Menú Cerrar

The Adam Project: nada mal, Netflix, nada mal

the adam project

The Adam Project: nada mal, Netflix, nada mal

Admito que en muchas ocasiones puede que mis reseñas den la impresión de que es imposible que una historia me guste; que critico tantas cosas que solamente las mejores historias jamás creadas lograrán convencerme y solo por el hecho de que no encontraré de qué quejarme. Sin embargo, espero que esta reseña demuestre que no se trata de ser demasiado exigente, sino de exigir lo mínimo indispensable, eso que justamente The Adam Project ofrece para ser una historia más que decente.

Aunque estoy seguro que el simple hecho de que Ryan Reynolds aparezca en el elenco será suficiente para convencer a varios de darle una oportunidad a The Adam Project, también sé que hay muchos que pensarán que la película es otro Red Notice: una película de acción sin ningún tipo de valor más allá de los comentarios sarcásticos de Reynolds.

Por suerte, The Adam Project es una de esas películas que te sorprende para bien a pesar de no ser una obra maestra. Precisamente por eso, creo que vale la pena hablar un poco de ella. ¡Aquí vamos!

Sinopsis de The Adam Project

The Adam Project nos cuenta la historia de Adam, un viajero del tiempo que se encuentra metido en medio de una conspiración que le obliga a viajar al pasado y toparse con su antiguo yo.

La película nos enseñará mucho sobre Adam y nos permitirá explorar los profundos traumas que tiene después de la muerte de su padre y la desaparición de su esposa.

Es una historia de acción, pero en su centro se encuentra Adam y su familia, y termina siendo un relato bastante acogedor y cercano.

¿Te la recomiendo?

The Adam Project es justamente la clase de película que recomiendo cuando no estás de humor para una temática profunda, densa y ruda, y solamente quieres entretenerte un rato con una BUENA película.

Vamos a dejar algo claro: que una película no esté buscando la profundidad de Los Miserables, no significa que tenga pista libre para ser una abominación narrativa. Lo cierto es que las historias más entretenidas también son las mejor construidas, independientemente del género en el que se desenvuelvan.

Como dije, no esperes que The Adam Project sea la mejor película que veas en el año, pero sí ten por seguro que te dará una tarde más que amena y te dejará muy a gusto.

Las características de The Adam Project

Por supuesto, está claro que lo que me pudo parecer interesante a mí, puede no ser lo más entretenido para ti. Por esa razón, deja que te comparta las características negativas y positivas que identifiqué en la película.

De esa forma, podrás decidir por tu cuenta si es para ti.

Muy a favor: es dominguera, pero tiene corazón

Ryan Reynolds hace lo que Ryan Reynolds hace, y en esta película tienes dos porque su versión de niño es, literalmente, un Reynolds chiquito.

Esto puede parecerte genial o puede predisponerte, pero lo cierto es que Reynolds NO ES la única razón para ver la película.

En realidad, The Adam Project es una película con mucho corazón, que realmente se mete en el alma de los personajes y en los conflictos que llevan. No tiene miedo de ponerse seria de repente y dejar que sus personajes exploren emociones negativas y traumas bastante poderosos.

¡No me sorprendería que esta película le sacara una lágrima a más de uno!

La trama y los personajes están bien construidos. Existen motivaciones claras y la suficiente complejidad en el villano para que no sea un simple obstáculo a vencer.

Como dije, es dominguera, pero no utiliza eso de excusa para ofrecer un producto de mala calidad.

A favor: te hará reír

Otra de las razones por las que Reynolds no es la única razón para ver la película es que el humor suele dar en el clavo más allá de los comentarios de este famoso actor.

A diferencia de Red Notice, The Adam Project no depende únicamente de las ocurrencias de este actor para su comedia, sino que se las ingenia para construir escenas entretenidas e hilarantes con mucha facilidad.

Claro está, no creo que te mueras de la risa, pero esta es de esas películas que te tienen constantemente exhalando por la nariz y simplemente te sientes bien mientras la ves.

A favor: tiene buenos personajes

Adam es sin duda el personaje más interesante de la historia, pero eso no significa que no haya otros bastante buenos.

Para empezar, la buena noticia de que Adam sea el mejor, es que de por sí cuentas con dos: el del presente y el del pasado. Su dinámica es genial porque ayuda a explorar la temática central de la historia, que tiene mucho que ver con cómo los traumas y las malas experiencias de nuestras vidas nos transforman y nos corrompen, llegando incluso a torcer la visión que tenemos de nosotros mismos y de aquellos que amamos.

Este conflicto brilla también gracias a los padres de Adam, su esposa y la villana de la historia, todos teniendo algo genial que aportar al mensaje central de la historia.

Nadie aquí es un Jean Valjean, pero sí tiene la suficiente calidad narrativa para beneficiar drásticamente a la historia.

En contra: el sistema mágico deja mucho que desear

Como buena película de viajes en el tiempo, The Adam Project logra mantener el realismo de los saltos en el tiempo y permite que la audiencia siga la lógica de la trama… la mayoría del tiempo.

Para ser honesto, el sistema mágico es uno de los aspectos más flojos de la serie, con explicaciones muy vagas que le permiten a los escritores avanzar la trama con un poco de conveniencia.

Esto es algo que se vuelve particularmente molesto si eres fanático de la ciencia ficción porque en este género siempre quieres que la ciencia esté lo más aterrizada y bien explicada posible.

The Adam Project no tiene nada de rigurosidad en este aspecto, así que aquellos que salgan en busca de algo parecido terminarán muy decepcionados.

En contra: la comedia a veces estorba a la historia

Si bien antes alabé la comedia, no voy a negar que The Adam Project sufre un poco de lo que llamo el “síndrome Marvel”, en el que las películas sienten la necesidad de forzar un chiste en los momentos serios de la historia para evitar que el tono se vuelva demasiado “oscuro”.

En The Adam Project esto no ocurre demasiado (de hecho, las escenas emotivas suelen estar muy bien construidas), pero sucede y estoy seguro que a muchos les resultará molesto.

Si este tipo de detalles no te importan, ¡entonces ni te preocupes!

¡Y con eso llegamos al final! Espero que esta recomendación te sirva y pases un rato más que agradable solo o con algún ser querido.

Si te gustó esta reseña, quizás te interesará leer esta otra sobre la serie Arcane: League of Legends. ¡Échale un ojo!

Publicado en Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.