Menú Cerrar

La victoria como elemento narrativo: ¿cómo manejarla bien?

Victoria

La victoria como elemento narrativo: ¿cómo manejarla bien?

En la mayoría de las historias, la conclusión de la narrativa viene acompañada de una inmensa y significativa victoria para el personaje principal. Un momento catártico, donde todos sus esfuerzos se ven recompensados y la audiencia siente la misma satisfacción que él o ella porque sabe lo que tuvo que vivir para alcanzar la cima de esta montaña.

Bueno… así se supone que debería ser. Lamentablemente, no todas las historias consiguen construir este elemento de la forma correcta y por eso vale la pena analizarlo más a fondo; entender qué es lo que le permite tener profundidad.

Si quieres aprender todo sobre el tema, ¡lee hasta el final!

¿Qué es una victoria en el sentido narrativo?

Una victoria representa la obtención de una meta marcada por el personaje, ya sea por él mismo o por las circunstancias de su historia. Por ejemplo, si un personaje quiere derrotar al villano, pero su necesidad interna es convertirse en alguien generoso; sacrificarse para obtener esta victoria en realidad engloba tanto lo que quería para sí mismo como lo que su arco de personaje dictaba.

Esto es importante entenderlo porque te permitirá comprender que una victoria no se reduce simplemente a que el héroe gane, sino que las condiciones de victoria son cruciales para que la historia tenga un impacto más fuerte en tu audiencia.

4 elementos que debe tener

Entonces, si quieres que la victoria de tu personaje realmente deje una marca en tus lectores, debes asegurarte de introducir cuatro elementos cruciales. ¡Aquí te los comparto!

Una profunda conexión con el arco del personaje

Es importante entender que las metas o los deseos del personaje, no son lo mismo que su necesidad. Tal es el caso de la típica historia donde el protagonista está obsesionado con el éxito profesional, pero su verdadera falla de personaje no es no tener dinero, sino que está perdiendo la oportunidad de compartir con las personas que ama.

Entonces, que obtenga el trabajo que quiere no significa una victoria si al mismo tiempo no consiguió corregir su verdadera falla interior, porque su arco de personaje en realidad no concluyó de forma satisfactoria.

Esta es la razón por la que la destrucción del Anillo Único no se siente como una victoria para el personaje, ya que cedió a la tentación del mal justo antes de cumplir su meta final. La verdadera victoria llega cuando parte a las tierras imperecederas con los elfos, finalmente alcanzando la paz que tanto anhelaba.

A su vez, que el Capitán América ayude a vencer a Thanos no es una victoria completa, porque lo que más le ha afectado ha sido la sensación de que no pertenece a ningún lugar. Volver con Peggy y a su época es la verdadera victoria del personaje porque no solo ataca su deseo más profundo, sino que le permite cerrar su arco de personaje, alcanzando el amor que deseaba sentir y abandonando la necesidad de luchar finalmente.

Si las victorias de tus personajes también están amarradas a su arco de personaje, entonces lograrás que se sientan significativas e interesantes.

Simbolismo que la relaciona con la temática

Es importante entender que la victoria y la forma en la que se consigue también tiene un fuerte impacto en la temática de una historia. Es decir, si el héroe consigue derrotar al villano, pero para hacerlo termina cometiendo toda clase de atrocidades y se pierde a sí mismo, entonces en realidad este elemento enviará un mensaje poderoso a la audiencia, que puede ser cómo la obsesión y la sed de venganza pueden convertirse en caminos sin retorno.

De la misma forma, si a pesar del odio y los sentimientos negativos, el personaje se mantiene fiel a su compás moral y resiste la tentación de caer en el mal, también la temática se verá afectada, quizás transmitiendo la idea de que existe una diferencia entre fría y cruel venganza, y justicia.

Lo que te trato de decir es que es importante que consideres cómo es que la victoria de tu personaje y las condiciones en las que la consigue impactará simbólicamente el mensaje central de tu obra. En algunos casos, esto incluso puede significar que no deberías darle a tu personaje una victoria completa, sino parcial, como sucede en el caso de Frodo, por ejemplo.

Debe ser difícil obtenerla

Una de las razones por las que no te conviene incluir villanos incompetentes en tu historia es porque terminarán haciendo que la victoria del protagonista pierda una buena parte de su mérito.

Al final del día, si el conflicto estuvo bien construido en tu historia, es normal que los personajes hayan tenido que pasar por muchas dificultades REALES para obtener la victoria.

Ojo con esa palabra: REALES. No sirve de nada que crees conflictos artificiales basados en decisiones ridículas de los personajes o hagas que ellos mismos creen sin necesidad problemas que de otra forma se pudieron resolver con mucha facilidad.

Un logro solamente es tan significativo como la dificultad que tiene obtenerlo, y eso solo se puede ver reflejado en el sufrimiento y el crecimiento de los personajes a lo largo de la historia.

Debe ser merecida

Considerando que Rise of Skywalker tiene una batalla final épica donde el universo entero está en peligro, donde el villano es tan poderoso que puede destruir una flota de naves solo con sus dedos, podrías pensar que la dificultad de esta victoria pondría a Rey como una de las heroínas más increíbles de que ha existido… pero ese no es el caso en lo más mínimo.

Eso eso se debe en parte a que Rey no se ganó esta victoria por sus propios méritos. A lo largo de la saga, Rey constantemente obtiene habilidades de la nada, solamente porque es la protagonista de la historia.

Todo se le regala y no obtiene nada por medio de un verdadero esfuerzo o sacrificio. Ese elemento, por sí solo, elimina toda posibilidad de que su victoria final tenga aunque sea una pizca de valor, porque no llegó gracias a un crecimiento en su persona.

Ella ya era perfecta desde el inicio, así que lo sucedido al final es solamente una directa consecuencia de ser la persona más poderosa del universo solo por haber nacido.

Compara eso con las victorias de un personaje como Edward Elric de Full Metal Alchemist, un sujeto que ha perdido su brazo y su pierna tratando de recuperar a su madre muerta.

Él y su hermano pasan por toda clase de situaciones terribles que los obligan a cuestionar su propia perspectiva del mundo, de lo que está bien y lo que está mal.

Edward se transforma radicalmente a lo largo de la historia y, aunque no tenga dentro de sí el poder de todos los alquimistas que han existido, eso le permite obtener los conocimientos y habilidades necesarias para ganar contra todo pronóstico.

Edward se gana a pulso su victoria y por eso te transmite tanto verlo sonreír.

Las victorias tienen más complejidad de lo que crees

Espero que este artículo te haya invitado a ver con una nueva luz la forma en que las historias son capaces de representar las victorias de los participantes del relato y, si eres un escritor aspirante, tomes estos consejos para crear un final maravilloso para tu obra.

Si te gustó este contenido y quisieras leer otros parecidos, ¡no olvides suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Escribir

1 comentario

  1. Sebastián

    Es impresionante la forma tan detallada de analizar cada punto importante de las historias, con una redacción impecable y con ejemplos fáciles de entender. Encontré muchos consejos de escritura muy valiosos en este blog. De verdad, muchas gracias por dedicar parte de tu tiempo en crear y compartir estos análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.