Omniman: ¿cómo manejar un personaje complejo?

Si viste mi último artículo en el que hablo de Invencible, entonces sabes que considero que una de las mayores fortalezas de la serie es el manejo del personaje de Omniman.

Vamos, lo cierto es que esta opinión no tiene nada especial. No necesitas tener conocimientos narrativos para captar de inmediato el increíble poder que tiene este sujeto en la historia. ¡Solo necesitas ojos para verlo por tu cuenta!

Pero ¿por qué es tan interesante? Bueno, existen tantas razones que me tomaría mucho tiempo citarlas todas, pero si tuviera que elegir una en particular, sin duda alguna sería la complejidad que el autor ha sabido imprimir a su personalidad.

De hecho, si nos fijamos en los elementos que utilizó Robert Kirkman, el creador de la serie, podemos aprender muchas cosas sobre cómo manejar esta clase de personajes.

Si te interesa aprender más al respecto, ¡lee hasta el final!

Nota: este artículo estará lleno de spoilers de Invencible, por lo que si no has visto la serie y piensas hacerlo, ¡es mejor que vayas a echarle un ojo y vuelvas después!

Introduce una incongruencia en su carácter

Invencible es una historia de fantasía oscura en el fondo, pero estéticamente es una historia de superhéroes. No es un secreto que la serie utiliza esta particularidad para aprovecharse de las nociones comunes que tiene la audiencia sobre ese género y así desarrollar sus mejores plot twists.

Esto es algo que queda clarísimo con Omniman, un personaje claramente basado en Superman, un héroe todopoderoso al que estamos acostumbrados a ver como alguien cariñoso y bondadoso.

En el primer episodio, fácilmente podrías decir que, hasta la escena postcréditos, apenas había señales que apuntaran a Nolan era algo más que una copia del famoso kriptoniano, especialmente cuando vemos que tiene una esposa de carácter fuerte y valiente, y una vida familiar amorosa y relativamente normal.

En todos los aspectos de su vida, Nolan parece un héroe con todas las de la regla y, aunque alienígena, alguien que se siente humano y es capaz de relacionarse con ellos como igual.

Eso parece a primera vista, pero a medida que avanza la serie vemos que realiza acciones que no son acordes a esa interpretación. Mata a sangre fría y sin remordimiento a otros héroes que no habían hecho nada malo, se burla de los problemas de la gente común e incluso parece carecer de piedad hacia su hijo de vez en cuando.

Esta incongruencia es un elemento narrativo extremadamente útil, porque si lo manejas bien conseguirás que tu audiencia esté profundamente intrigada por descubrir la verdad sobre el personaje.

Eso sí, ten presente que la razón por la que Invencible logra manejar esto con éxito es porque el autor SÍ CONOCE a Omniman. Él tiene todas las piezas del rompecabezas necesarias para entender que el comportamiento de Nolan no es aleatorio ni incongruente solo porque sí, sino que tiene razones claras y profundas.

Dicho de otra forma, la incongruencia solo debe parecerlo para la audiencia, ya que, al no conocer la historia completa, no puede hacer sentido de las acciones del personaje. Una vez que tenga la oportunidad de adquirir las piezas de información faltante, la audiencia debe sentir algo como “¡Ah, ahora todo tiene sentido!”.

Comparte su filosofía de vida

omniman, Omniman: ¿cómo manejar un personaje complejo?

Los personajes complejos lo son en buena parte por la forma particular en que interpretan el mundo. Esto es una forma rudimentaria de decir que tienen una filosofía de vida que les hace desarrollar un sistema de valores y moral extraño e idiosincrásico.

Esto, además de darle un sentido de realismo al personaje, también ayuda a introducir toda clase de conflictos internos en el personaje que favorecen su arco de personaje y su impacto en la narrativa.

Con Omniman lo vemos clarísimo, con su filosofía nazi de conquista galáctica, donde todas las razas, con excepción de la viltrumita, son inferiores y existen para ser dominadas.

Esta filosofía, una vez que la conoces, te permite entender con mucha más facilidad la actitud del personaje y aquello que lo motiva. Lo que antes era incongruente, ahora cobra perfecto sentido y se convierte en un símbolo narrativo que fortalecen el relato.

¡Por eso es importante que compartas esa filosofía!

Permítele dudar de esa filosofía

omniman, Omniman: ¿cómo manejar un personaje complejo?

Como mencioné antes, la filosofía también es una fuente genial de conflicto. Ya establecí su utilidad como “motivación” del personaje, pero hay otra que me interesa explorar más a fondo: la esclavitud que genera.

Al igual que un activista político o un ideólogo fanático, Omniman no es dueño de su filosofía de vida; la idea no le pertenece, sino que la idea lo posee a él. Esto hace que su escala de valores y sistema moral constantemente necesiten modificarse para satisfacer a su filosofía de vida, haciéndole cometer actos terribles, pero siendo capaz de justificarlos moralmente al mismo tiempo.

Una y otra vez vemos a Omniman dudar de su misión, solo para callar su consciencia de golpe y caer cada vez más en la corrupción. Sin embargo, cuando parece que la filosofía es inquebrantable y siempre gana, tenemos ese momento increíble cuando decide perdonarle la vida a su hijo y abandonar su puesto en la Tierra.

Con la fachada finalmente rota y la victoria de frente, el alma de Omniman es incapaz de seguir con frialdad lo que su ideología dicta, demostrándonos que no es un simple dron que hará lo que Hitler espacial le diga, sino que es un hombre atormentado por lo que considera su deber y lo que su corazón le dicta.

Ese conflicto, que nace de la duda hacia la filosofía, le dota de una complejidad tan grande que, como audiencia, no puedes imaginar la ruta que el personaje tomará, ¡ya que se ha vuelto tan impredecible y real como una persona de carne y hueso!

Permite que interactúe con el mundo a su manera

Aquí te voy a dar una advertencia que fácilmente puede afectar a los escritores novatos. Cuando construyes un personaje complejo, es normal que lo hagas pensando en una especie de plot twist, ya sea que el personaje bueno súbitamente traiciona al resto de los héroes (como en Omniman) o que un villano en realidad tenga razones virtuosas detrás de su comportamiento (algo como Snape).

El problema de esto es que puedes caer en la trampa de enfocarte tanto en producir ese plot twist, que se te olvida respetar los deseos y actitudes de tu personaje, haciéndole actuar de acuerdo a lo que tú necesitas para la historia en lugar de lo que él o ella harían.

Esto no es una buena idea. Especialmente en el caso de los personajes complejos, es importante que les permitas ser lo más auténticos posibles, incluso si esto te lleva por una ruta narrativa que no habías considerado antes.

Omniman, como personaje, tiene muchas fortalezas, pero la mejor es sin duda lo natural que sus escenas se sienten; desde cómo entrena a Mark hasta su extraño convencimiento de que sería capaz de convencer a su hijo de unirse a su cruzada espacial.

Esa libertad que le brinda el escritor permite que Nolan se exprese y dije una impresión única en la historia y la audiencia. ¡Por eso es un elemento tan importante!

¡Y con eso llegamos al final! Ojalá hayas aprendido una que otra cosa interesante. Si fue así o tienes alguna duda, ¡no olvides dejar tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.