La importancia de la sutilidad en las historias

Uno de los elementos que más rápidamente separan a los buenos autores de los grandes, es la manera en la que aplican el concepto de sutilidad en las historias.

Digamos que esta es la diferencia entre alguien como Rian Johnson y Martin Scorsese. Incluso si el primero quisiera hacer una historia con las mismas temáticas del segundo, esta terminaría siendo menos profunda.

¿Por qué? Bueno, porque una está limitada por la inteligencia del director mientras que la otra aprovecha la imaginación colectiva a su favor.

Quizás esto suene extraño de buenas a primeras, pero ya verás que lo largo del artículo te quedará clarísimo.

¡Lee hasta el final!

¿Qué significa ser sutil al escribir una historia?

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

En pocas palabras, la sutilidad en el contexto narrativo se refiere al uso de los símbolos narrativos para presentar implícitamente mensajes que, si son articulados, pierden toda su fuerza.

Por ejemplo, en Berserk se nos muestra que Casca, después de sufrir la horrible traición de Griffith, se ve a sí misma como una muñeca rota en mil pedazos que es arrastrada por un sabueso sin una pata y ciego de un ojo, a través de un campo de batalla desolado con un sol negro en el horizonte. Ahí, el escritor nos está diciendo miles de cosas sobre el personaje, cosas que incluso si dedicara diez páginas exclusivamente a comentarlas, no sería suficiente.

Lo interesante aquí es que es muy probable que si no has leído Berserk (y no lo hagas si eres menor de 18 años; lo digo en serio, no te conviene y te hará más daño que bien) el 90% de lo que hace que esos símbolos tengan significado es un misterio para ti, pero si has leído el manga… seguramente sentiste que te arrancaban el corazón.

¡De eso se trata!

¿Cómo saber cuándo toca ser sutil y cuándo no?

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

Ahora, quiero que quede claro que no estoy diciendo que cuando un escritor utiliza los diálogos para exponer la temática está arruinando la profundidad de su historia.

Para empezar, hay momentos para ser sutil y momentos en los que no te conviene serlo.

¿Por qué? Bueno, porque el problema de la sutilidad es que deja todo a la interpretación y es posible equivocarse.

Eso quiere decir que cuando necesitas que la temática sea clara para que la audiencia entienda el arco del protagonista, el mensaje de la historia, la progresión de la trama, etcétera, es muy probable que ser sutil termine arruinando tu obra.

El truco está en que planees tu historia con cuidado y comprendas lo antes posible a dónde quieres llevarla y qué necesitas profundizas y qué es mejor dejar a la interpretación de la audiencia.

Un ejemplo es Parasyte: The Maxim, donde desde el inicio nos queda claro que el conflicto temático es la dicotomía del monstruo, pero la respuesta a ese dilema está colocada de manera sutil en los símbolos.

En este caso, el elemento es muy positivo para la historia, porque permite que la audiencia se involucre intelectualmente con la serie y sienta que sus propias opiniones son tomadas en cuenta.

¡Esto es crucial para que tu creación realmente sea profunda!

¿Cómo ser sutil?

Como sé que este es un concepto complicado de entender de buenas a primeras, deja que te dé algunas recomendaciones un poco más específicas para que puedas aplicarlo.

Ten presente que no hay una regla fija sobre este tema y lo que es sutil en una obra puede no serlo en otra. Por eso te conviene leer mucho y exponerte a muchas historias distintas y analizarlas con cuidado.

Sin más, ¡empecemos!

Usa los símbolos con cuidado

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

Para ser sutil, necesitas entender el verdadero significado de la simbología de tu historia.

Si no sabes por qué tu personaje principal tiene el poder que tiene, por qué el villano posee la motivación que posee, o por qué el arco del protagonista es relevante para la obra, entonces jamás podrás utilizar esta técnica con éxito.

Puede ser que te salgan muchas cosas sin querer (si realmente respetaste la agencia de los personajes), pero igual le faltará mucho a tu obra para sentirse realmente concisa y profunda.

Los símbolos son la herramienta principal de la sutilidad, así que trabaja en ellos con cuidado y considera seriamente por qué colocaste las cosas que colocaste. ¡Verás que te llegarán ideas geniales para darle más significado a tu historia!

No expliques las escenas bien construidas

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

Una de las mayores tentaciones de los escritores, especialmente cuando construyen una buena escena, es la idea de mostrarle directamente al lector aquello que hace que la escena sea poderosa. Es algo así como “¡Mira lo listo que soy! ¡Fíjate cómo esto se une con esto”.

El problema de eso es que estás rompiendo con los pies lo que creaste con las manos, porque en lugar de dejar que el lector reflexione sobre la escena y trate de discernir el secreto, se lo estás soltando en la cara, y eso arruina su experiencia y simplifica tu historia.

Por supuesto, para seguir esto consejo primero tienes que construir escenas de la manera correcta y asegurarte que cada una tiene una razón de peso para existir.

Esto ya es un tema por sí mismo, pero si quieres saber más, asegúrate de leer mi artículo sobre la estructura narrativa según John Truby.

Aprovecha los mensajes implícitos

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

Como mencioné antes, el truco de la sutilidad está en incluir elementos que digan muchas cosas de manera implícita.

De hecho, este concepto es probablemente el más crucial sobre el tema y el que diferencia a alguien que se cree muy listo colocando símbolos exagerados y groseros, de un autor talentoso que quiere que su historia sea mucho más de lo que parece a simple vista.

Por ejemplo, en The Last Jedi (de verdad es increíble como esta película siempre sale a colación cuando toca hablar de errores narrativos) es bastante grosero y en tu cara el símbolo de que Yoda queme los libros sagrados de los Jedi.

Es tan “en tu cara” que deja de tener mensajes implícitos y se vuelve completamente explícito. Esto es todavía más grosero cuando Kylo Ren dice en voz alta la temática de la historia: “olvídate del pasado; mátalo si hace falta”.

No hay nada sutil ahí porque los símbolos no se están aprovechando ni se están colocando de una forma natural que esté conectada con los personajes y sus conflictos internos.

Quizás en el caso de Kylo Ren podrías hacer el argumento de que lo que él dice está relacionado con su arco, pero es extraño porque en la historia si algo definió al personaje es su obsesión con el pasado. Lo que dice no se relaciona con lo que hace, y por eso no tiene peso narrativo.

Si no quieres que esto te suceda, no olvides que los símbolos, los gestos y los diálogos de los personajes muchas veces dicen más que mil palabras. ¡Déjalos que se expresen y no los expliques!

Confía en la inteligencia del lector

sutilidad en las historias, La importancia de la sutilidad en las historias

Y ya para terminar, quiero concluir con que la sutilidad en las historias y su éxito en la narrativa depende totalmente de una creencia en particular: tus lectores son tan o más inteligentes que tú.

Esto es crucial porque si no crees que es así, te sentirás constantemente tentado a aclarar y aclarar información hasta que realmente no existe nada sutil en la escena.

Tus lectores son listos y tienen la ventaja de que experimentan tu historia sin saber de buenas a primeras cuál es la intención detrás de cada palabra. Eso quiere decir que pueden interpretar de una manera más genuina cada cosa que colocaste, sin que tu ceguera de autor se ponga en el medio.

¡Confía en ellos y así lograrás que se sientan más involucrados con la historia y piensen en ella constantemente!

¡Espero que te haya gustado este artículo! Si te gustaría tener acceso prioritario a otros parecidos, ¡suscríbete al newsletter del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.