Menú Cerrar

La estructura de 5 actos: ¿en qué consiste?

un cuento de navidad estructura de 5 actos

La estructura de 5 actos: ¿en qué consiste?

Entender la estructura de una historia es una de las primeras cosas que debemos hacer como escritores, no solo porque nos ayudará a entender mejor la progresión que debe tener la narrativa, sino porque nos ayudará a darle orden y congruencia.

Hace poco, hablamos en este blog sobre la estructura de 3 actos, la más popular que existe. Hoy, sin embargo, vamos a hablar sobre una estructura menos utilizada, pero que también puede dar lugar a historias increíbles.

Estoy hablando por supuesto de la estructura de 5 actos. Si quieres conocerla a fondo, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la estructura de 5 actos?

La estructura de 5 actos es una variante más detallada de la estructura de 3 actos. En esta, el punto medio de la historia está dividido en tres actos con propósitos y puntos de inflexión definidos.

Esta estructura es particularmente útil en historias con un enfoque más episódico en la progresión de la trama, con etapas bien marcadas que cumplen un propósito definido y luego dan lugar a otra etapa.

Uno de los escritores más populares que utilizó esta estructura fue William Shakespeare, quien dividía todas sus obras en cinco actos con descansos en el intermedio. Aquí, el famoso poeta inglés colocaba eventos particularmente importantes al final de cada uno de esos actos, separando la historia de acuerdo a cada una de esas etapas.

También hay películas famosas que siguen esta estructura como El Padrino o Raya y el Último Dragón.

Dicho esto, uno de los ejemplos más famosos y sencillos de seguir e identificar, es Un Cuento de Navidad, la clásica historia de Charles Dickens que seguro conoces bastante bien.

Por eso, utilizaré esa historia para explicar cada uno de los actos de esta estructura. ¡Aquí vamos!

Primer Acto

Planteamiento

Al igual que en la estructura de 3 actos, en el primer acto la meta es establecer los elementos básicos de la historia: personaje principal (o personajes, si tienes varios protagonistas), setting (mundo en el que habita el personaje y algunos personajes secundarios con los que interactúa) y la falla crucial del personaje.

En un Cuento de Navidad, la historia empieza presentándonos a Ebenize Scrooge, un hombre tacaño y cruel que desprecia a su familia y a su empleado, y aparte se niega a ayudar a los necesitados, soltando la famosa frase:

“Si [los pobres] van a morir, pues que lo hagan, y así nos ayudan a lidiar con la sobrepoblación”.

Se nos presenta que vive en la Inglaterra del siglo XIX y que es bastante rico, pero valora su riqueza más que a las personas. Esto último termina siendo su falla central.

Incidente excitante

Una vez que las bases de la historia han sido expuestas, ya podemos introducir el conflicto que dará lugar a la trama. Este es el incidente excitante, algo sorpresivo que cambia la vida del personaje.

En este caso, este evento llega con la aparición del fantasma de Jacob Marley, el antiguo socio de Scrooge, quien está arrastrando pesadas cadenas atadas a la riqueza que valoraba en vida, pero que ahora muerto es solo un lastre.

Marley le advierte a Scrooge que su destino será el mismo si no cambia y que, para ayudarlo, tres fantasmas lo visitarán.

Esto presenta el conflicto de la historia y ofrece una clara estructura de tres etapas para el desarrollo de la narrativa.

Segundo Acto

Introducción de la acción

En el segundo acto se nos introduce la primera etapa de la progresión de la historia, que suele ser a su vez una probada inicial de la acción que se llevará a cabo en el conflicto.

El personaje es expuesto a una situación comprometida nacida del incidente excitante, y su falla empieza a mostrar su fea cara culminando el acto con otro evento importante.

Con Scrooge, tenemos primero al fantasma de las navidades pasadas, quien le muestra al viejo tacaño sus tristes como involucionó a lo largo de la vida y empezó a valorar el dinero más que a la gente que amaba, culminando con el momento clave en el que su prometida lo abandona precisamente por este defecto.

Scrooge aprende una lección, pero todavía no está listo del todo para corregir sus errores por lo que el conflicto sigue escalando.

Tercer Acto

Incremento de la tensión

En el tercer acto la tensión empieza a aumentar. El personaje ya no puede seguir negando su falla ni tampoco el conflicto que lo está atormentando; es decir, el personaje se da cuenta que necesita hacer algo para solucionar su situación.

Aquí, el fantasma de las navidades presentes le muestra a Scrooge cómo su actuar afecta a los demás, tanto en la forma que estos piensan de él como en la calidad de vida que tienen.

El acto termina con la revelación de que el pequeño Timmy (un niñito que, a pesar de estar gravemente enfermo y ser pobre, es capaz de ver el mundo con alegría) morirá si Scrooge no cambia.

Cuarto Acto

Clímax y disminución de la acción

Este es el momento crítico, es cuando el conflicto ya necesita resolverse de una manera u otra, con el personaje enfrentándose a su momento más bajo y siendo obligado a lidiar con su falla finalmente.

El momento crucial acaba con una disminución drástica de la acción que permite a los personajes demostrar lo que aprendieron.

A Scrooge se le aparece el fantasma de las navidades futuras quien le muestra que morirá solo y triste si continúa de esta manera, asustande muerte al viejo y haciéndole creer que se lo llevará en ese mismo instante sin darle una oportunidad.

Este tenso momento culmina con Scrooge despertándose en su alcoba.

Quinto Acto

La prueba del cambio

Ahora que el personaje expuso su compromiso con el cambio, es hora de que lo demuestre. ¡Para eso es el quinto acto!

En este punto, el personaje demuestra cómo sus aprendizajes lo han cambiado y le han permitido superar su falla, en la mayoría de los casos convirtiéndolo en una mejor persona.

En el caso de Scrooge, vemos que el personaje visita a su sobrino, le da un aumento a su empleado, compra un gran pavo para compartir con los demás, ofrece dinero a la caridad y en general muestra una actitud alegre y amable.

También se nos comparte una narración expositiva en la que se nos dice que Scrooge mantuvo esa proactividad espléndida hasta el final de sus días.

Nota: cabe destacar que en algunas historias, como Avengers: Endgame, el cuarto acto puede acabar con la prueba del cambio de un personaje, no solo con un evento importante que expone su compromiso con dicho cambio. Esto es particularmente útil si tienes varios personajes y el arco de uno de ellos se cierra mejor en el cuarto.

¡Y listo! ¡Ya con eso acabamos! De todas formas, ten presente que la estructura de cinco actos es una de las más flexibles que hay.

Lo importante aquí es que los distintos actos cierren con un evento importante que cambia el flujo de la historia y su progresión.

Si te gustó el contenido, tienes alguna duda o quisieras agregar algo, ¡hazlo en los comentarios!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.