fallando en tu compromiso con el bien y la verdad; es el infierno en el que nos metemos cuando rompemos nuestro propio sistema de valores.

La mente superficial verá esa historia y dirá que estúpido considerarla cierta porque narra un hecho imposible, pero una mente más sofisticada entiende que la verdad está impresa en el mensaje que carga, ¡y eso es lo que debes extraer como escritor!

No es fácil adoptar esta forma de pensamiento, pero te ayudará muchísimo a añadirle valor artístico, narrativo y filosófico a tus historias.

¡Y con eso acabamos! Espero que este artículo haya sido de tu agrado. Si fue así y quieres leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter del blog!  

One Reply to “La mitología: ¿por qué los escritores deben explorarla?”

  1. Gracias JEFS, ahora mismo empezaré con esto, a mí siempre me ha gustado la mitología griega, nórdica, incluso la de muchos pueblos indígenas de Latinoamérica, pero aún necesito desarrollar más ésta habilidad, no sabía cómo hacerlo pero ahora ya sé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.