El romance en las historias: ¿cómo construirlo?

A todos nos fascinan las historias románticas, incluso a aquellos que se hacen los duros y cínicos. Es por eso que el romance en las historias es un elemento tan prevalente, pero, por supuesto, eso no significa que esté bien manejado siempre.

Si quieres descubrir cómo puede introducir un romance genuino y memorable en tus historias, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el romance en las historias?

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Serie: Kimi ni Todoke

Primero, dejemos algo muy claro. En este artículo, cuando hablo de romance, no lo hago de una forma genérica. No me refiero a cualquier relación amorosa independientemente de su fin, sino de un romance que sea una parte importante de la historia y que lleve a los personajes a terminar juntos (o que por lo menos sea lo que deseen).

Es decir, si menciono un triángulo amoroso, entonces no consideraré romance la relación del enamorado que queda por fuera, ni tampoco historias de amores caóticos como Cumbres Borrascosas.

¿Qué sucede con las historias de amor no-convencional?

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?

Quizás en este punto te estés preguntando por qué excluyo esas vías narrativas. Pues, simplemente porque tienen un rol distinto que jugar en las historias. Tienen su justo valor, no me malentiendas, pero no es de lo que quiero hablar en este artículo.

El romance que quiero discutir es algo que trata de involucrarse en cada aspecto de la trama de una manera más sutil y sensorial, pero completamente vital para la historia.

Su principal propósito y relación con la temática es mostrar el poder del amor en la vida humana y su fuerza como fenómeno humano.

Me refiero a cosas como Cosette-Marius, Raskolnikov-Sonia, Neo-Trinity, Elizabeth-Darcy, etcétera.

Ese es un romance puro, que contiene los elementos que hacen que estas historias te inspiren si tienes una pareja que adoras, o te hagan soltar suspiros anhelantes si no la has encontrado todavía.

Estas relaciones son las que procuran darnos la visión más artística del amor, ¡y por eso son un ejemplo claro de cómo usar el romance en las historias!

Elementos que permitan que exista

Si hay algo que es obvio en cuanto empiezas a ver las películas para adolescentes que publica Netflix casi todos los días, es que existe una comprensión muy superficial de los elementos que hacen un buen romance.

Y esto sucede principalmente porque los elementos que los construyen no están presentes. ¡Descubre aquí cuáles son!

Una relación de iguales

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Película: Matrix

¿Alguna vez te has preguntado por qué muchas de las mejores historias románticas, a pesar de que inician con los protagonistas gustándose, hacen que tome tanto tiempo en que estén juntos?

Digo, pareciera que si se gustan de entrada, lo único que necesitan es pararse frente al otro, decirse lo que sienten, y la historia terminaría en cinco minutos.

Más allá de lo aburrido que pueda resultar esto, el problema está en que no contribuye con el crecimiento de los personajes y no permitirá que el amor se sienta creíble y puro.

La razón principal es que, si los personajes se gustan y hasta ahora no han hecho nada al respecto, es porque, en su interior, no creen que merecen o pueden estar con la otra persona. Es decir, hay algo que los detiene.

Esto lo que significa simbólicamente es que, al menos desde la perspectiva de uno de los personajes, no están a la misma altura, y esto no puede crear una relación romántica, sino una relación de poder.

Por ejemplo, cuando Matrix empieza, Trinity está claramente por encima de Neo. Tiene toda la habilidad, los conocimientos y la voluntad de la que él carece. En esas condiciones, no puede existir un verdadero romance, porque Neo no puede ser una fuente de inspiración para Trinity y, por ende, no puede ser recipiente de su amor.

Pero esto no es malo para la historia, por el contrario, ¡es genial! Porque le da una clara recompensa al personaje por mejorar como persona, su lucha y su arco tienen un sentido temático y humano, porque al convertirse en un mejor hombre, puede estar con la mejor mujer.

Por eso, al final de la película, cuando Neo ha crecido y demostrado ampliamente que Trinity puede considerarlo un igual, se besan y se siente la química entre ellos. TE LA CREES.

Lo mismo sucede con Darcy y Elizabeth en Orgullo y Prejuicio. Justamente el problema a lo largo de la historia, es que Darcy se cree superior a Elizabeth, y es justamente por este defecto que es rechazado para empezar.

Algunos hombres pueden llegar a esa escena (especialmente en la película donde no hay tanto contexto) y pensar que ella está siendo complicada, pero no creo que haya una sola mujer que no entienda el sentir de Elizabeth y por qué le resulta tan insultante que un hombre le diga: “Me enamoré de ti contra mi mejor juicio”.

Elizabeth es orgullosa, y jamás considerará estar con un hombre que no admira, pero mucho menos querrá estar con alguien que no la admira a ella.

¡Es por estos pequeños detalles que Jane Austen es una auténtica genio en este género!

Una evolución interna

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Película: She’s All That

Quizás el peor error que puedes cometer cuando escribes una historia romántica, es hacer que todo suceda fuera de los personajes en lugar de adentro. Dejar la transformación a un lado a favor de que los personajes digan todo lo que sucede y expliquen sus sentimientos a diestra y siniestra.

Esto es pésimo y afectará gravemente la ternura y realismo del amor que procuras crear.

¿Por qué? Porque enamorarse de alguien no es algo que sucede afuera de ti. Al contrario, es algo sumamente íntimo que no se alcanza a ver fácilmente; es algo que se apodera de ti incluso antes de que seas capaz de darle nombre.

De hecho, es por esta razón que la mayoría de las comedias románticas clásicas (como Cómo perder a un Hombre en 10 Días, She’s All That y 50 First Dates) son tan efectivas, porque logran utilizar el humor para crear situaciones que demuestren sutilmente la evolución de la relación entre los personajes.

Estoy hablando de las miradas que se van, los chistes internos que empiezan a surgir, el cambio progresivo de animosidad a amistad, etcétera.

Muchos hombres rechazan estas películas porque las consideran banales y aburridas, pero eso es solo porque no abren su mente y tratan de buscar activamente las pequeñas señales que le dan vida a estas historias.

Las mujeres, por naturaleza, son mucho mejores a la hora de captar estos símbolos, y es por eso que las disfrutan tanto.

¡Jamás dejes que un novio te vuelva a decir que tus comedias románticas son tontas! (Bueno, quizás algunas, pero eso es culpa de los escritores, no del género).

Una meta similar

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Serie: Berserk

Una de las frase más célebres de Antoine de Saint-Exúperry, el escritor de la maravillosa novela El Principito, va así:

“Amar no es que dos personas se miren a los ojos, sino que miren en la misma dirección”.

Esta es una de las mejores definiciones del amor sano entre parejas, pero es un mantra indispensable en la construcción de historias.

No sirve de nada que tu pareja romántica esté de acuerdo en todo o tengan muchas cosas en común. Lo importante es que sus metas de vida estén relacionadas.

Otra pareja romántica muy interesante es Guts y Casca, de la saga de Berserk, dos amantes que tienen mucha historia y dolor a sus espaldas.

Como muchas parejas, Guts y Casca empezaron odiándose, y al inicio hubo muy pocas interacciones amigables entre los dos. De hecho, Casca estaba enamorada de alguien más hasta el punto de la locura: Griffith.

No fue hasta que Guts encontró una razón para vivir que se asemejaba con la de Casca, que realmente fue capaz de ganarse su amor.

De la misma forma, Casca jamás pudo estar con Griffith, porque sus ideales no tenían nada que ver con los de él, sino que su ideal era Griffith mismo. Ella se consideraba su espada, su herramienta, y por lo tanto no era más que eso.

Para que una pareja pueda sentirse real, necesitan estar en sintonía con sus filosofías de vida, y apuntar en una misma dirección.

Conflicto entre ellos

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Película: Orgullo y Prejuicio

Si bien acabo de decir que deben apuntar en una misma dirección, eso no significa que deban pasársela diciendo “Sí, mi amor”, “Lo que digas, mi cielo”, “¿Por el precipicio? ¡Me lanzo si es contigo!”.

Eso es tonto y superficial, porque el hecho de estar enamorados no los convierte en personas distintas. Si lo hace, es porque están embobados en la etapa del enamoramiento (que no es amor) o no tienen una relación de iguales. Es decir, todavía no son una pareja.

Si alguna vez has tenido un novio o una novia, sabes perfectamente que el conflicto es parte de la relación, y si ya estás felizmente casado, seguramente te queda todavía más claro que esas discusiones son necesarias para que la convivencia sea sana.

Tus personajes están llenos de defectos, y enamorarse no los volverá santos de la noche a la mañana. Lo que cambió es que ahora tienen a alguien que los ama, que los conoce, que está a su nivel y que quiere lo mejor para ellos. Dicho de otra forma, tienen a alguien que les dirá las cosas de frente y los ayudará a crecer.

El conflicto dentro de tu pareja no solo te ayudará darle sabor a la historia, sino que es vital para que se sientan como dos personas que se mejoran mutuamente al estar juntas. Eso hará que tu audiencia adore verlos juntos y quiera ver cómo resuelven sus diferencias.

Unión de los arcos de personaje

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Película: The Notebook

Algo que me desespera de muchas películas y series es que suelen utilizar a los intereses románticos de los personajes como simples vías narrativas.

Como en la serie de Flash donde nadie soporta a Iris, a quien se supone que el héroe ama.

Iris es solamente una fuente de conflicto artificial para Barry, y casi nunca tiene algo positivo que aportar a la narrativa más que estresar al protagonista y crear situaciones en las que la tienen que salvar.

Se siente falso y molesto, porque la meten de una manera forzada en el arco de Barry, pero no le dan uno propio para que Barry actúe de manera positiva en él.

Es decir, la relación no se siente recíproca ni basada en el cariño, porque ella molesta y él es un cero a la izquierda en su crecimiento como persona.

Si quieres un romance, necesitas crear un arco de personaje para cada uno y darle una relevancia importante tanto en la trama, como en el crecimiento de los dos.

No te tienes que ir muy lejos para encontrar un buen ejemplo de esto. La relación de Shrek y Fiona, por mucho que nos gusten los memes, está bastante bien construida, y supo unir de manera genial el arco de los personajes, especialmente en la primera.

Shrek no solo supera sus conflictos internos gracias a Fiona, sino que ella supera los suyos gracias a él. ¡Es por esto que su amor se siente real!

Debe existir algo que se sacrifica para estar con el otro

romance en las historias, El romance en las historias: ¿cómo construirlo?
Película: A Walk To Remember

Una de las razones por las que Twilight no es una buena historia de amor cuando la analizas con cuidado, es porque la escritora estaba tan preocupada con crear una fantasía, que se le olvidó desarrollar un romance basado en bases sólidas y no clichés superficiales.

Hay muchas formas de sustentar esto (la falta de personalidad de Bella para usarla como avatar para las lectoras, la carencia de un arco de personaje en los cuatro libros, el ridículo triángulo amoroso entre Jacob-Bella-Edward, etcétera), pero quizás el más obvio es la forma en la que se invierte el símbolo del “amor eterno” y se convierte en algo literal.

El problema más grave de este elemento, es que rompe por completo el sentido del sacrificio que llega intrínsecamente con el amor.

Como dice en Full Metal Alchemist: nada puede ser obtenido si no das algo a cambio; para obtener algo de gran valor, algo de igual valor debe ser entregado. Si eso es cierto con la alquimia, ¡lo es más con el amor!

Cuando eliges a una persona para que sea tu pareja, estás efectivamente diciendo: “A todos ellos no, solo a ti, hasta que muera”.

¡Es una promesa bastante poderosa! Literalmente, estás comprometiéndote a dejar a un lado el mundo y entregarle los años de vida que te quedan a una persona en específico.

Volviendo a Twilight, es por esto que el “amor eterno” pierde todo sentido cuando lo promete un ser inmortal a otro inmortal, porque no hay un verdadero sacrificio. Si en mil años uno se va o lo matan, al otro le quedan todos los eones para rehacer su vida.

Bella no tuvo que sacrificar nada para estar con Edward. Recibió todo en bandeja de plata y luego rodaron los créditos. ¡Por eso hay tantos memes que se burlan de la calidad del romance de esta saga!

Compáralo con Raskolnikov y Sonia de Crimen y Castigo. No voy a spoilear este libro (porque es una obra maestra), pero, en pocas palabras, simplemente el proceso que permitió a que el protagonista aceptara el amor de Sonia conllevó un sacrificio y un dolor grandísimo, que no solo formó parte clave en su arco, sino que le devolvió la vida que él mismo se había negado.

No son inmortales, ricos ni particularmente hermosos, pero su amor, que apenas se construyó en cien páginas o menos, es más poderoso que una saga de dos mil.

¡Y eso es todo! Espero que hayas disfrutado el artículo y aprendido un poco más sobre la construcción del romance en las historias.

Si tienes ganas de leer una novela corta llena de romance y aventura, ¡considera leer Ilykay y la Torre de It-Artos! ¡Disponible en Amazon en formato físico y digital!

6 Replies to “El romance en las historias: ¿cómo construirlo?”

  1. Ahora tengo un conflicto.
    Estoy desarrollando la relación entre un dios (azteca para ser precisa. Los de ésta mitología, tienen más defecto y virtudes humanas en comparación con otros) y una artista visual. Ahora me pregunto, ¿Cómo hacer que alguien que apenas lleva 25 de vida, esté a la altura de alguien de millones de años de existencia, cuya comprensión de la vida sea muy extensa?. ¿Qué hace que una relación relativamente fugaz, deje huella en alguien que desafía el tiempo?.

    1. Bueno, para empezar, el chiste es que le des al dios algo que buscar, algo que justamente la calidad sobrenatural y extensa de su vida no le permite tener. Puede ser lo que quieras: el amor, una familia, etcétera. El punto es que le des una búsqueda de algo que, en el contexto de la historia, el dios no pueda obtener si no es por medio de la mortal.
      Una historia que maneja esto más o menos bien es City of Angels. Puedes tomar ideas de ahí, pero creo que no aplicará tan bien para lo que describes.

  2. Una de mis películas románticas favorita se llama “Cuestión de tiempo” es una película hermosísima qué trata de un chico que tiene la habilidad de viajar en el tiempo y que conoce a una chica, se enamoran, forman una familia cuya temática es el valor del tiempo y vivir cada segundo

  3. Gracias por la nota, me ayudó mucho. Por otro lado, tengo un cuestionamiento que he leído y es acerca de Bella y Edward, ya que muchos fans dicen que ella si sacrificó su “humanidad” para estar con él. ¿Qué opinas?

    1. Eso sería un símbolo interesante si la historia hubiera manejado la humanidad como algo que vale la pena mantener o que siquiera es exclusivo de los humanos. Los vampiros son representados como superiores a los humanos en todo sentido. Son más fuertes, más rápidos, más especiales e, incluso, más hermosos.
      No existe ninguna razón por la que desearías ser un humano antes de un vampiro.
      Me temo que, en este caso, decir que Bella “sacrificó su humanidad”, es lo mismo a decir que Edmundo Dantés “sacrificó su pobreza” al abrir el tesoro de Spada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.