Desarrollo antes que subversión: ¿por qué la construcción es más importante que la sorpresa?

Una de las principales inquietudes que los escritores tienen cuando empiezan a crear sus historias, es la necesidad imperiosa de escribir algo “nuevo”, algo original nunca antes visto por los ojos humanos.

Lograr esto es extremadamente difícil, especialmente porque, aunque logres crear una estética única, los arquetipos narrativos que usarás probablemente no lo sean. Esta realidad hace que muchos autores caigan en la trampa de priorizar la subversión de expectativas en lugar del desarrollo de su obra, llevando todo a un plot twist repentino e inconexo que sorprenda a la audiencia.

Existen muchas razones por las cuales esto es una mala idea, pero aprovecharé este artículo para compartirte las cinco más importantes.

¡No pares de leer!

Los críticos experimentados son difíciles de sorprender de por sí

desarrollo antes que subversión, Desarrollo antes que subversión: ¿por qué la construcción es más importante que la sorpresa?

Si estás apuntando a que tu obra tenga éxito comercial, entonces, para bien o para mal, la opinión de los críticos te debería importar, ya que es uno de los factores más relevantes en el marketing de historias.

Quizás por esto es que la subversión de expectativas es un mal tan común. Los escritores están tratando de sorprender forzosamente a estos individuos con la esperanza de que se queden con una impresión fuerte de su historia, pero esta actitud solo te llevará al fracaso narrativo.

Eso es porque los críticos experimentados son mucho más difíciles de sorprender de lo que crees, precisamente porque han estado expuestos a tantas historias que casi ningún final resulta impensable. A su vez, esta clase de críticos pueden leer las pistas más sutiles de tu historia, y discernir con relativa facilidad hacia donde llevarás la narrativa.

Esto último puede darte miedo, pero la realidad es que eso solo es algo malo si el desarrollo de tu historia es deficiente y los personajes no le otorgan valor a los sucesos de la historia.

Al final del día, si estamos hablando de “buenos críticos”, estamos hablando de personas que no miden una historia simplemente por lo sorpresivo de su final, sino en la forma en que todas las partes de la narrativa se unen para crear algo especial y poderoso.

Salirte de tu camino para crear algo repentino y sorpresivo no engañará a estos críticos, sino que les revelará las fallas en tu desarrollo y los inclinará más a crear una reseña negativa.

Guiarte por la subversión puede romper los símbolos de tu historia

desarrollo antes que subversión, Desarrollo antes que subversión: ¿por qué la construcción es más importante que la sorpresa?

Otro problema de la subversión de expectativas es que es un concepto que gira en torno a ir en contra de las expectativas que tú como autor has creado en la audiencia.

Vamos, esto puede ser muy positivo si se construye bien, pero lograrlo requiere que el escritor maneje a la perfección un balance extremadamente delicado que solo se puede obtener con una inmensa cantidad de experiencia.

Solo hay que ver la gran cantidad de blockbusters millonarios que le pagan a escritores profesionales que resultan incapaces de manejar este elemento; y eso no lo digo como insulto a esos escritores, sino como testimonio de lo tramposa que puede resultar la subversión.

El problema aquí yace en que las expectativas de la audiencia, por lo general, se crean por medio de la creación de símbolos. Ya sabes a qué me refiero, el uso de un romance que empieza como rivalidad, el villano que inicia como un perfecto aliado, etcétera.

Una vez que introduces la idea y creas expectativas, es tan fácil entender cómo romperlas que resistir la tentación es un gran logro de por sí, pero tomar esta ruta puede condenar tu historia si no entiendes cómo ese desenlace afectará los símbolos de tu historia.

Tienes que tener cuidado con eso, porque una expectativa usualmente (no siempre) se crea precisamente porque hay elementos tangibles en la historia que invitan a la audiencia a desarrollarla. Ignorar eso romperá esos momentos en los que marcaste la pauta.

Darle prioridad al desarrollo es darle prioridad a los personajes

desarrollo antes que subversión, Desarrollo antes que subversión: ¿por qué la construcción es más importante que la sorpresa?

Lo peor que puedes hacer es crear una subversión por el simple hecho de crearla. ¿Por qué? Porque esa actitud te lleva a escribir como un niño caprichoso, buscando siempre tu propia satisfacción sin realmente pensar en los elementos más importantes del relato: los personajes.

Recuerda, una vez que la base y los fundamentos están ahí, tu mundo narrativo y los que habitan en él ya no te pertenecen. Debes tratarlos como si tuvieran vida propia, dejarlos que actúen por su cuenta y respondan a su manera antes los obstáculos que la trama les propone.

Lograr esto es crucial para crear buenas historias y, lamentablemente, jamás lo conseguirás si tu prioridad está en la subversión en lugar del desarrollo de la historia.

Aunque descubras que tu historia tiene un solo final posible que hasta un niño de tres años podría adivinar, la subversión jamás debe volverse tu meta principal, porque el desenlace, aunque importante, no es el corazón de tu historia: los personajes lo son.

Si los construyes bien y te dedicas a ellos, te responderán ayudándote a crear algo idiosincrásico que se siente único e inigualable.

Si esto no fuera cierto, entonces historias como El Señor de los Anillos y Avengers Infinity War/Endgame serían iguales a tus ojos, ¡pero no lo son!

La subversión es efímera

desarrollo antes que subversión, Desarrollo antes que subversión: ¿por qué la construcción es más importante que la sorpresa?

Otra trampa muy común de la subversión es que, cuando se la muestras a alguien, lo normal es que su primera reacción sea positiva, alabando lo inesperada que resultó y lo mucho que te diferencia de otras historias similares.

El problema yace en que esta reacción suele ser efímera porque la subversión no está amarrada a los elementos que le dan profundidad y longevidad a una historia: la temática y los símbolos narrativos.

No te confundas. La razón por la que los clásicos son clásicos y la humanidad los sigue leyendo siglos después de su creación, no tiene nada que ver con modas ni tampoco con calidad lírica. Estos pueden ser factores para su divulgación, pero no son la base de su éxito.

Estas historias manejan de una manera tan perfecta los símbolos narrativos y sus respectivas temáticas, que no importa qué tanto las analices jamás llegarás a explorarlas del todo.

Tienen una profundidad inacabable porque todo en ellas está conectado y aumenta el valor de lo que tiene al lado. Eso solo puede conseguirse con un desarrollo profundo y bien pensado, no con una subversión sacada de la manga que solo está diseñada para moverte el tapete, pero sin presentar nada interesante debajo.

¡Y con eso llegamos al final del artículo! Espero que te haya resultado interesante. Si fue así, ¡no olvides dejar tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.