Menú Cerrar

El personaje estoico: ¿qué tiene de interesante?

kenshin himura estoico

El personaje estoico: ¿qué tiene de interesante?

Existen algunos arquetipos de personajes más atractivos que otros, y probablemente el del personaje estoico y misterioso es uno de los más famosos en este sentido.

No me sorprendería que muchos de los personajes que más te gustan actúan de forma estoica y tampoco sería extraño que es precisamente por eso que te agradan.

Si quieres aprender más sobre lo que este arquetipo significa y, además, descubrir cómo se construye. ¡No pares de leer!

¿Qué es la estoicidad?

La estoicidad es de hecho una filosofía de vida que se basa en la creencia de que el bien no está en los factores externos, sin en la sabiduría y el domino propio, alejándose de la esclavitud de las pasiones y los deseos mundanos que inundan la vida.

Es decir, la persona estoica no se deja dominar por sus sentimientos y utiliza su fuerza de voluntad para enfrentar las dificultades del día a día. Es alguien que intenta que siempre prevalezca la razón y se enfoca en aquello que puede controlar, simplemente aceptando lo demás como factores del destino.

Como te podrás imaginar, es una filosofía bastante atractiva que puede dar lugar a personajes bastante respetables e interesantes. ¡Hablemos sobre ellos!

¿Qué es un personaje estoico?

Un personaje estoico es aquel que ejemplifica la filosofía estoica en su forma de comportarse. Es alguien sereno, enfocado en resolver problemas, que piensa que las acciones hablan más que las palabras y por eso mismo es reservado, que persigue convicciones éticas claras y que mantiene una personalidad fuerte y virtualmente inflexible.

Estos personajes son sumamente llamativos precisamente porque su presencia impone y su actitud da lugar a conflictos complejos morales internos y con otros personajes.

Por supuesto, cabe destacar que la inmensa mayoría de los personajes que se encuentran bajo este arquetipo no están conscientemente siguiendo una filosofía particular.

En realidad, en la narrativa, los personajes estoicos simplemente lo son porque así entienden el mundo y ya. Lo menciono para que no crees la falsa impresión de que necesitas basarte 100% en las particularidades de esta filosofía.

Desde el punto de vista narrativo, el estoicismo es una característica de personaje, no una filosofía hecha y derecha.

¿Cómo se construyen?

Como te podrás imaginar, construir un personaje estoico no es precisamente sencillo. Si has estado prestando mucha atención al artículo, seguro ya te diste cuenta que este arquetipo puede fácilmente caer en el cliché del personaje callado e inmutable, que casi no aporta a la narrativa y rápidamente se vuelve plano y aburrido.

No es fácil construir a esta clase de personajes, y por eso quiero darte algunos consejos para que lo logres. ¡No te los pierdas!

Dales altas y bajas emocionales

Al contrario de lo que algunos piensan, si quieres construir un buen personaje estoico, lo último que debes hacer es volverlo un sujeto frío y en perfecto control de sus emociones. A lo mejor esto suena contraintuitivo, pero deja me explico.

El estoicismo es una forma idealizada de enfrentarse a la vida, no es algo que realmente se pueda seguir al pie de la letra y ese tampoco es el punto. Justamente, el chiste es que “intentes” no dejarte llevar por tus emociones, que “procures” seguir la razón y la virtud, que “busques” aceptar incondicionalmente las tragedias que te rodean.

Esa lucha y esa actitud ante la vida es justo lo que hace un personaje estoico sea tan interesante y memorable.

Entonces, ¿cómo muestras ese esfuerzo? Pues, precisamente haciendo que el personaje se enfrente con situaciones con una inmensa carga emocional y que la audiencia lo observe lidiando con ellas.

Es como cuando Aragorn patea el casco de los orcos y grita al cielo cuando cree que Pippin y Merry murieron y que no pudo salvarlos. Después de la explosión emocional, se queda contemplativo de rodillas, se domina a sí mismo y posteriormente es capaz de salirse un poco de su dolor y no caer en la desesperanza.

Todo ese proceso, esa caída y subida es justo lo que lo humaniza y hace que se sienta de carne y hueso.

Hazlos proactivos

Una de las principales características de los personajes estoicos es que son movidos. No se quedan a esperar a que un elemento externo actúe, sino que ellos salen a la carga con sus propias herramientas y virtudes.

Es absolutamente crucial que le des esta cualidad a tu personaje, de lo contrario rápidamente se sentirá falso y, todavía peor, aburrido, como que es pura palabrería y nada más.

Ese, de hecho, es uno de los problemas que Mikasa tuvo durante una buena parte de la segunda temporada de Attack on Titan. Se volvió más una muñequita que movían de izquierda a derecha sin que ella tuviera mucho que decir al respecto.

Eso le quitó fuerza a su personaje y por eso los escritores tuvieron que hacer correcciones más adelante.

Dales un conflicto interno poderoso

Otro fenómeno curioso de los personajes estoicos es que también es uno de los arquetipos de personaje que más sufre los conflictos internos. De nuevo, estoy seguro que esto suena contraintuitivo, pero tiene mucho sentido.

Si bien un personaje estoico no va a estar llorando todo el rato y buscará actuar, su necesidad por identificar lo que es bueno y virtuoso lo forzará a tener diálogos internos muy complejos y profundos.

Si no incluyes esto, entonces no estás aprovechando el poderoso conflicto que los personajes estoicos pueden ofrecer y, entonces, la pregunta principal sería “¿para qué lo incluiste?”.

Vamos, piénsalo. Los mejores personajes estoicos que hay por ahí, sujetos como Jean Valejan, Guts, Kenshin Himura, Capitán América, Levy, etcétera, también arrastran consigo un conflicto moral interno fuerte y pesado, que si bien no les impide actuar, les hace dudar del camino que han tomado.

Esto es lo que diferencia a un personaje estoico bien construido y profundo, de otro que simplemente va por ahí haciendo lo que le da la gana y que eventualmente todos olvidamos. ¡Por eso es vital que no se te olvide este punto!

¡Y eso es todo! Son pocos elementos, pero lo cierto es que cada uno tiene su propio nivel de dificultad. La buena noticia es que, si logras manejarlos bien, tendrás un personaje genial que aportará muchísimo a la narrativa de tu obra.

Si te gustó el artículo, asegúrate de leer este otro sobre el arquetipo del everyman. ¡Estoy seguro de que te encantará!

Publicado en Escribir

1 comentario

  1. Ogeid-Lion

    Mano genial, me pareció estupendo llevo bastante tiempo leyendo tus artículos y me parecen excelentes yo aún no he comenzado escribir mi propia obra pero me dan muchas ganas de hacerlo cada vez que veo alguno de tus consejos, creo que los he leído todos y cada uno me parece muy, pero que muy importante así que muchas gracias y espero pronto estar publicando una obra en Wattpad que tenga bastante de lo que aprendido en tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.