Menú Cerrar

Samaritan: la importancia de construir motivaciones poderosas

samaritan

Samaritan: la importancia de construir motivaciones poderosas

Estos últimos días he estado navegando por Amazon Prime tratando de encontrar películas interesantes que me ofrezcan algo nuevo y de alta calidad. En ese viaje, me topé con Samaritan… una película que realmente no le atina a ninguna de las dos cosas.

Dicho esto, tampoco es un desastre y por eso creo que vale la pena hablar de ella para que aprendamos cómo una historia con potencial puede quedarse tan lejos de alcanzar la grandeza.

¡Aquí vamos!

Nota: spoilers menores.

Sinopsis de Samaritan

Situada en una metrópolis ficticia, esta película nos cuenta la historia de un niño pobre con una madre trabajadora que ha vivido toda su vida admirando a un gran héroe enmascarado: Samaritan.

Samaritan tenía un hermano gemelo llamado Némesis, el cual tenía los mismos poderes que Samaritan (súper fuerza, regeneración, reflejos, cuerpo semi-indestructible, etcétera), pero en lugar de salvar a los débiles, se enfocaba en “castigar a los malvados”, lo cual lo convertía en un criminal.

En un enfrentamiento, ambos mueren… o eso parece. El niño cree finalmente haber encontrado a Samaritan quien se ha escondido del mundo por más de 20 años.

Todo esto sucede al mismo tiempo que un criminal decide hacerse pasar por Némesis y comienza a causar pánico en una ciudad repleta de problemas y corrupción.

¿Te la recomiendo?

La premisa es buena y la historia, desde el punto de vista de la trama, tiene muy buenas ideas. Sin embargo, me parece que no logra aterrizar ninguna como debería.

Si hay un pecado que caracteriza a Samaritan, es su infinita superficialidad. Esta es una película que carece de alma y que, aunque es creativa, no tiene algo interesante detrás.

Se queda corta en absolutamente todo lo que intenta manejar, lo cual la hace una más del montón.

Creo que es un película que podrías disfrutar con alguien si no hay nada más que ver, pero no es precisamente algo que recomendaría.

Fortalezas y debilidades de Samaritan

Aunque no soy fan de esta película, creo que existen elementos que pueden hacer que algunos la disfruten. Por eso, deja que te comparta sus aspectos negativos y positivos.

A favor: la premisa atrapa

Si te gustó la premisa, es posible que disfrutes la película porque por lo menos esa parte se maneja relativamente bien y tiene un final quizás no tan predecible para muchos.

Si estás dispuesto a dejarte llevar y no exigirle demasiado a la película, es perfectamente factible que la premisa sea suficiente para mantenerte entretenido.

A favor: es una historia de superhéroes “distinta”

Como mencioné antes, Samaritan tiene buenas ideas, incluso si no termina de sacarle provecho al máximo a ninguna.

Dicho esto, el plot twist de la película es, cuando menos, único y puede resultar refrescante para ti. Para mí fue muy predecible, pero no por eso considero que sea malo, después de todo, simbólicamente es interesante.

Muy en contra: los personajes son extremadamente superficiales

El principal problema que tiene esta película es que sus personajes son completamente unidimensionales.

Esto hace que sus motivaciones sean huecas y realmente no te llegues a involucrar emocionalmente con la película, a pesar de que los escritores claramente quieren manipularte para que lo hagas.

Se siente muy seguido que los personajes actúan como la historia lo requiere, y no como si tuvieran una personalidad genuina y fueran capaces de tomar decisiones por su cuenta.

Ningún personaje se salva de esto y definitivamente es una de las razones por las que nada termina de generar el impacto que debería producir.

En contra: la trama es ineficiente

Una de las razones por las que la historia y los personajes funcionan muy mal, es que la construcción de la trama es muy ineficiente.

¿A qué me refiero con esto? Al hecho de que los escritores no supieron ingeniárselas para introducir exposición y avanzar la trama al mismo tiempo. Siempre o hacen una cosa o la otra, pero nunca las dos.

Esto hace que el ritmo narrativo sea lento y que existan muchas escenas con poco propósito más allá de darnos una triste backstory de alguien. Como estas historias no se incluyen en la trama, carecen de peso narrativo y emocional.

En contra: pésimo sistema mágico

Esta historia de superhéroes no sabe si quiere fundamentarse en la ciencia o en la fantasía, y eso es un problema porque la narrativa, de por sí débil, empieza a llenarse de huecos innecesarios.

No te daré spoilers, pero en los primeros 10 minutos de película hay una secuencia expositiva que te hará fruncir el ceño porque claramente muestra los agujeros del sistema mágico.

Si la historia estuviera mejor construida, quizás consideraría esto como un problema muy menor, pero se vuelve más grave a medida que le vas sumando lo demás.

Esta historia es más para un libro o una serie que para una película

Si Samaritan hubiera tenido más tiempo para construir sus personajes y llevar la trama con calma, es posible que lograra alcanzar un nivel de calidad mucho mayor.

La premisa es lo suficientemente compleja e interesante como para darle una serie, pero, por lo mismo, difícilmente es algo que se puede resolver en casi dos horas.

Tal vez, esta debería ser una lección de que no todas nuestras ideas para una historia pueden funcionar en cualquier formato. ¡Tenlo presente!

¡Y listo! Si este artículo te gustó o tienes algo más que decir sobre la película, ¡estaré encantado de escucharte en los comentarios!

Publicado en Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.