Menú Cerrar

El propósito de un personaje: ¿por qué te interesa?

proposito de los personajes attack on titan

El propósito de un personaje: ¿qué significa y por qué te interesa?

Algo que es importante entender a la hora de construir historias y, específicamente, a la hora de agregar nombres y personalidades a la obra, es que existe tal cosa como “el propósito de un personaje”.

Este es un concepto que necesitas comprender a fondo o, de lo contrario, te toparás con muchos problemas en tu narrativa.

Si quieres aprender más al respecto, ¡no pares de leer!

¿A qué me refiero con “propósito de un personaje”?

Como el mismo nombre lo sugiere, el propósito de los personajes se refiere a la razón narrativa por la cual existe un personaje determinado.

Esto es algo que aplica para cualquiera de los actores de tu historia, desde el protagonista y el villano, hasta los personajes más secundarios de la trama.

¿Por qué te interesa definirlo?

Aunque cueste creerlo, no está garantizado que todos los personajes de una obra tengan un propósito narrativo y, todavía más importante, que, si lo tienen, ese propósito sea realmente valioso.

Muchos escritores cometen este error porque creen que, con el simple hecho de que un personaje interactúe con el protagonista y le dé un consejo de vez en cuando, entonces ya tiene un rol útil en la historia, y no es así.

Los personajes deben ser elementos que te ayudan a profundizar la temática de la historia al explorar distintas perspectivas. Esto lo pueden hacer siendo ellos los principales actores de la perspectiva o la razón por la que el protagonista la explora para empezar.

Sin esto, tus personajes solamente te quitarán tiempo y resultarán aburridos y planos. Es por eso que es bastante útil definir cuál es el propósito de cada uno de tus personajes.

Esa práctica te permitirá deshacerte de los personajes innecesarios y dedicar más tiempo a los que de verdad están llevando la narrativa sobre sus hombros.

De la misma forma, entender cuál es el propósito de un personaje evitará que lo construyas de forma ineficiente e inconsistente, porque siempre tendrás muy claro cómo lo debes guiar.

¿Qué pasa si no puedes definirlo?

Si te está costando mucho definir el propósito de tu personaje, lo más probable es que tengas uno de estos dos problemas:

  1. No lo conoces lo suficiente y, por ende, no sabes qué rutas narrativas te ofrece.
  2. El personaje no tiene un lugar en la historia.

La buena noticia aquí es que la mejor forma de identificar cuál es el problema que tienes, es con el mismo ejercicio: preparar una escaleta de personaje.

Construye un documento que hable a mayor detalle sobre el personaje, algo que incluya su backstory, habilidades, fallas, virtudes, metas, etcétera.

Esta información no tiene que ser vasta y complicada, simplemente, tiene que ser capaz de ayudarte a entender más al personaje y comprender qué te puede aportar.

Al concluir la escaleta, si el personaje es útil para tu historia, sabrás cuál es su propósito y cómo sacarle provecho.

Si resulta que no es útil, entonces lo mejor es que lo quites por completo de la narrativa.

Fuera. Expulsado. Como si nunca hubiera existido.

Aprende a conocer a tus personajes

Como mencioné antes, el propósito de un personaje solo puedes descubrirlo si realmente sabes quién es él o ella.

Eso también nos indica que, cuando estamos comenzando a escribir, es normal que no podamos definir ese propósito. Por lo general, esto es algo que descubrimos mientras escribimos, pero si te quedas trabado, entonces debes volver a los consejos que te mencioné antes.

¡Y con eso llegamos al final del artículo! Es un poco corto lo sé, pero de todas formas este es un concepto que te quería compartir.

Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.