Menú Cerrar

¿Qué es un acto en una obra de teatro?

qué es un acto, ¿Qué es un acto en una obra de teatro?

¿Qué es un acto en una obra de teatro?

La idea de los actos en una obra de teatro es tan popular que se ha vuelto incluso parte de nuestra cultura general. Quizás, incluso, todavía recuerdes esta estructura siendo utilizada en chistes:

“Acto 1: un hipopótamo bebé”

“Acto 2: un hipopótamo adolescente”

“Acto 3: un hipopótamo adulto”.

“¿Cómo se llamaba la obra? Hipocresía”.

De acuerdo, tal vez ese sea un pésimo chiste, pero es solo una demostración de lo fácil que es relacionar los actos con una obra de teatro. Sin embargo, si estás empezando a estudiar técnicas de escritura, quizás te sorprenda ver que este término en realidad no pertenece exclusivamente a este medio, sino que aparece en las películas, los videojuegos y las novelas literarias.

Entonces, es normal que te surja la duda “¿Qué es un acto en una obra de teatro?”. Si quieres saber todo sobre el tema, ¡no pares de leer!

¿Qué es un acto?

En una obra de teatro, un acto es el nombre que se le da a la división de las distintas partes de la obra.

Esto se debe a que, estructuralmente, las historias tienen en su mayoría un esqueleto similar que les ayuda a ser fácilmente digeribles por la audiencia y que permiten que el drama vaya creciendo exponencialmente.

A su vez, particularmente en el teatro, los actos dan lugar a recesos tanto para la audiencia como los actores y le dan tiempo al equipo de vestuario y ambiente para hacer las modificaciones necesarias a los escenarios de la obra.

En realidad, la gran mayoría de las estructuras narrativas que existen se dividen en actos, ya que es la forma más lógica y ordenada de desarrollar una narrativa. Estamos hablando de clásicos de la literatura como Los Miserables, películas legendarias como El Gladiador y, por supuesto, obras de teatro como El Jardín de los Cerezos.

¿Cuáles son sus características?

Los actos, como mencionamos antes, dividen las distintas partes de una historia. Eso significa que cada uno suele tener un rol bien marcado, aunque dicho rol depende de la estructura que se esté usando.

¡Aquí te comparto las dos estructuras más comunes!

Estructura de 3 actos

La estructura de 3 actos es por mucho la más popular que se utiliza. De hecho, es gracias a esta estructura que conocemos el clásico “introducción, desarrollo y desenlace” que seguro has visto miles de veces en tu clase de lenguaje.

Como te podrás imaginar, con esta estructura una historia se divide en tres actos con propósitos claros y definidos (hablaremos de esto a fondo más adelante).

Estructura de 5 actos

La estructura de 5 actos es una variante de la estructura de 3 actos. En esta, el segundo acto se divide en tres actos de naturaleza episódica, donde la macro historia se enfoca en historias más simples y reducidas que avanzan la narrativa a un ritmo más pausado y temáticamente enfocado.

Por ejemplo, en la película de Disney, Raya, se utiliza esta estructura, siendo el medio de la historia los tres clanes que visita la protagonista para robar las piezas faltantes de la gema del dragón.

El desarrollo de la historia está claramente separado en tres episodios claramente divididos que trabajan el crecimiento de la protagonista y llevan la trama a un punto climático en el quinto acto.

Características de un acto según la estructura de 3 actos

Ahora, deja que te hable a fondo sobre el rol de cada acto en una estructura de 3 actos. Quizás te estés preguntando por qué no hago lo mismo con la estructura de 5 actos y la respuesta es simple: no te quiero complicar de más.

La mayoría de las historias usan la estructura de 3 actos y es crucial entender esta a fondo para porder comprender la de 5. De todas formas, si quieres aprender más sobre este tema, tengo un artículo que habla a detalle sobre la estructura de 5 actos. ¡Échale un ojo después de terminar este contenido!

Sin más, ¡hablemos de los actos en la estructura de 3 actos!

Primer acto

Este acto es el que actúa como introducción. Es normal que haya mucho material expositivo en esta parte de la historia, ya que se necesita para introducir a los personajes principales, el universo de la narrativa y el contexto del drama.

A su vez, es crucial que en el primer acto se presente la falla central del protagonista que se volverá el enfoque de su arco de personaje.

El primer acto acaba con un incidente excitante que cambia radicalmente la vida del protagonista (o protagonistas) que le obliga a tomar una decisión crucial y actúa como detonante para el conflicto central que se explorará en el resto de la obra.

Nota: es común que el incidente excitante nos revele a su vez al villano de la historia, a pesar de que la audiencia probablemente adivinó quién sería desde mucho antes.

Segundo acto

El segundo acto es el del desarrollo. Aquí es donde el autor tiene mayor libertad, ya que lo que se coloca en esta porción de la narrativa depende en gran medida de lo que el escritor decida.

Después del cierre del primer acto, en el segundo acto la trama toma complejidad y el conflicto central se explora con mayor profundidad, apoyando así el crecimiento de los personajes y el desarrollo de la temática.

El segundo acto culmina con otro punto de cambio drástico que lleva la historia hacia un evento determinante en el que el personaje principal llega a una situación de “vida o muerte”.

Nota: pongo entre comillas “vida o muerte” porque no tiene que ser necesariamente la vida lo que está en juego, sino aquello que el personaje valora. Puede ser el cariño de un familiar, su legado como abogado, su promoción en el trabajo, etcétera.

Tercer acto

El tercer acto es el del clímax y la resolución. El conflicto central de la obra llega a su punto culminante donde el drama debe resolverse sí o sí. Aquí, el personaje principal culmina finalmente su arco de personaje y completa su misión o falla sin remedio.

La historia alcanza un nuevo punto de equilibro y la temática se cierra.

Elementos de un acto en una obra de teatro

¡Ahora hablemos de cada uno de los elementos que posee un acto en una obra de teatro!

Personajes

Sé que este es muy obvio, pero vamos, de todas formas se tiene que mencionar.

Los personajes son el elemento más importante de una obra, ya que ellos son los que permiten que la trama pueda progresar y la llenan de idiosincrasia y valor.

Cabe destacar que incluso un rol externo como el del narrador, sigue contando como personaje. Curioso, ¿no es así?

Escena

La escena son las partes en las que un arco se divide. Las escenas tienen como principal rol mover la historia y asegurarse que cada acto es capaz de cumplir con su función.

Esto en sí significa que la construcción y propósito de las escenas varía según el acto del que forma parte.

Argumento o drama

El argumento o drama se trama de los eventos narrativos que toman lugar en cada una de las escenas y conectan la obra bajo un mismo hilo narrativo.

Este elemento es justo lo que permite que cada escena esté interconectada en lugar de ser un evento aleatorio agregado solo porque sí.

Diálogos

Si has leído alguna vez a nuestro queridísimo Shakespeare, entonces es muy probable que ya reconozcas la importancia que tienen los diálogos en el teatro.

Este es el medio más importante con el que cuenta una obra de teatro para transmitir información a la audiencia referente a las motivaciones de los personajes, el conflicto que están viviendo y el contexto social, político y moral que los rodea.

Acotaciones (escrito)

Por supuesto, no hay que olvidar que todas las obras de teatro cuenta con su guión y, de forma similar a los guiones de películas, estas transcripciones cuentan con acotaciones para los actores y el equipo de escenografía.

Esto se debe a que, a diferencia de una obra literaria tradicional, los guiones no necesitan descripciones detalladas de los gestos de los personajes, de sus vestiduras ni de los elementos visuales que los rodean, ya que la audiencia los puede observar por su cuenta.

Simples indicaciones como “el actor sale de escena al terminar” o “camina en círculos mientras actor A habla”, es suficiente para que los involucrados sepan qué es lo que deben hacer.

Escenografía

La escenografía es uno de esos héroes sin canción de los que, irónicamente, muchas veces se olvidan en las obras de teatro.

La escenografía está ahí para ofrecer una ambientación particular a la escena, ayudando a la audiencia a darse una rápida idea del setting de la historia así como el lugar en el que se está llevando a cabo el evento narrativo.

¿En qué se diferencia de los actos en otros medios?

Para ser honesto, desde el punto de vista narrativo, no se separa en lo absoluto de medios como la literatura y el cine.

Los actos son más una estructura narrativa replicada en todo tipo de culturas y, por ende, en toda clase de medios para contar historias, incluyendo el “boca a boca” y las caricaturas.

¡Y con eso concluimos! Si te gustó este contenido, seguro disfrutarás este otro sobre los recursos narrativos. ¡No te lo pierdas!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.