Record of Ragnarok: la ventaja del espectáculo

Si le has echado un ojo al top 10 de las series que se están viendo en tu país, existe una altísima probabilidad de que ya hayas visto, al menos de reojo, un nuevo anime llamado Record of Ragnarok.

Curiosamente, la primera vez que estuve expuesto a esta obra no fue con el anime, sino con el manga, una recomendación que Youtube me hizo hace ya varios meses. En cuanto lo vi, supe de inmediato que era una cuestión de tiempo para que lo hicieran anime, y no me sorprendió demasiado verlo en Netflix.

Entonces, ¿tiene algo de especial esta serie? ¿Por qué me resultó tan obvio que tendría éxito? Si te interesa determinar si este anime puede ser de tu agrado, ¡este artículo te ayudará!

Nota: ¡este contenido está libre de spoilers!

Sinopsis de Record of Ragnarok

En el universo de la serie, cada mil años los grandes dioses que crearon a la humanidad se reúnen para determinar si estos últimos merecen seguir existiendo.

En esta reunión participan una inmensa cantidad de deidades, pero las principales seguro las reconocerás: Zeus, Odín, Hermes, Poseidón, Buddha, etcétera.

Usualmente, los dioses optaban por extender la vida de la humanidad por otro milenio, pero esta vez están hartos de los fallos de su creación, y deciden dar por terminada su existencia.

Sin embargo, una de las legendarias valkirias, Brunnhilde, convence a los dioses de darle una última oportunidad a los humanos para defenderse, recurriendo a una vieja y antigua ley que establecía que los mortales podían retar a las deidades a un torneo de combates a muerte.

Si la humanidad gana el torneo, seguirá existiendo. Si pierden, serán borrados del universo por sus creadores.

Los combates se desarrollan en un formato de 1 contra 1 y solo acaban cuando el humano o el dios muere. Los participantes son dioses famosos de las mitologías de todo el mundo así como guerreros legendarios de la historia humana.

¿La recomiendo?

record of ragnarok, Record of Ragnarok: la ventaja del espectáculo

Si eres fan de los animes Shonen que contienen combates épicos, entonces Record of Ragnarok seguro será de tu agrado. Dicho esto, no esperes una historia particularmente profunda o con personajes especialmente bien desarrollados.

Record of Ragnarok es adrenalina y emoción pura a la enésima potencia, una experiencia similar a ver una película de la franquicia de Misión Imposible.

Si eso te llama la atención, ¡dale una oportunidad!

Record of Ragnarok es una serie… curiosa

Ahora que ya establecimos de qué se trata Record of Ragnarok, te quiero hablar a grandes rasgos de ciertos elementos particulares que tiene esta serie.

Si bien antes critiqué su superficialidad y debilidad narrativa, la realidad es que esta serie tiene un “algo” bastante particular.

Verás, aunque puedo reconocer fácilmente sus deficiencias narrativas, no te voy a negar que estoy esperando con interés la segunda temporada. Eso quizás sea porque soy muy fan de este género, pero creo que en verdad se debe al hecho de que esta serie sí se preocupa por darle un poco más de sustancia a su historia, tratando en la medida de lo posible que los golpes sean algo más que mero entretenimiento.

Queda claro que es un anime shonen reducido a la clásica saga del torneo, pero la serie no pretende ser más que eso y se dedica exclusivamente a sacarle provecho a los mejores elementos de este tipo de sagas.

Pero ¿cómo lo hace? Bueno, lo logra con la particular forma en la que intenta minimizar sus deficiencias y maximizar sus fortalezas. ¡Aquí te van!

La construcción de los personajes cumple lo mínimo indispensable, pero lo cumple

Record of Ragnarok presenta toda clase de figuras prominentes de la cultura humana, tanto del bando de los dioses como del de los humanos. Sin embargo, desde el inicio queda claro que el principal rol de estas personalidades es caerse a golpes para producir los momentos más emocionantes de la trama.

En prácticamente todos los combates de la primera temporada, la primera vez que vemos a los combatientes es cuando están entrando a la arena. La serie se aprovecha de que la audiencia conoce a estos personajes (vamos, todo el mundo sabe quién es Zeus y quién es Jack el Destripador) para justificar esta repentina introducción, pero lo cierto es que nuestra cultura general no sirve para la construcción de personajes.

Por ejemplo, una cosa es el Thor de la mitología nórdica y otro muy distinto es el que vemos con frecuencia en los cómics de Marvel.

Dándose cuenta de esta deficiencia, Record of Ragnarok utiliza el combate y las exageradas reacciones de la multitud que observa la batalla para hacer una rápida y resumida construcción de personaje para darle a los guerreros un mini arco que justifique narrativamente su presencia en la historia.

Este desarrollo es extremadamente simple, pero se ejecuta con maestría y eso hace que rápidamente te vayas con la finta y creas que estás viendo algo con más sustancia de la que tiene en realidad.

¡Eso lo digo tanto como crítica como halago!

Los enfrentamientos están llenos de clichés, pero siguen siendo interesantes

Como mencioné antes, Record of Ragnarok sabe que toda su trama gira en torno a una premisa central que se ha usado desde hace años en el género del shonen: los personajes se enfrentan en un torneo dramático que los lleva al límite de sus habilidades.

Es algo que hemos visto hasta el cansancio… pero la verdad es que sigue siendo extremadamente interesante. ¿Por qué? Bueno, porque esto suele facilitar la inclusión constante de lo más entretenido del género: los combates.

Es simple pero efectivo, y los creadores de Record of Ragnarok lo saben y no tienen miedo a meter toda clase de clichés en su historia, como las exageradas habilidades de los combatientes, las transformaciones cuando uno está a punto de perder o incluso el clásico “solo estaba utilizando una fracción de mi poder”.

Sin embargo, es precisamente la forma en la que estos elementos se incluyen que hace que no puedas odiarlos. Al final del día, siempre tienen relevancia narrativa y mantienen la tensión de la historia al máximo.

Los resultados de los combates siempre son un enigma, y eso hace que te devores la serie mucho más rápido de lo que pensarías.

La historia es superficial casi todo el tiempo, pero luego tiene sus momentos

Record of Ragnarok es una de esas historias en las que, mientras más pienses en la lógica de lo que sucede, más te terminarás dando cuenta que está llena de tonterías.

Por eso, esta es una serie que no intenta venderte demasiado su premisa, simplemente te invita a que la compres como viene y luego te dejes llevar.

Entonces, cuando menos te lo esperas, se saca una escena de la manga que recontextualiza los símbolos y te hace empatizar inmediatamente con los combatientes. Esto hace que su eventual derrota/victoria termine causándote emociones.

Podrá ser superficial, pero por lo menos mete el cariño suficiente para que sus momentos épicos te cautiven.

¡Y listo! Record of Ragnarok es una serie entretenida que puede regalarte varios momentos emocionantes.

No es el ejemplo vivo de calidad narrativa, pero es una de las mejores demostraciones de las ventajas que ofrece incluir “espectáculo” en tu historia.

Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡suscríbete al newsletter del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.