¿Cómo saber si estás sobreanalizando una historia?

Algo que me llama constantemente la atención cuando veo reseñas y críticas de historias en Internet, es lo seguido que el “experto” está sobreanalizando cada detalle de la trama, pero a veces es incluso más llamativo cuando no lo está haciendo, y su audiencia dice que sí.

Es decir, pareciera que no hay una opinión clara sobre la diferencia entre analizar y sobreanalizar una historia, y creo que es importante hacer la distinción, especialmente si llegas a una obra con la intención de aprender algo nuevo y mejorar tu propia escritura.

Para ayudarte a que lo logres, decidí hacer este artículo que te explicará sobre lo que debes saber para evitar sobreanalizar una historia. ¡No te lo pierdas!

¿Cuál es la diferencia entre analizar y sobreanalizar?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Analizar una historia es el proceso por medio del cual te dedicas a identificar los elementos cruciales de la trama y los que están más relacionados con la temática. Se trata de identificar el valor narrativo de cada objeto y la forma en la que fortalece o debilita el conjunto.

Sobrenanalizar, sin embargo, se refiere a darle el mismo peso a los aspectos más insignificantes de la historia y elevarlos, o modificar su significado y meter cosas que no están allí.

Es decir, tratar de explicar por qué Tolkien usó un anillo como símbolo de la maldad es “analizar”; tratar de convencer a todos que los orcos son las víctimas de la historia y los elfos son racistas contra ellos, es “sobreanalizar”.

La diferencia principal es que el ejercicio de analizar busca profundizar en la historia de forma objetiva, evaluando el desempeño artístico y narrativo de los símbolos y la trama; mientras que sobreanalizar es más que nada una razón para quejarse y convertir la historia en aquello que el crítico quiere que sea.

¿Está mal sobreanalizar?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Eso sí, quiero dejar algo muy claro: ¡no tiene nada de malo sobreanalizar una historia!

De hecho, puede ser increíblemente divertido, especialmente con historias que son muy cuidadosas con los detalles y esconden varios datos interesantes entre sus escenas.

Los buenos escritores aprovechan esta curiosidad y la dejan ahí para que los lectores más apasionados las encuentren, y es normal que estos, en consecuencia, interpreten aquello que más se relacione con su visión particular del mundo.

Realmente el problema recae cuando el ejercicio de sobreanalizar se convierte en una vía para criticar una historia pretendiendo que el objetivo es educar a otros sobre la forma correcta de construir historias.

¿Cómo analizar una historia?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Ahora que dejamos eso claro, hablemos un poco de cómo puedes analizar una historia de la forma más objetiva posible. Está claro que siempre habrá un importante factor subjetivo porque, después de todo, a cada quien le gustan historias diferentes, pero lo mejor de utilizar este método es que serás capaz de encontrar elementos valiosos en grandes historias que se salen de tu zona de confort.

Y lo mejor de todo es que analizar una historia es realmente más sencillo de lo que crees. Solamente necesitas hacerte estas preguntas una vez que la acabas. ¡Sigue leyendo!

¿El protagonista tuvo un arco de personaje interesante?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

El arco del personaje principal es, por definición, el más importante de la historia. Si no existió, entonces la obra tenderá a sentirse sin importancia, porque el mensaje y la temática no se sienten reflejados en su protagonista.

En parte es por esto que es tan crucial y difícil escribir buenos protagonistas, y también la razón por la que es tan gratificante encontrar personajes principales que de verdad engrandezcan los méritos de la historia.

¿La trama avanzó de manera orgánica?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Probablemente, este es uno de los elementos que es más fácil confundir con el sobreanálisis, porque hay críticas que están tan cerca de ser sobreanálisis, que muchas veces las confunden.

En el infame video “Shut up about plot holes” (deja de hablar sobre los plot holes) constantemente se mencionan escenas que pueden criticarse si hay un análisis de por medio, al mismo tiempo que se mencionan otras que son producto de un sobreanálisis.

Es decir, está claro que la persona que hizo el video realmente no entiende la diferencia, o no sabe bien cómo determinarla al revisar críticas de terceros.

Por ejemplo, en el video se explica bastante bien que es ridículo preocuparse porque en The Dark Knight Returns Batman logre volver tan rápido de la prisión de Bane a Ciudad Gótica.

Si bien es cierto que, pensando de forma realista, es casi una imposibilidad logística, lo cierto es que mostrar cómo Batman vuelve a Gótica no favorecería en nada la historia. De hecho, alentaría la trama justo en el punto en el que la urgencia y la emoción están en su punto más álgido.

El punto clave del arco del personaje acaba de ser superado, y no hay nada que ganar mostrando la sucesión de escenas para llegar al punto que la audiencia sabe muy bien que llegará. Es por eso que criticar esta escena es un producto del sobreanálisis.

Sin embargo, en el mismo video se menciona que está mal criticar Harrry Potter y el Cáliz de Fuego por lo rebuscado que es el plan de Voldemort, cuando desde el inicio pudo crear un traslador con cualquier objeto y traerlo de vuelta.

Un lector podría ignorar este elemento, pero es válido en un análisis, porque afecta negativamente al villano, ya que lo hace ver como un idiota (cuando se supone que es un genio) y le quita realismo, porque no está pensando como una persona inteligente lo haría.

¿Puedes extraer un mensaje central de la historia?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Se vale que no seas capaz de identificar el mensaje exacto de la historia, pero por lo menos debes tener la sensación de que hay algo más ahí.

Una historia tiene que tener “significado”, de lo contrario, es una pérdida de tiempo y, probablemente, ninguno de sus elementos tuvo verdadero valor.

Es normal que te cueste articular las temáticas más complejas y difíciles, pero las grandes historias siempre lograrán que las entiendas en lo más profundo de tu ser.

¿El villano mejoró el arco del protagonista?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Un villano es bueno siempre en proporción con lo mucho que mejora el arco del protagonista y su lucha interna. Es en parte por esto que Darth Vader es tan icónico, porque desde el inicio hasta el final se encarga de llenar de profundidad y propósito a las acciones de Luke, y es por eso que se siente como una fuerza interesante en la narrativa.

Un villano nunca debería ser una excusa para que el héroe haga actos heroicos, sino para que se enfrente a sus propios demonios y pueda tener un cambio significativo en la historia.

¿Hubo personajes secundarios memorables?

Así como el villano, los personajes secundarios están para fortalecer los símbolos de la narrativa, explorando temáticas relacionadas con la lucha del protagonista y añadiendo argumentos satelitales al conflicto central.

Si esto fue hecho de manera correcta, es muy probable que no te costará nada recordar varios de los personajes secundarios de la historia, y será un reflejo claro de su calidad.

¿Qué emociones sentiste a lo largo del relato?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Una buena historia nos transmitirá muchas cosas y debe hacer que tengamos toda una variedad de emociones danzando por nuestra mente a medida que la trama se expande.

¿Alguna vez has visto una serie de comedia que también tiene la capacidad de hacerte sentir triste? Si es así, seguramente la recuerdas con mucho cariño, y eso se debe en parte a que, para llevarte de un extremo a otro, te hizo experimentar una gran cantidad de emociones, y eso mejoró tu experiencia sensorial e hizo que la trama se transformara en algo capaz de marcarte.

Esto es algo que es muy subjetivo, pero que es importante en el análisis, porque solo así serás capaz de empezar a desmenuzar las escenas más efectivas y los elementos que le dieron su fuerza.

¿Hubo momentos en los que sentiste que la trama no avanzó?

analizar, Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?

Una cosa es una buena historia, y otra cosa muy distinta es contar bien una buena historia.

Si bien es cierto que una trama puede sentirse lenta por culpa de la impaciencia de los lectores, lo cierto es que nunca deberías sentir que no avanza, que no está llevándote a ningún lado.

Esto suele ser producto de una historia mal planificada, donde el escritor improvisaba los acontecimientos con pocas ideas para generar un conflicto orgánico y atrapante.

Si esto sucede, es muy valioso identificar dónde se frenó la trama y qué elemento le ayudó a despegar de nuevo. Eso te dará pistas muy valiosas sobre lo que buscaba el autor y, también, te enseñará a crear grandes historias.

¡Y eso es todo! Ahora estás listo para hacer análisis de tus historias favoritas. No esperes que te salga bien a la primera, ni tampoco creas que tus conclusiones son las correctas. ¡Rebótalas con otras personas y descubre qué identificaron ellas!

Si quieres profundizar más en tu escritura, quizás te guste este artículo sobre cómo construir una temática. ¡No te lo pierdas!

3 Replies to “Analizar o sobreanalizar: ¿cuál es la diferencia?”

  1. Oye JEFS, podrías hablar en tu siguiente blog de un tema muy parecido al aspecto de los personajes, pero esta vez mas interno, quiero decir: PERSONAJES CARISMATICOS.
    hablando sobre un analizis, escuche decir que: la apariencia llama la atención, pero la sustancia es lo que enamora, refiriendose al carisma. Espero tu proxima entrada

    1. ¡Hola, Ikki!

      Haha qué curioso, literalmente, el siguiente artículo que está programado habla justamente de eso. Creo que de hecho lo hice por recomendación tuya. ¡Saldrá mañana! ¡Espero que te guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.